El Real Madrid no consigue superar el muro del Cádiz
@realmadrid

Hay días en los que el balón no entra en la portería por muchos intentos que haya, pero hay otros donde entrar en el área se convierte en una odisea. Este ha sido el caso del Real Madrid frente al Cádiz, donde tras más de noventa minutos atacando se quedó a cero ante un equipo gaditano que hizo valioso el empate inicial y puntúa de nuevo en el Santiago Bernabéu tras treinta años sin hacerlo.

El partido empezó sin mucha chispa, con el Real Madrid dominando la posesión, pero sin apenas oportunidades claras, más allá de un disparo lejano de Fede Valverde que obligó a Ledesma a estirarse para que el balón no se colara por la escuadra. El ataque, muy estancado a la hora de entrar al área, empezaba a consistir en centros de Lucas Vázquez que nunca encontraban rematador.

El Cádiz a la contra

Se pueden decir muchas cosas de Álvaro Cervera, pero jamás que no se mantiene acorde a su plan. Lo tenía para jugar en Madrid, y lo llevó hasta el final con todas las consecuencias. Con un Cádiz que se ha mostrado más débil defensivamente esta temporada, el técnico recuperó a su pareja de centrales titular la pasada campaña, un Juan Cala y un Fali que se mostraron imperiales ante Benzema y compañía.

Ayudados a las mil maravillas estuvieron por Carlos Akapo, que fue la pesadilla de un Vinícius sin mucho brillo. El hispano-ecuatoguineano estuvo atento de todos los balones que pasaban por su zona para anticiparse a ellos. En la otra banda el “Pacha” Espino hacía de todo, como intentar incomodar a la defensa blanca en los últimos minutos con una carrera que cerca estuvo de sacarle mucho provecho.

No cambió la estrategia de Cervera con la lesión en el descanso de su mejor arma, un Choco Lozano que no pudo continuar tras el paso por los vestuarios y que hacía perder al Cádiz muchas posibilidades con su velocidad. En su lugar entró Álvaro Negredo, quien tuvo la más clara en la segunda parte que pudo haberle dado la victoria a los suyos.

Arreón final sin premio

Con todo esto se lanzó el Real Madrid a la portería contraria con el objetivo de ganar un partido que poco a poco se le escapaba entre las manos. Puso toda la carne en el asador Carlo Ancelotti, con la entrada de Jović por Valverde y con el paso de Alaba al lateral izquierdo, sentando a un Mendy que no aporta mucho en los encuentros tan cerrados como este, donde apenas consigue aportar más allá su inquebrantable defensa.

Quien sí estuvo cerca de marcar fue Eden Hazard. Al belga le costó entrar en el partido, pero una vez que lo hizo en la segunda mitad fue uno de los más destacados, con una serie de recursos que provocaron bastante peligro. El delantero, incómodo en la banda derecha, se fue desplazando poco a poco hacia el centro, donde generó bastante para el Real Madrid. La parte negativa vuelve a ser su físico, pues aunque sus piernas tengan mucha calidad, apenas consigue superar rivales en conducción.

Los últimos minutos fueron para Jeremías Ledesma. El argentino decidió que su equipo debía puntuar en el Santiago Bernabéu e hizo todo lo posible para que así fuera, con una serie de intervenciones prodigiosas que frustraron a los atacantes blancos, que no conseguían perforar la portería que defendía. Terminó convertido en el héroe del Cádiz.

Reparto de puntos en el penúltimo partido de la jornada con diferentes lecturas, pues mientras para el Cádiz supone un punto muy importante en su incesante lucha por la salvación, no deja la misma alegría en Madrid el resultado. No ha conseguido el líder de la competición alejarse del Sevilla, a quienes superan por seis puntos tras la victoria sevillista ante el Atlético de Madrid.

VAVEL Logo