Predicciones
NFL VAVEL 2019
Fotomontaje VAVEL

Predicciones NFL VAVEL 2019

El equipo de NFL VAVEL se dio la tarea de analizar lo que sucederá durante los próximos seis meses en la temporada 100 de la National Football League.

adrian-hr
Adrián Hernández

Como todos los años, las especulaciones y apuestas se hacen presentes a unos días de que inicie la temporada regular en la campaña 100 de la NFL con el mítico juego entre Green Bay Packers y los Chicago Bears.

El objetivo es claro, acudir a la cita del próximo domingo 2 de febrero del 2020 en el Hard Rock Stadium para disputar la próxima Super Bowl, aunque muchos equipos cuentan con panoramas distintos para llegar a este camino. Mientras que unos apuntan a lo más grande, otros más intentarán reestructurar un plantel que viene en decadencia de años anteriores y por ello probarán con quarterbacks seleccionados en el reciente NFL Draft.

Los actuales campeones de la liga, los New England Patriots, año con año parten como favoritos de la mano del longevo Tom Brady. También en la Conferencia Americana la etiqueta de favoritos la tienen los Pittsburgh Steelers, Kansas City Chiefs, Indianápolis Colts y Los Angeles Chargers, pero la sorpresa podría venir desde la AFC Norte con los reforzados y talentosos Cleveland Browns o Baltimore Ravens.

Mientras que en la Conferencia Nacional, los campeones vigentes, Los Angeles Rams, buscarán repetir el título, pero tendrán sinodales complicados como los Chicago Bears, New Orleans Saints, Philadelphia Eagles y Dallas Cowboys. Equipos que no clasificaron a postemporada como los Green Bay Packers, Carolina Panthers o Atlanta Falcons, buscarán demostrar que este año será distinto.

Por ello, la redacción de NFL VAVEL analiza el posible MVP de la temporada, el novato del año, el equipo decepción del 2019 y por supuesto, el próximo juego por la disputa del trofeo Vince Lombardi:

¿Quién será en el MVP de la temporada?

Patrick Mahomes, Fernando Apa

Desde la temporada 2008-2009 / 2009-2010 que no hay un ganador del premio MVP de forma consecutiva y este año están dadas todas las condiciones para que vuelva a ocurrir. Patrick Mahomes II tiene las cualidades y las armas a su alrededor para repetir una temporada similar a la del año pasado, llevar a sus Chiefs bien profundo en la postseason y alzar nuevamente el premio al mejor jugador de la liga.

Drew Brees, Agustín Esposito

Todo equipo contendiente a un Super Bowl necesita un MVP, y los Saints tienen al suyo hace varios años. El 2019 es un año bisagra para New Orleans, quienes han constituido un gran equipo, con el producto de Purdue como líder. Si todas sus armas ofensivas están al 100%, el jugador con más yardas aéreas en la historia de la NFL podría llevarse su primer Most Valuable Player y, ¿por qué no? su segundo Super Bowl.

Aaron Donald, Mauricio Jiménez

Las defensas también juegan y son parte importantísima del football, y si pensamos en el mejor jugador defensivo… ese es sin duda Aaron Donald. Con los Rams volviendo a ser protagonistas, el defensive tacle tiene todas las oportunidades para convertirse en el jugador más valioso de la próxima temporada de la NFL.

Drew Brees, Enrique Ortega

El veterano mariscal de campo de Nueva Orleans quizás esté disputando su última temporada en la NFL, pero si esto es cierto, se despedirá por la puerta grande. Aprovechará el gran momento de Michael Thomas y Alvin Kamara para explotarlos en jugadas aéreas de mucho yardaje. Además, Drew con toda la experiencia que tiene, cometerá muy pocos errores que puedan costarle a los Saints

Patrick Mahomes, Luis del Arco

Patrick Mahomes será el MVP de la temporada 2019. Aparte de lo demostrado el año pasado (lanzó para 50 TDs y más de 500 yardas). Son varios los motivos por lo que es obligatorio apostar por el “chico maravilla”. Mahomes es el actual MVP de la liga y uno de los mejores talentos. Lo tiene todo para repetir galardón. Un talento innato, un entrenador especialista en desarrollar quarterbacks y capaz de sacar lo mejor del ataque. Asimismo, la noticia de la no sanción de Tyrek Hill le añade todavía más armas a un cuerpo de receptores ya de por sí de primer nivel. Por último, la estadística lo acompaña, los 6 últimos MVPs de la liga han sido QBs. Apostar por Mahomes es una apuesta casi segura.

