La excelente generación de mariscal de campo que dio el Draft 2004
Manning, Roethlisberger y Rivers (foto NFL)

El Draft 2004 de la NFL estará siempre marcado por haber sido un draft en la cual en los primeros picks de la primera ronda del mismo se eligieron tres excelentes mariscales de campo y futuros “salón de la fama” como lo son Eli Manning, Philip Rivers y Ben Roethlisberger

En el pick número 1 de todo el Draft San Diego Chargers seleccionó al mariscal de campo de la Universidad de Ole Miss,  Eli Manning, hermano del gran mariscal de Indianápolis Colts (en ese entonces) Peyton Manning e hijo del reconocido mariscal de campo de la década del 70 como lo fue Archie Manning.

En el pick número  4, New York Giants draftearón  al mariscal de la Universidad de North Carolina State, Philip Rivers.

Inmediatamente luego de esta elección San Diego (ahora son Los Angeles Chargers) y New York intercambiaron sus elecciones y Phillps Rivers pasó a ser Cargador de San  Diego y Eli Manning pasó a ser Gigante de Nueva York

Finalmente en la posición número 11 también de la primera ronda, los Steelers de Pittsburg escogieron al mariscal de la Universidad de Miami Ohio, Ben Roethlisberger.

Ahora bien, nos pondremos a analizar las estadísticas individuales de estos grandes mariscales, sus logros más significativos y dado este análisis poder determinar quién fue el mejor mariscal de la camada.

Eli Manning

Su año de novato estuvo plagado de errores y muchas derrotas. En ese 2004 se pensaba que iba a ser un año de desarrollo y que iba a ser suplente de un mariscal consagrado como lo era Kurt Warner. Pero tan buenos eran sus entrenamientos antes de comenzada la temporada que finalmente entrenador en jefe de ese entonces, Tom Coughlin decidió que sea el mariscal titular de los Gigantes. Igualmente como dije anteriormente fue una muy mala temporada donde participó en nueve juegos de los cuales titularizo 7 encuentros y solamente pudo lograr un triunfo.

A partir del 2005 sus números y en especial su juego empezaron a mejorar de forma exponencial. Tal fue así que desde ese año hasta la actualidad (2018) Eli Manning fue el mariscal titular en todos los partidos de New York

En total en su vida, Manning participó de 216 juegos y en 214 fue el mariscal abridor. Solamente en dos partidos en su año de novato fue suplente. Esta cantidad juego titularizados un record en la franquicia neoyorquina.

En el 2007 fue su primer gran logro. Llevó a los Gigantes de Nueva York a ganar el Super Bowl. De manera sorpresiva derrotaron a los Patriotas de Nueva Inglaterra 17-14 en los últimos segundos dejando a los perderos sin temporada invicta (hasta ese partido el equipo comandado por Tom Brady había ganado todos sus juegos). En ese juego Manning fue nombrado jugador más valioso del partido

En el  año 2011 los Gigantes nuevamente fueron ganadores de un Super Bowl, y otra vez los vencidos fueron los Patriotas de Nueva Inglaterra. En este caso New York los venció por 21-17. Al igual que en el Super Bowl anterior, Manning fue elegido como jugador más valioso de esa final.

También en ese año fue elegido a participar en el juego de las estrellas de la NFL.  En cuanto a las estadísticas en ese año concluyó  con 4933 yardas aéreas, esa cantidad de yardas es un record histórico en su extensa carrera, y realizó  29 anotaciones. Asimismo en ese año,  logro 3 records históricos en la NFL, efectuó el pase más largo de la historia para anotación (99 yardas), ejecutó ocho drives ganadores en el último cuarto y en la postemporadas de ese año lanzó para 1219 yardas aéreas

Hay que decir que ambos años que ganaron el Super Bowl, además de Eli Manning,  los Gigantes tenían excelentes defensivas que era la principal razón de estos logros.

El 2015 fue su mejor año a nivel personal. Esa temporada culmino con 4436 yardas áreas, completo el 60% de sus pases,  hizo 35 anotaciones y un rating de mariscal de campo de 93,6. Estas dos últimas estadísticas son record históricos en su carrera. Ese año además fue nombrado al juego de las estrellas.

En cuanto a su carrera, Manning obtuvó 51682 yardas aéreas, realizó 339 anotaciones y 228 intercepciones, y completo el 60% de sus pases. Tanto la cantidad de yardas aéreas  como las anotaciones son record de la franquicia y muy difícil que sean superadas. 

Ademas fue nombrado para el partido de las estrellas en 4 ocasiones (2008-2011-2012-2015).

Phillip Rivers

En los dos primeros años de su carrera Rivers prácticamente no piso el campo de juego. Era el mariscal de reserva de Drew Bress.

Con la partida de Brees a Nueva Orleans a principios del año 2006, Rivers se adueñó para siempre de la posición de mariscal de campo de San Diego. Desde ese año y hasta el día de la fecha fue el mariscal titular en todos los juegos  de la franquicia. Ya son 196 los cotejos que juega de manera ininterrumpida Rivers, record histórico de la franquicia.

Ya en su primer año como titular demostró su gran potencia en el brazo. Culminó con de más 3300 yardas de pase y 22 anotaciones. Ese año llevo a San Diego a la postemporada gracias a  un record de 14 ganados y 2 perdidos. En esos playoff perdieron en el partido de comodines con los Patriotas.

 En su primer año como QB titular, Rivers fue seleccionado para el partido de las estrellas.

