Haciendo historia

Por primera vez el Villarreal vence en el estadio Santiago Bernabéu (0-1), después de cinco empates y 13 derrotas en sus 18 visitas al feudo blanco.

Haciendo historia
Partido Real Madrid-Villarreal | Foto: Daniel Nieto (VAVEL)

Victoria histórica. El Villarreal ha conseguido ahuyentar a sus fantasmas, después de 18 temporadas en Primera División, el submarino amarillo vence al Real Madrid en el estadio Santiago Bernabéu. Tras 18 visitas al feudo blanco, el equipo “groguet” había cosechado cinco empates y 13 derrotas. Pero la historia ha cambiado, la maravillosa vaselina con el pie izquierdo de Pablo Fornals, ha puesto el punto álcido a un memorable partido del conjunto dirigido por Javi Calleja. El gol en el minuto 87 del jugador castellonense deja al Villarreal a un punto del Real Madrid (con un partido menos), y momentáneamente en quinta posición, a la espera de lo que haga el Sevilla contra el Alavés.

El tanto es una obra de arte para enmarcar, y el resultado y fruto de una contra de libro. Tras un córner lanzado por los madridistas, Cheryshev se encargó de dirigir y asistir a Ünal, que disparó de primeras. Keylor Navas muy atento repelió el balón, pero ese rechace cayó a la magistral pierna izquierda de Fornals que anotó sin que le temblara el pulso.

Un día para el recuerdo. 13 de enero de 2018 será una fecha marcada en el libro del club amarillo. Y parece que el número de la mala suerte le funciona al conjunto “groguet”, ya que curiosamente también en 13 lograron su primera victoria contra el Barça en el Camp Nou (13-12-1998).

El Villarreal ha vivido parte de su ilustre historia en el coliseo blanco, por lo que es muy interesante y hasta llamativo retroceder al 1970. En este año el submarino amarillo consiguió su primer ascenso a Segunda División, y lo logró curiosamente en el Santiago Bernabéu contra el Bilbao Athletic. También muy anecdótica fue la victoria por goleada al Castilla en 1995. El filial madridista disputó contra el Villarreal este encuentro de la categoría de plata en el viejo Chamartín. Tras esta victoria, el equipo amarillo se situó en una muy buena posición en la tabla, aunque no conseguiría el ansiado ascenso hasta el 1998.