Drew Brees, Guille Ehraije

Es difícil creer que Drew Brees no haya ganado un MVP desde que llegó a los New Orleans Saints. Esta temporada, los Saints son el gran candidato y Brees tendrá una gran posibilidad de alzarse con ese galardón.

En 2018, fue derrotado por Patrick Mahomes, quien tuvo una increíble campaña. Sin embargo, Brees jugó a un nivel muy alto a sus 39 años. En la temporada lanzó 32 touchdowns, promedió ocho yardas por intento y lanzó un poco menos de 4,000 yardas.

Brees tiene el potencial para obtener números aún más altos en este año. Si bien el juego de carrera será importante, el quarterback podría terminar lanzando más que la temporada pasada y las armas que tiene a disposición son muchas: Michael Thomas, Tre'Quan Smith, el propio Alvin Kamara o el ala cerrada Jared Cook.

Patrick Mahomes, Christian Torres

El mariscal de campo de Kansas City volverá a ser el jugador más valioso de la temporada regular en la NFL. Sin bajas significativas y con muchísimas armas en el ataque aéreo, Mahomes liderará una ofensiva que nuevamente será el mejor ataque de liga en esta nueva campaña. Superará las 5000 yardas aéreas y las 50 anotaciones.

Lamar Jackson, Cristian Onetto

Es el jugador más explosivo de toda la liga, y en Baltimore buscan sacarle todo el jugo posible revolucionando la NFL. Este año mejorará su lanzamiento y aportará también desde el ataque aéreo, encontrando en Hollywood Brown a su ladero.

Drew Brees, José Simarro

La liga le debe un galardón al veterano mariscal de los Saints, quien ya se ha quedado a las puertas en demasiadas ocasiones. Pese a que sus míticas “bombas” hacia la zona de anotación ya no tienen la fuerza de antes, su precisión sigue intacta y con una plantilla tan completa como la que tiene Nueva Orleans esta temporada, los números de Brees podrían volver a alcanzar cotas muy altas si mantiene el nivel al que nos tiene acostumbrados.

Patrick Mahomes, Adrián Hernández

A pesar de que es su tercera campaña, realmente esta es la segunda como titular y aquí es donde todos los pasadores verdaderamente muestran de qué están hechos, pues las defensivas ya los tienen estudiados. Con más armas a la ofensiva y ya con experiencia de ser eliminados por los Patriots, Patrick Mahomes liderará a los Chiefs al liderato de la AFC Oeste y, de paso, será nombrado el mejor jugador de la liga.

Patrick Mahomes, Leo Larrusse

Quizás no tenga una temporada extraordinaria como fue el año pasado, pero su talento y su capacidad atlética le sobran para marcar la diferencia con el resto. Mahomes tiene todo lo que se le puede pedir a un mariscal: brazo para lanzar, piernas para correr si es necesario, precisión e inteligencia para tomar las mejores decisiones. Quizás este año sufra más presión en el juego porque sus rivales ya saben lo que enfrentarán. Pero aun con más dificultades enfrente, Patrick Mahomes este año lo hará de nuevo.

¿Quién será el novato del año?

Devin Bush, Christian Torres

El apoyador central egresado de la Universidad de Michigan será el novato del año en la NFL. Gracias a su liderazgo, fiereza en los tacles y lectura de las ofensivas rivales, Bush alzará a la defensiva de Pittsburgh para ser uno de las mejores durante la temporada regular. Con esta selección, los Steelers finalmente consiguieron el reemplazo de Ryan Shazier.

