Alexander Medina, entrenador del Granada CF, ha valorado el empate que su equipo ha obtenido en el partido contra la UD Almería este domingo en el Nuevo Los Cármenes. El uruguayo ha comentado que la primera parte fue "de locos", jugaron "muy apresurados, con malas decisiones con y sin balón, y el gol del rival lo acrecentó" y estuvieron "muy ansiosos", mientras que en la segunda mejoraron "a través de mejores posicionamientos" con los que tuvieron "ocasiones como para empatar antes incluso". "Ahí sí nos parecimos al equipo que queremos", ha apuntado Medina, que ha señalado también que el vestuario estaba "un poco tocado" porque venían "a ganar" este encuentro.

El técnico uruayo ha lamentado que su equipo no tuviera "el protagonismo" que imaginaron "por lo visto contra el Barcelona y lo entrenado durante la semana". El Cacique ha destacado que corrigieron al descanso y mejoraron "en todos los sentidos" para acercarse al Granada que quieren, pero les faltó "bastante más calma en el primer tiempo para manejar con más inteligencia la ansiedad y tomar mejores decisiones". "Somos seres humanos y a veces nos apresuramos más de la cuenta", ha señalado.

Medina ha indicado que fue por "un tema más futbolístico" por lo que su equipo jugó mal durante la primera parte y que en la segunda cambiaron y debieron empatar "antes incluso en varias jugadas" que crearon, aunque no pudieron. "Ahí estuvimos bravos y tuvimos personalidad. Lo relaciono más con la ansiedad y la responsabilidad que con el carácter, porque el equipo fue otro en el segundo tiempo y estuvo acorde o se asemejó a lo que habíamos visualizado", ha afirmado.

El Cacique ha explicado que su equipo quería "salir con la pelota jugada con tres desde atrás al optar por un diestro en el lugar de Ignasi", pero "su falta se vio reflejada en el juego con balón por su pierna izquierda, con la que suele filtrar buenos balones". El técnico ha dicho que tuvieron "que corregir la segunda y la tercera línea porque hubo un desacople importante para poder evolucionar en el juego" y que hay que "poner las piezas adecuadas para que el juego sea fluido". "En la segunda parte ya lo hicimos de otra forma, más allá de alguna equivocación, y llegamos a portería aunque quedamos expuestos más de una vez", ha remarcado.

El cambio de Gonzalo Villar en la primera parte, Medina lo ha atribuido a la tarjeta amarilla que tenía el futbolista y a que "ya llevaba dos o tres faltas al borde del abismo" y no quería perder un jugador. El uruguayo ha indicado que era "lo que pedía el partido" y ha destacado que tiene "la misma confianza que antes" en el jugador.

En el partido ha habido un penalti anulado al Granada tras la corrección del VAR y Medina ha querido guardarse sus palabras respecto a ello porque ha dicho que es "la quinta vez en seis partidos que el VAR entra en contra" de su equipo. "Betis, Atlético de Madrid, Las Palmas y en este, y contra el Barcelona debió entrar en dos o tres situaciones como en los dos planchazos y en la falta a Callejón en el tercer gol. Los resultados habrían sido diferentes, pero no me quiero explayar más", ha subrayado.

El míster del Granada ha dado las gracias a la afición granadinista por su apoyo "en el recibimiento y durante el partido" y ha señalado que el equipo también tenía "ilusión por ganar y mostró carácter y argumentos" aunque no ha podido lograr el triunfo. Para Medina, el punto de este empate contra el Almería es "positivo en un partido que no fue fácil de encarar" y cree en la permanencia ya que "el equipo hizo muy buenos partidos desde enero", han hecho "diez fichajes" y cree que aún no tuvieron "la oportunidad de juntarlos a todos por distintos motivos como lesiones o sanciones" y dan "la cara pese a las bajas". 

Para Medina, "el equipo sabe a lo que juega y lo importante es mantenerse cerca de ganar, porque veo crecimiento y los jugadores que se van acoplando a la idea, que no es fácil, me genera ilusión. Nos sorprendieron los primeros 45 minutos porque pensábamos que el equipo se iba a comportar de otra forma, pero vamos a recuperar jugadores y otros ganarán entrenamientos. Creo que el equipo tiene con qué ilusionarse, más allá de que esta vez queríamos ganar todos". 

El preparador del conjunto granadino ha apuntado que hay que "seguir luchando" y ha remarcado que es "la tercera jornada que se puntúa y el equipo está vivo porque va a competir". Medina no tiene "duda de que esta es la línea", aunque no se vayan "conformes", sobre todo con los primeros 45 minutos. El uruguayo ha indicado que tenían "la oportunidad" de acercarse al corte con la permanencia "recortando tres puntos" y al final han recortado uno. Medina ha apuntado que tienen que "insistir y seguir mejorando para ganar al Valencia". El técnico ve al equipo "evolucionando", aunque tenía "una responsabilidad importante" en este partido, y ha indicado que seguirá "insistiendo no solo en el juego, sino en la tranquilidad que hay que tener para jugar a fútbol", porque "hay que tener corazón, pero sobre todo cabeza".