El segundo año como titular (año 2007) fue el mejor año de su carrera a nivel colectivo. Llegaron hasta la final de conferencia donde perdieron 21-12 con los hasta ese momento invictos, New Englands Patriots. En cuanto a estadísticas sus números fueron muy parecidos al año anterior. Finalizó con 3252 yardas de pase y 22 anotaciones. Al igual que en la temporada anterior Rivers fue elegido para el partido de las estrellas

Sus mejores años a nivel individual fueron los años 2008, 2010.

En año 2008 lidero toda la NFL en rating de mariscal de campo 105,5 y fue el mariscal de campo que efectuó más anotaciones en toda la liga con 34 anotaciones.

En 2010 lidero la NFL en yardas aéreas con 4710 yardas aéreas y efectuó 30 anotaciones. Igualmente esta cantidad de yardas no es su record personal ya que en la temporada 2015 culmino con 4792 yardas.

En ambas temporadas fue seleccionado para participar en el partido de las estrellas.

En su extensa carrera Rivers produjo 50348 yardas aéreas, 342 anotaciones, 166 intercepciones, completo el 64% de sus pases y tiene un promedio de 94,7 de rating de mariscal de campo.  Además ganó 106 juegos. Todos estos números son records de la franquicia californiana.

Asimismo fue elegido para el partido de las estrellas en siete ocasiones (2006-2008-2010-2011-2013-2016 y 2017)

El gran problema para Rivers fue que jamás lo acompaño una defensa que le permite poder llegar a jugar un Super Bowl. San Diego siempre tenía excelentes ofensivas, pero su defensa siempre permitía muchos puntos en contra.

Ben Roethlisberger

En su primer año en la NFL, la idea de los acereros es que Roethlisberger fuese suplente del mariscal Tommy Maddox. Las malas actuaciones de este  mariscal  tuvieron como consecuencia que en el entrenador en jefe Bill Cowher decidiera que “Big Ben” sea el mariscal abridor. Y vaya que gran decisión fue. En su temporada de novato, no perdió ningún partido de temporada. Record histórico en la NFL. Participo en trece juegos de los cuales ganó todos. Durante esos trece juegos Roethlisberger totalizó 2621 yardas aéreas, 17 anotaciones y completo el 66% de los pases efectuados.  Gracias a todo esto, Roethlisberger fue premiado como el mejor novato ofensivo de la toda la NFL.

Lamentablemente para los Steelers ese año no pudo culminar como hubiesen querido porque perdieron en la final de conferencia 41-27 contra los Patriots de New England.

En 2005, Roethlisberger consiguió su primer anillo de Super Bowl. En esa final vencieron 21-10 a Seattle Seahawks. En ese año participó en 12 juegos (falto 4 por lesión) con números similares al año anterior. Lanzó para 2385 yardas con 17 anotaciones.

En sus primeros años como titular, los Steelers tenían un esquema de juego netamente terrestre y por eso sus no tenía grandes números.  Igualmente, cuando eran los momentos que había lanzar  realizaba los pases con una precisión y con una frialdad increíble para ser un joven mariscal.

En el año 2008, Pittsburgh liderados por Roethlisberger consiguieron nuevamente un anillo de campeón. En la final derrotaron 27-23 a los Arizona Cardinals.  Esa final será muy recordada por el excelente pase de anotación de Roethlisberger y aun mejor recepción de Santonio Holmes faltando muy poco para finalizar el encuentro y con el resultado 23-20 perdiendo.

En el 2010 nuevamente llevó a los Steelers al Super Tazón, pero esta vez a pesar de ser el candidato a ganarlo sucumbieron 31-25 contra Aaron Rodgers y sus Green Bay Packers.  En ese año logro otro record personal. Fue el año que menos intercepciones lanzó con solo 5.

En términos estadísticos su mejor año fue en la temporada 2014. En ese año lideró la NFL en yardas aéreas con 4952,  concluyó con 32 anotaciones y solo 9 intercepciones, completó el 67% de sus pases y finalizo con un rating de mariscal de 103.3. Números sensacionales para este excelente mariscal. Además de esto, fue elegido para participar en el juego de las estrellas.

En su carrera, Roethlisberger tiene 51065 yardas por aire, realizo 329 anotaciones, le interceptaron 174 ocasiones completo el 64% de sus pases y el rating de mariscal de campo es 94.  Todos estos números son record de la mítica franquicia.

Además en la NFL, tiene records muy difícil de pasar. Estos son que es el único mariscal de toda la NFL con más partidos de 500 yardas aéreas con tres y además es el único mariscal que en dos partidos consecutivos realizo 6 anotaciones en cada encuentro.

También gracias a sus grandes temporadas fue seleccionado 7 veces para el juego de los estrellas (2007-2011-2014-2015-2016-2017)

Las estadísticas de los tres jugadores, además de demostrar  que han efectuado una extensa y excelente carrera, muestran una gran paridad entre ellos. Sería muy injusto decir quien fue mejor o peor porque ya hay uno estaría hablando según sus gustos personales y no de situaciones reales. No obstante, la gran diferencia entre los jugadores es que tanto Manning como Roethlisberger obtuvieron dos anillos de campeón y Rivers ninguno. Pero bien se sabe, el futbol americano es el deporte en conjunto por excelencia, y para salir campeón, debes tener un sólido equipo en todos los aspectos de juego y lamentablemente para Rivers,  sus defensivas dejaban mucho que desear en algunos años. A Manning y Roethlisberger lo han acompañado siempre excelentes defensas que muchas veces eran las responsables de ganar los partidos cuando las ofensivas no funcionaban. 

VAVEL Logo