Kyler Murray, Luis del Arco

La elección parece fácil a primera vista. Murray ha demostrado desde la universidad tener un talento innato para la posición. Tanto por tierra como por aire sus números así lo reflejan (42 TDs, 4361 yardas de pase, y 1001 yardas de carrera). Kliff Kingsbury ya le quiso en sus años universitarios y ha preparado un ataque (Air Raid) en que Murray encajará perfectamente y explotará al máximo sus habilidades. Es un ataque diseñado en exclusiva para él. La única incógnita es si la offensive line de Arizona aguantará lo suficiente para ver al mejor Murray.

Josh Jacobs, Adrián Hernández

Surgido de la Universidad de Alabama, el corredor tendrá la oportunidad de ganarse la titularidad ante la ausencia de corredores importantes en el equipo y será una de las grandes revelaciones de la temporada debido tanto a sus características físicas como en la potencia en sus piernas, aunado a la capacidad en encontrar y explotar huecos. En su etapa colegial registró un promedio de casi seis yardas cada que tomaba el ovoide.

Kyle Murray, José Simarro

El talento de este joven prospecto es innegable. Lo tiene todo para triunfar en la NFL: velocidad, anticipación, visión de juego y precisión. Además, se ha encontrado con un entrenador que ha revolucionado la franquicia de Arizona con tal de obtenerle y poder así trazar un esquema de juego alrededor de sus habilidades. La parte negativa es que también se va a encontrar con un roster con pocas armas, que puede mermar sus estadísticas.

Quinnen Williams, Mauricio Jiménez

En una clase de draft cargada de prospectos defensivos y con mucho talento en la defensive line, Quinnen Williams es el mejor jugador del draft del año pasado y tendrá una gran temporada con los Jets. Seleccionado en el pick 3 global es la pieza que le faltaba a la línea defensiva de la mitad verde de New York. Ahora la responsabilidad recae en Greg Williams, nombrado coordinador defensivo este año en los Jets.

Nick Bosa, Enrique Ortega

La segunda selección del Draft pasado será quién acapare los reflectores de todos los jugadores de primer año. Con una defensa que se ha mostrado endeble desde hace varios años, ahora Bosa con su gran físico será el líder de los ‘niners’ para irlos convirtiendo poco a poco en un equipo más sólido en este sector.

Josh Jacobs, Leo Larrusse

El impacto del corredor de Alabama será inmediato en una ofensiva que necesita revivir. Por eso los Oakland Raiders lo seleccionaron en el pick 24 de la primera ronda del Draft. Llega para suplir el retiro de nada menos que Marshawn Lynch. En su último año colegial corrió para más de 600 yardas y marcó 11 anotaciones por tierra, también atrapó 20 pases y marcó tres anotaciones más por aire. Es un jugador con un físico privilegiado y listo para competir al más alto nivel.

Kyler Murray, Fernando Apa

Si Kyler Murray logra soportar el juego físico de la NFL tendrá una posibilidad magnifica de hacerse con el premio que destaca al mejor jugador rookie de la liga. La falta de una línea que lo proteja de la mejor manera seguramente hará que el joven mariscal tenga que demostrar todo el juego terrestre que lo llevo a ser el Heisman del año pasado. Y si a eso logra sumarle buenas estadísticas con sus jóvenes receptores, harán del egresado de Oklahoma un candidato más que seguro de esta presea.

Josh Jacobs, Guille Ehraije

Tiene todo para quedarse con el premio al novato del año esta temporada. Para ello, se necesitan dos cosas: talento y oportunidad. Jacobs tiene ambos. Su talento es innegable y eso le valió la posibilidad de ser elegido en primera ronda por los Raiders.

Marshawn Lynch está fuera del radar de Oakland y esto le deja el camino allanado a Jacobs para poder comandar el ataque terrestre de los Raiders. En una ofensiva que se espera sea de muy alto voltaje, Jacobs tendrá muchos toques como corredor y receptor. También podría verse beneficiado de compartir ofensiva con Antonio Brown que mantendrá la defensiva rival muy preocupadas por su presencia.

