WWE quiere nuevas llegadas
Foto:WWE.com

Todos o casi todos los años se da una aparición sorpresa para el Royal Rumble, la llegada de un nuevo luchador que sale de la escena independiente o el regreso de un luchador de la compañía que se encontraba fuera por lesión. Para que se dé la llegada de un luchador independiente la compañía tiene que entrar en negociaciones con antelación. Esto complica que la posible sorpresa para los aficionados del debut de no llegue a tanto, pues normalmente se filtran con que luchadores se negocia.

Este año han sido varios los nombres que han salido a la luz como que están negociando o que la WWE está tratando de conseguir si ingreso en el roster de la compañía.

El nombre más sonado es el de Ricochet. El luchador, que consiguió en 2011 el premio a mejor luchador aéreo del mundo, dejo a mediados de octubre NJPW tras perder los campeonatos de parejas Jr. Heavyweight, además para estas fechas anunció que no formaría parte de la cuarta temporada de Lucha Underground, donde trabajaba con el nombre de Prince Puma. Estas noticias, unidas a que el propio luchador habría rechazado apariciones en empresas independientes en enero, acercaron a Ricochet a la WWE, sin embargo, parece que los rumores se han calmado en las últimas semanas. El luchador americano a través de Twitter afirmó la semana pasada que iba a ser campeón de PWG durante mucho tiempo.

Otro de los nombres que ha sonado para unirse a la compañía de Vince McMahon es el de Eddie Edwards. El excampeón mundial de Impact Wrestling acaba su contrato en febrero con la compañía y todo apunta que no renovara con la compañía debido a la forma de contratación que quiere llevar esta. Con su futuro en el aire, la WWE quiere la llegada de Edwards sin embargo esta no llegaría hasta febrero, por lo que a no ser que rescindiese el contrato con Impacto, no aparecería en Royal Rumble.

Fichajes confirmados

En las últimas semanas se han confirmado hasta tres fichajes por parte de la WWE. La compañía americana confirmo dos de ellos durante la última gira. Shadia Bseiso y Nasser Alruwayeh firmaron sus contratos con la compañía en Abu Dhabi convirtiéndose en luchadores de la empresa. Bseiso de esta forma se convierte en la primera mujer de oriente medio en formar parte de la WWE, mientras que Alruwayeh es el primer wrestler de origen kuwaití en firmar por la WWE. Ambos entrenaran en el Performance Center antes de aparecer en televisión y en los lives shows.

A estas dos llegadas, se les suma una ya rumoreada desde hace tiempo, la cual se confirmó en el último programa de NXT, la de Shayna Baszler. La finalista del Mae Young Classic aparecerá en NXT tal y como se confirmó en la noche de ayer, aunque no se sabe cuál será la fecha de su debut. 

VAVEL Logo