El Atleti se lleva la Audi Cup

El conjunto de Simeone ganó la final del prestigioso torneo de verano tras superar al Liverpool en la tanda de penalties.

El Atleti se lleva la Audi Cup
El Atleti, campeón de la Audi Cup 2017 (FOTO: Atletico de Madrid/Ángel Gutierrez)
Liverpool
1 1
Atlético de Madrid
Liverpool: Ward; Flanagan (Matip, min. 45), Gomez, Klavan, Milner (Kent, min. 45); Can (Robertson, min.45), Wijnaldum (Ejaria, min.63), Lallana (Henderson, min.45); Woodburn (Grujic, min.45), Mané (Firmino, min.45) y Solanke (Origi, min.63)
Atlético de Madrid: Moyá; Vrsaljko (Juanfran, min.73), Giménez, Lucas, Sergi (Filipe, min.59); Kranevitter (Savic, min.73), Augusto (Gabi, min.59), Thomas (Gaitán, min.73), Keidi (Griezmann, min.59) ; Correa (Amath, min.73) y Vietto (Torres, min.73)
MARCADOR: 0-1, min. 33, Keidi. 1-1, min. 82, Firmino.
ÁRBITRO: Felix Brych (ALE). Amonestaciones: Mané (min. 22), Milner (min. 25), Gomez (min. 45), Sergi (min. 57), Klavan (min.64)
INCIDENCIAS: Final de la Audi Cup, celebrada en el Allianz Arena de Múnich (Alemania).

El Atlético de Madrid se llevó la Audi Cup en su 3º partido de pretemporada tras imponerse a un correcto Liverpool. El partido se resolvió en la tanda de penalties, tras quedar empatados a uno en los 90 minutos reglamentarios.

Los onces presentados por ambos equipos estaban repletos de los jugadores menos habituales y les serviría para cargar las piernas en un duelo muy interesante. El conjunto de Simeone empezó fuerte, con unos primeros 15 minutos de intensa presión y sin regalar la pelota (algo que no se vio en los partidos contra el Toluca y Nápoles). Los de Klopp tardaron más en entrar en la dinámica del juego, pero pronto empezaron a hilar jugadas. Las jugadas más peligrosas llegaron tras una serie de imprecisiones, pero no conseguían inquietar a los metas. Hasta que pasado el minuto 30 Augusto filtró un preciso balón a la banda para que Vrsaljko, de primeras, pusiera un centro magnífico al corazón del área. Correa remató, pero el meta red (con la ayuda del larguero) consiguió desviar la pelota, cayendo al corazón del área donde esperaba un Keidi para empujarla a placer. Gol muy celebrado por el canterano albanés, que está consiguiendo convencer a Simeone para que cuente con él esta temporada.

Con esto se llegó al final de la primera mitad. Buenos minutos de los teóricos suplentes, destacando un Vietto con ganas y un Augusto que confirma estar de vuelta. La segunda parte empezaría con un carrusel de cambios por parte del Liverpool. Jugadores de la talla de Firmino o Henderson entrarían para conseguir el empate. Por parte de los rojiblancos los cambios no se harían esperar. En el minuto 59 entraron Filipe, Gabi y Griezmann para aportar galones en el campo y dar control a los rojiblancos, pero no lo consiguieron. Los de Klopp se veían cada vez más superiores y, tras otra ronda de cambios de la escuadra madrileña, llegaría el empate. Un penalti dudoso cometido por Gabi a Origi permitiría a Firmino poner el 1-1 en el marcador, en el que Moyá poco pudo hacer tras un correcto partido. Los 90 minutos reglamentarios acabaron con empate a 1, y como hecho más destacable el reencuentro de Torres contra su ex-equipo, donde vivió su época más certera como delantero y se consagró como uno de los mejores jugadores del mundo.

Partido que se resolvió en penaltis

Tras acabar los 90 minutos no habría prorroga y se pasaría directamente a los penaltis, una de las tareas pendientes de Simeone las últimas temporadas. Los teóricos titulares de ambos equipos se verían las caras en la tanda para ver quien se proclamaba campeón del torneo pero con la novedad de ambos porteros.

Los lanzadores de ambos equipos serían: Griezmann, Torres, Gabi, Gaitán y Filipe por parte del Atleti y Firmino (que había anotado minutos atrás desde el punto de penalti), Henderson, Origi, Kent y Grujic por parte del Pool.

Empezó a chutar el Liverpool y en la primera ronda marcaron ambos equipos. Moyá consiguió parar, con la ayuda del pie, el penalti a Henderson. A partir de aquí todos los lanzadores consiguieron meter y el decisivo sería trabajo para Filipe Luis. Cogió carrerilla y entró por la derecha de Ward.

El Atletico se proclamaba campeón de una bonita Audi Cup en la que ya se enfrentó en semis contra el Nápoles y en la que confirma seguir en forma para pelear con los mejores de Europa un año más.