Quinnen Williams, Agustín Esposito

Salido de Alabama, Williams era por lejos el mejor jugador que se podía conseguir este Draft. New York lo obtuvo en la tercera selección global y, si bien tiene tan solo un año de experiencia como titular, es una monstruosidad de ser humano que va a aterrar líneas ofensivas en la NFL por los siguientes diez años.

TJ Hockenson, Cristian Onetto

Sin duda un nombre del cual se hablará por muchos años. Aportará muchas herramientas, tanto en el bloqueo como con sus manos receptoras. Se destacará en un equipo que no brillará pero que lo tendrá como su baluarte.

¿Qué equipo será la decepción del año?

Los Ángeles Rams, Enrique Ortega

Después de haberse quedado a un paso de levantar de nueva cuenta el trofeo Vince Lombardi, ha quedado en descubierto cómo detener el sistema de esquema de Sean McVay. Los Rams estarán en la postemporada por su división que es un tanto accesible, pero quedarán eliminados en la fase de comodines. Esto, debido a que Todd Gurley no podrá tomar su mejor nivel tras no superar la lesión de rodilla y Jared Goff no podrá con toda la presión bajo sus hombros.

Indianapolis Colts, Fernando Apa

Mucho se esperaba de Andrew Luck y los Indianápolis Colts, pero el reciente retiro del quarterback desarma mucho los planes del GM Chris Ballard. Después de dos años de buenos drafts y adiciones en la agencia libre, este equipo estaba llamado para ser uno de los animadores de la AFC sur, y por fin darle pelea a los Houston Texans. Pero Brissett no es Luck, y aun con una gran línea defensiva comandada por el jugador de segundo año Quenton Nelson, todas las aspiraciones del conjunto de Indianápolis caerán en picada.

Jacksonville Jaguars, Mauricio Jiménez

Se espera mucho de los Jacksonville Jaguars por la cantidad de talento que posee, sin embargo, parece ser un equipo que no encuentra las respuestas en el lado ofensivo y aun con la llegada del quarterback Nick Foles y el coordinador ofensivo John de Filippo, ese ataque deja más dudas que certezas. Una vez más apuntan a la defensa como su punto fuerte, pero su vestuario es un polvorín de personalidades, sobre todo cuando las cosas no marchas bien.

Indianápolis Colts, Guille Ehraije

Vienen de un gran año con base en una ofensiva que promedió 27.1 puntos por partido, y una defensiva joven y talentosa.

A pesar de estar considerado para llegar a la definición por el título de la Conferencia Americana, esta temporada los Colts no podrán llegar a playoffs y serán una de las grandes decepciones de la NFL.

Las lesiones de Andrew Luck marcaron el tiempo de la franquicia. Cuando él pudo mantenerse sano, el equipo fue competitivo. Sin embargo, su retiro por las constantes lesiones que aqueja pone en riesgo el futuro de la temporada.

Los Angeles Chargers, Cristian Onetto

Siempre se espera que den por fin el zarpazo y este tendría que ser el año, pero sin embargo pasará todo lo contrario y se empezará a ver la línea descendente en su mariscal Phillip Rivers. No lograrán pasar a postemporada.

Seattle Seahawks, Christian Torres

El equipo de Pete Carroll caerá en un nivel muy bajo y no llegará a los playoffs en este año. Importantes bajas en posiciones claves entre los que se destacan el linero defensivo Frank Clark, el profundo Earl Thomas y el receptor Doug Baldwin, producirán este descenso en el juego que ni la categoría de Russel Wilson los podrá salvar.

Oakland Raiders, Agustín Esposito

Oakland es un mucho mejor equipo que el año pasado, e incluso tiene armas que lo convierten línea por línea en uno de los conjuntos más talentosos de la liga. Pero la incertidumbre en la posición de QB, la manera en que Gruden dirija al equipo, el drama de Antonio Brown y las dudas defensivas harán que los Raiders se peleen la última posición de la AFC Oeste con los Broncos.

