Detalles del 'trade' de Brandin Cooks
Foto: therams.com

Los Rams tienen un nuevo receptor en Brandin Cooks. El hombre formado en la Universidad de Oregon State ha sido intercambiado por los Patriots para llegar así a Los Angeles. El equipo conducido por Sean McVay recibe al receptor que también supo vestir la camiseta los Saints más una selección de cuarta ronda (pick 136), y los Patriots reciben el pick 23 en la primera ronda y uno en la sexta (198). 

La pregunta en boca de todos es la siguiente: ¿quién ganó con este intercambio? Las realidades son muy diferentes, pero se puede decir que ambos equipos han ganado mucho con este trade, tal vez el más importante de la última semana. 

¿Qué ganan los Patriots? Teniendo en cuenta la habilidad de encontrar talento que tiene la oficina de New England, los dirigidos por Bellichick tienen dos selecciones de primera ronda para aprovechar el gran talento que hay en este Draft. 

La gran discusión será ahora quienes serán los dos jugadores que se vayan en el pick 23 y 31 respectivamente. Una de las versiones que estuvo circulando en las últimas horas es que New England canjearía estas dos selecciones por meterse entre los primeros diez picks, y así draftear a su QB del futuro. No es una versión descabellada, teniendo en cuenta que Brady cumplirá 41 años en agosto. La última vez que el equipo emplazado en Boston tuvo dos picks en la primera ronda (2012), el equipo seleccionó a Chandler Jones, cumplidor ala defensiva que lleva ya dos años en Arizona tras tener buenas temporadas en Foxborough, y D'onta Hightower, quien hoy por hoy continúa en la franquicia, a pesar de perderse parte de la temporada pasada por lesión. 

Con Gronkowski con un futuro inconcluso, las armas que tiene el QB Tom Brady antes del Draft (donde seguramente tratarán de conseguir talento joven) son el RB Rex Burkhead, el TE Dwayne Allen y los receptores Edelman, Patterson, Hogan y Dorsett. No precisamente un ataque de locos. 

Entonces, ¿por qué los Patriots intercambian a su mejor receptor? Las dos teorías más acertadas serían simplemente porque el equipo no iba a poder pagarle a Cooks después de que finalizase su contrato de novato (al final de la temporada), y la segunda es que la franquicia está acostumbrada a cambiar jugadores antes de que tener que pagarle millonadas porque se vence su contrato de novato. 

Los números que no cierran en Foxborough cierran en Los Ángeles. Los Rams por ahora mantendrán su contrato con algunos agregados que harán que Cooks gane este año algo más de $8,000,000. Pero el equipo de Sean McVay está negociando con el jugador y su agente por un contrato multianual que subiría bastante la suma. 

Les Snead ha sido tajante en sus decisiones como General Manager del equipo los últimos tiempos: con las decisiones que tomó en la ofensiva el año pasado y la renovación de la secundaria o la contratación de Suh este mes. Los Rams ganan con Cooks a un receptor capaz de reemplazar e incluso superar la producción de Sammy Watkins, quien partió a los Chiefs. El producto de Oregon State es uno de los tres únicos receptores (para poner en perspectiva la estadística, los otros dos son Larry Fitzgerald y Antonio Brown) en superar las 1000 yardas aéreas en tres de las últimas cuatro temporadas. Los Rams se han armado un equipo muy talentoso, tal vez el más completo de punta a punta en toda la liga. 

Entonces, como conclusión final, no hay un ganador o un perdedor en este intercambio. No al menos desde los papeles. El correr de la temporada nos dirá si Bill Bellichick volvió a hacer una de sus jugadas mágicas o si la juventud y la audacia de Les Snead levantarán el Super Bowl 53. 

VAVEL Logo