Dudas en la portería de los  St. Louis Blues
Dudas en la portería de los  St.Louis Blues

Dudas en la portería de los  St. Louis Blues

Quien atajara la próxima temporada Hutton o Allen?

francisco-mirabile
Francisco Mirabile

A veces podría parecer que los St. Louis Blues tenían dudas continuadas sobre su estabilidad en la red. Al fichar a Jake Allen por un contrato de cuatro años y $ 17.4 millones hace poco más de dos años, los Blues esperaban que finalmente tuvieran un verdadero portero Nº 1 después de rebotar de Jaroslav Halak a Ryan Miller y Brian Elliott . Incluso le dieron a Martin Brodeur una breve oportunidad durante los juegos del crepúsculo de su carrera.

En cambio, Allen ha caminado por la inestabilidad, hasta el punto de que, por poco tiempo, perdió el puesto titular de 2017-18 ante Carter Hutton .

Curiosamente, ambos porteros esperan volver a un nivel mejor durante el próximo curso. La transición de Hutton a Chad Johnson fue desastrosa sobre el papel juzgando solamente a los netminders por sus números de 2017-18, pero la imagen más amplia argumenta que Johnson puede ser uno de los respaldos más confiables. A pesar de un horrendo porcentaje de paradas de .891 desde la temporada pasada, Johnson todavía tiene un promedio de porcentaje de salvamentos de .910 en lo que ha su carrera se refiere

No se puede pedir mucho más que eso con tu N ° 2, los Blues se perdieron los Playoffs de la Stanley Cup de 2018, incluso después de que Hutton jugó como un gran 'abridor' durante los últimos partidos de la temporada pasada. En pocas palabras, los Blues necesitan más de Allen.

factores que pueden afectar a Allen

Hasta cierto punto, el joven de 27 años (que cumple 28 años el 7 de agosto) es quién es. Allen ya tiene 219 juegos de temporada regular y 22 de postemporada en su haber. Su porcentaje de paradas es de .913, bastante mediocre, por lo que existe el temor de que los Blues tengan que sustituir a Allen en más de unas pocas ocasiones.
Dicho eso, generó un porcentaje de 'guardado' de .920 en 47 juegos en 2015-16, y un trabajo sólido durante la postemporada 2016-17, números que demuestran que Allen tiene un techo más alto de lo que muchos podrían suponer.
Sin duda, el curso 2017-18 de Allen fue pésimo, ya que marcó 27-25-3 con un porcentaje de salvamento de .906 , cifra muy baja para un portero que tiene que ser el titular.

Con frecuencia es aconsejable cavar un poco más profundo para tratar de descubrir por qué un portero podría tener problemas. En el caso de Allen la temporada pasada, todo se redujo a situaciones de equipos especiales. Si bien se jactó de un porcentaje de 'ahorro' prácticamente idéntico al de 2017-18 (.919) en comparación con 2016-17 (.918), su porcentaje de paradas se desplomó desde un máximo en su carrera de .901 a un mínimo de por vida de .834.

Hay una preocupación real con algunos porteros que simplemente no pueden cortar en situaciones PK, ya sea que se deba a un movimiento lateral cuestionable, a dificultades para ver alrededor de las pantallas o a cualquier cantidad de explicaciones. Incluso después de considerar esas preocupaciones a largo plazo, es reconfortante darse cuenta de que la temporada pasada podría ser sólo una aberración.

Los Blues no están muy atrás del ranking de mejoras como los Maple Leafs cuando se trata de mejorar durante la temporada baja. Una de las delicias de sus audaces movimientos para tratar de competir es que consiguieron un jugador de dos vías candidato al trofeo Selke en Ryan O'Reilly .
Algunas buenas y malas noticias son que los Blues generalmente siguieron la tradición de jugar una defensa fuerte y acaparar el disco la temporada pasada. Con una fuerza igual, permitieron la quinta menor cantidad de posibilidades de "alto peligro", de acuerdo con Natural Stat Trick .

El lado positivo es que la estructura podría darle a Allen la oportunidad de disfrutar de un rejuvenecimiento. La toma menos optimista es que Allen ha tenido dificultades a veces incluso con un equipo robusto frente a él.

Depende de Allen más que cualquier otra persona revertir esos malos números de PK, o al menos eso parece en papel

El gerente general de los Blues, Doug Armstrong, hizo bastantes movimientos que podrían llevar a creer que St. Louis se estaría moviendo bien.  Una decepción más podría costar le el trabajo, al menos saldría con una 'explosión' haciendo algunos retoques atractivos.

En última instancia, su trabajo y el destino de los Blues probablemente caigan sobre los hombros de Allen. La mejora parece plausible, sin embargo, tendremos que esperar y ver si mejorará lo suficiente como para permitir que los Blues aprovechen todas las armas que agregaron este verano.

VAVEL Logo