Indianapolis Colts, Luis del Arco

No será un año fácil para los Indianapolis Colts. Todo parecía desarrollarse de forma normal. Hasta que saltó la noticia. Andrew Luck ha decidido retirarse. Y lo hace a menos de 15 días del comienzo de la liga. El impacto es monumental. No sólo ya por la pérdida de uno de los mejores pasadores de la liga, sino porque Indianapolis debe cambiar su ataque por completo. Jacoby Brissett será el titular, es un quarterback con experiencia en la liga, pero sin duda no tiene el talento de Luck. Las esperanzas iniciales de los Colts de llegar a playoffs o más lejos se han visto afectadas.

Philadelphia Eagles, Adrián Hernández

Las condiciones están dadas para que los Eagles regresen a playoffs, sin embargo, la posición de quarterback es una de las más fundamentales y con Carson Wentz siempre hay un riesgo latente de que pueda lesionarse. Se desprendieron de Nick Foles y sacaron del retiro al veterano Josh McCown, por lo que no hay mucha seguridad para el buen desenvolvimiento de la ofensiva, lo que les podría costar en la campaña.

Los Angeles Chargers, Leo Larrusse

Un equipo del cual existe la costumbre de esperar demasiado. Este año las cosas empiezan a salir mal incluso antes del inicio de la primera semana. El holdout al cual los está sometiendo su corredor estrella Melvin Gordon es un indicio fuerte de que la temporada será más difícil de lo que se imaginan. Los Chargers tienen las armas en ofensiva y en defensiva para destacar y llegar a la final de su conferencia, sin embargo quedará tercero en su división y fuera de playoffs.

Houston Texans, José Simarro

Puede que no sea un equipo que a priori reluzca como favorito en las casas de apuestas a llevarse el título, pero la mayoría de los analistas de la NFL si lo sitúan dentro de playoffs y, pese a tener una secundaria que deja mucho que desear, la plantilla de Texans posee algunos de los mayores talentos de la liga (Watt, Hopkins, Clowney…) pero un año más se quedarán sin competir en la postemporada. Es un equipo que por calidad debería encontrarse ya entre los rivales a batir y no inmerso en un mar de dudas sobre la viabilidad de su actual proyecto.

¿Cuál será la Super Bowl?

Chiefs-Saints, Luis del Arco

Ya estuvieron realmente cerca el año pasado (ambos fueron finalistas de conferencia) y quizás ambos merecieron jugar la Super Bowl. Kansas City Chiefs ha reforzado convenientemente su defensa. En ataque Mahomes sigue con todo su potencial disponible (además de momento Tyrek Hill no va a ser sancionado).

Por su parte los Saints ya demostraron el año pasado que eran merecedores de jugar la Super Bowl. Cuentan con uno de los mejores quarterbacks (Drew Brees) de la liga. Son peligrosos en el juego de pase (Michael Thomas) y en el juego de carrera (Alvin Kamara). En cuanto a su defensa, su línea defensiva liderada por Kameron Jordan está en el top ten de la liga. Para la secundaria la pareja Eli Apple y Marshon Lattimore mejorará la defensa contra el pase.

Chiefs-Bears, Cristian Onetto

La mejor ofensiva ante la mejor defensiva. Algo que suele darse en la NFL. Los Chiefs empujados por un brillante Mahomes y una defensiva que mejorará bastante lo hecho el año pasado. Los Bears nuevamente tendrán una defensiva dominante que ganará partidos y los llevará a la Super Bowl.

Chiefs-Saints, Leo Larrusse

Dos equipos que ya se probaron el año pasado el traje de candidato, y se quedaron con las ganas. Esta vez van por más, y tienen todo para conseguirlo. Será la experiencia y la solidez de un lado, con el mando de Drew Brees buscando su segundo anillo en los últimos años de su carrera, frente a la juventud y la frescura de Patrick Mahomes y una ofensiva que parece faltarle el respeto a cualquiera que se ponga enfrente.

