Seis gimnastas españoles buscan la gloria en la Copa del Mundo
Gimnastas españoles de la expedición a la Copa del Mundo posan en el CAR. Foto: rfegimnasia.es

Una etapa finalizada equivale al inicio de otra. Eso es lo que busca la gimnasia artística, dando el pistoletazo de salida a la temporada de élite tras los Juegos Olímpicos. Cottbus acoge la primera prueba de las ocho que forman parte de la Copa del Mundo, y que reúne a los mejores del mundo en una competición por aparatos aunque en esta ocasión, tras la cita olímpica, habrá ausencias muy sensibles. Un deporte total pero muy falto de atención mediática fuera de los Juegos Olímpicos, y mucho más en España.

La falta de figuras de renombre tras la retirada de Gervasio Deferr, ha dejado un vacío en España y una sensación de desasosiego a la que no contribuyen a eliminar las instituciones políticas y deportivas, que tienen a la gimnasia en una situación de abandono en lo que a divulgación y ayudas a los más jóvenes se refiere. Es difícil encontrar niños que quieran dedicarse a un deporte tan sacrificado, y poco atractivo si no se lleva a cabo un lavado de cara y revalorización del mismo mediante proyecto integral y estratégico de actuaciones y comunicación.

Es por ello por lo que los seis deportistas nacionales que se desplazarán a Cottbus a competir, ostentan la condición de pioneros y salmones que nadan contracorriente. Ray Zapata y Alberto Tallón serán de la partida en suelo; Andrés Martín y Joel Plata en caballo con arcos; Tallón y Néstor Abad en anillas; Zapata y Adrià Vera en salto; Martín y Plata en paralelas; y Vera y Abad en barra. 

Especialmente decepcionante fue el resultado cosechado por Ray Zapata en los Juegos Olímpicos que llegaba con la vitola de candidato a todo tras su bronce en el Mundial. Sin embargo, el español no rindió a su nivel y fue eliminado en la fase clasificatoria. El otro gimnasta nacional presente en Río de Janeiro fue Néstor Abad, que terminó en el puesto 31 del concurso completo olímpico.

La Copa del Mundo finalizará en marzo de 2018 en Doha, por lo que será una prueba de resistencia mental y física para todos los gimnastas, que habrán de demostrar su regularidad. Los tres mejores resultados de cada participante decidirán el ganador de la Copa en cada aparato, que se llevará 5.000 francos suizos de premio.

VAVEL Logo