El BM Alarcos hace añicos al colista
El BM Alarcos hace añicos al colista. Foto: Borja MG (VAVEL España).

Regresaba la liga al Quijote Arena tras el parón invernal.
Un parón que dejó a Ciudad Real un mes sin balonmano y que volvía antes de tiempo debido a la convocatoria de Toni Sarió, jugador del Ikasa Madrid, por la selección española junior para disputar el Cuatro Naciones por lo que el partido en lugar del día 13 de enero se pospuso al martes, día en el cual el pabellón Francisco Fernández Ochoa no estaba disponible lo que propició, tras el acuerdo de ambos clubes, que el encuentro se jugara en el feudo alarquista.


Javi Márquez declaraba en rueda de prensa que el parón había servido para recuperar a jugadores lesionados como Fran VidalJulián Granados continúa siendo baja aunque “está empezando a participar en los entrenamientos con el grupo”.

Apuntaba Márquez la importancia de estos tres partidos seguidos jugando como locales, donde el equipo se ha mostrado más fuerte en esta campaña.


Con los dos puntos conseguidos hoy, el BM Alarcos iguala el registro de la primera vuelta en las dos últimas campañas, a falta, eso sí, de un partido, el del próximo sábado frente al RGC Covadonga.

Comienzo lanzado

Los dos equipos dejaron claro que querían correr y los goles llegaron con relativa facilidad en ambas porterías en los primeros minutos.
La defensa del Alarcos iba cogiendo ritmo, pero varios errores en impedían que el marcador se abriera en favor de los de casa que tenían a Vicente Poveda como mejor arma en el ataque posicional.

En el ecuador de la primera parte Javier Martín Sanz, entrenador visitante, se vio obligado a pedir tiempo muerto. Sus jugadores no encontraban huecos en la defensa local. Pero la cosa no mejoró para ellos.

Gran nivel local

El Alarcos estaba dando su versión buena, la de casa, con seriedad defensiva y eficacia en ataque.

El resultado al final de los primeros 30 minutos fue 17-10.

El intercambio de golpes en el inicio de la segunda parte no suponía ningún problema para los manchegos, que solo tenía que esperar su momento para rematar el partido.

Pasaban los minutos y el partido seguía por los mismos derroteros ya con un intercambio de goles claro y dos equipos esperando que llegara el final. Y llegó con un claro 31-21.

VAVEL Logo