Tímidos brotes azules y blancos en el Dépor
VAVEL
¡Qué triste es pensar que, con lo que hemos disfrutado del torneo del K.O. hoy infinidad de deportivistas contestaríamos ante cualquier pregunta relacionada con el paso blanquiazul por esta edición “mira, de la Copa mejor no hablamos”!
 
Pero la actualidad obliga a pasar, aunque sea de puntillas, por el episodio vivido en Guijuelo, donde nos dormirnos en un terreno de juego y nos despertamos viendo en qué fútbol estamos instalados y observando las carencias de una plantilla, agravadas con la lesión del versátil Villares, uno de los mejores y con más llegada.
 
Si se quería tirar la Copa, se les pudo dar una oportunidad a la “Generación de Oro” y a los menos utilizados por Cano… y no arriesgarse a perder a un jugador clave. Era difícil diseñar una Copa tan perjudicial, pero nos hemos superado.
 
¡La Copa ha muerto. Viva la Liga! En ella sí que no podemos fallar y, los titulares al día de hoy, superado el primer cuarto, no son tranquilizadores: “Borja Jiménez, destituido tras siete jornadas” y “El Depor a cinco puntos del Córdoba, lider”… y más cuando aún no nos hemos enfrentado a ninguno de los equipos que optarán con nosotros al ascenso directo: Córdoba, Racing, Alcorcón …
 
A la vista del calendario, intuyo que, como si se tratase de un partido de basquet, todo se resolverá en los compases finales del último cuarto, en el que visitaremos a la práctica totalidad de nuestros más cualificados rivales, antes de visitar Pasarón en una última jornada con un posible encuentro a vida o muerte entre hermanos. .
 
Sin duda Oscar Cano tendrá que capitanear el barco ante una difícil travesía hasta el ascenso y las primeras impresiones que me ha causado el nuevo entrenador, tengo que decir que están enfrentadas. Una mala, pero secundaria, sus extrañas declaraciones, y otra buena, la importante, la búsqueda de un “once” tipo. Veamos.
 
Sus primeras declaraciones fueron muy desafortunadas, quizás derivadas de no darse cuenta lo que significa ser técnico del Deportivo. “El equipo ha estado muy bien, un 10 para los chicos”, decía tras la derrota ante el Castilla… o, después de la ajustada victoria sobre al Sanse, “Me ha gustado lo bien que hemos defendido él área”, cuando el rival había gozado de claras ocasiones que Mackay y los fallos de Arturo y Cía habían evitado… mientras que, quizás para justificar todo lo anterior, consideró injusta la victoria en Algeciras, ante un buen equipo y en un campo muy difícil. Quizás debería pensar más lo que dice y dosificar sus intervenciones.
 
Por el contrario, lejos de los bandazos semanales en las alineaciones de Borja Jiménez, me encanta que Cano busque un 11 tipo, aunque se lo pongan difícil las múltiples lesiones -obligado estudiar los motivos- pero, incluso sin ellas, es posible que no llegue para alcanzar el ascenso, debido a carencias en puestos claves.
 
Oscar Cano debe saber que se le va a juzgar solo por los resultados y por ello debe presionar para que, en enero, se realicen los fichajes necesarios para ser campeones, y, para conseguirlo, es difícil entender cómo se seleccionó a los puntas que suman un gol, aunque tengamos que aplaudirles por su enorme entrega.
 
Dicho esto, debemos destacar que Cano ya ha pedido fichajes, aunque, no lo creo, dice que no sabe en qué puestos. Supongo que sabrá que es imprescindible fichar, al menos, un 9 que “garantice” gol y que su juego de espaldas facilite la salida del equipo en los momentos complicados, como la hacía Miku o como nos hizo Arturo, delantero del Sanse, que le ganó todos los balones largos a nuestra defensa.
 
Y otras preguntas que se hará Cano es por qué Héctor, con otro año de contrato, ha sido despedido e indemnizado, y por qué carecemos de especialistas en bandas y en la “cabeza de área”, salvo Alex, y existe overbooking en otras posiciones.
 
Ya está bien de señalar como único culpable a Borja Jiménez, responsable de muchos fichajes la pasada temporada, pero que todo apunta a que ha sido apartado en ésta a la hora de tomar unas decisiones que son responsabilidad, en lo bueno y en lo malo, de los servicios técnicos del club e infiltrados. Esperemos que, como gran conocedor de la categoría, en enero sea Cano el que decida.
 
Se acerca la hora de tomar decisiones importantes y alguien debería decirle al propietario, al señor Escotet, que el fútbol pasa de ser muy agradecido a ser extremadamente cruel. Abanca debe elegir entre ponerse rojo una vez -pagar si es necesario traspaso por un jugador diferencial del resto- o sonrojarse muchas veces fichando medianías que no mejoran el nivel de lo que tenemos. Existen carencias groseras en algunos puestos y eso se debe solucionar este invierno, si queremos pelear por el primer puesto, porque, no nos olvidemos, el play off es jugar a la ruleta rusa, como hemos comprobado, con todo a favor, la pasada campaña.
 
Quiero que la esperanza rubrique estas líneas que escribo con la misma sinceridad con la que actuaria si fuese yo el que tuviese que tomar esas decisiones, y, en línea con esa franqueza, diré que, tras la llegada de Oscar Cano, en la Liga he percibido tímidos brotes azules y blancos, que se deben confirmar en este final del segundo cuarto, ante los rivales directos por un ascenso, que, más que un objetivo, es una obligación.
 
Pd. Ruego a FIFA que, se apruebe una norma por la que los encuentros de fútbol se disputen a 60’ de tiempo efectivo de juego.
 
Ex-Presidente R.C.Deportivo
VAVEL Logo