Steelers-Saints, Adrián Hernández

Ya sin Brown y Bell, Smith-Schuster y Conner serán los encargados de hacerlos olvidar con grandes temporadas. Ben Roethlisberger tendrá una buena temporada, pero sobre todo, parece que el vestidor estará más tranquilo y con el equipo enfocado, este equipo puede enracharse en los momentos claves.

En la defensiva cubrieron sus necesidades y les ayudará en demasía la incorporación de Devin Bush.

En la NFC, es la campaña de los New Orleans Saints para que regresen a la Super Bowl liderados por el veterano Drew Brees que ya está viviendo sus últimas campañas en el emparrillado, pero que cuenta con un arsenal ofensivo que cualquier equipo quisiera tener.

Por lo que el próximo 2 de febrero se contemplará una edición inédita entre Pittsburgh y New Orleans.

Chiefs-Saints, Agustín Esposito

El equipo de Sean Payton es nuevamente uno de los candidatos dentro de la NFC. Si bien va a tener rivales complicados, el talento de su plantilla no debería detenerlos de buscar el Vince Lombardi. Kansas City ha mejorado su defensiva, y si mantiene su ritmo ofensivo, serán pocas las franquicias dentro de la AFC que les puedan hacer frente. Si esta es la hipotética final, la NFL tendrá en Hard Rock Stadium una de las mejores Super Bowls de los últimos 20 años.

Chiefs-Saints, Guille Ehraije

El partido definitorio por el trofeo Vince Lombardi tendrán a los Chiefs y Saints como protagonistas. Los Saints son el principal candidato de la Conferencia Nacional. Drew Brees busca un nuevo anillo y tiene todas las armas para conseguirlo. La defensiva cada año luce mejor y en la previa el equipo de Sean Payton no tiene puntos débiles para explotar.

Por su parte, con Mahomes más maduro y un gran cuerpo de receptores, los Chiefs seguirán siendo una ofensiva temible. Además, las llegadas de Frank Clark y Tyrann Mathieu ayudarán de inmediato a la defensiva a recuperar la solidez perdida en 2018.

Chargers-Rams, Christian Torres

El 2 de febrero de 2020 Los Ángeles Rams y Los Ángeles Chargers se medirán para ver quién será el campeón de la NFL. Los Chargers comandados por el veterano Philips Rivers y con una gran defensiva lograrán llegar a esta instancia ganándole de visitante a los Chiefs, mientras que los Rams serán el mejor equipo de la Conferencia desde principio a fin de la temporada y lo demostrarán llegando al Super Bowl LIV.

Chiefs-Saints, Enrique Ortega

Tendrán los Saints su revancha después de la eliminación tan polémica que se dio la temporada pasada y será la última oportunidad para que Drew Brees pueda acumular su segundo anillo de campeón.

Después de haber experimentado el año pasado la eliminación en la final de la Conferencia Americana, los Chiefs han madurado y llegarán a la disputa de la Super Bowl bajo los controles de Patrick Mahomes que volverá a maravillar al mundo.

Chiefs-Rams, Fernando Apa

Goff contra Mahomes, McVey contra Reid, como lo quieran llamar esta Super Bowl traerá duelos de todos los colores, el que será el mejor equipo de la NFC contra el mejor de la AFC, duelo de mariscales jóvenes pero ya asentados, la que seguramente será una de las mejores defensivas enfrentando a una de las ofensivas más explosivas de la liga y un juego generacional de dos entrenadores como Sean McVey y Andy Reid que pondrán en juego una increíble cantidad de variantes tácticas.

Chiefs-Saints, José Simarro

Esta será la primera de muchas oportunidades de levantar el Lombardi para Mahomes, puede que sea la última de volverse a encontrar con su viejo amigo para Brees. Fueron los equipos que mejor football desplegaron la temporada pasada, pero les faltó algo de mordiente una vez llegado enero. Ya con la lección aprendida y con una plantilla más curtida en ese tipo de duelos, ambos equipos deberían ser capaces de hacerse con sus respectivas conferencias y deleitar a los aficionados con un espectáculo ofensivo el día de la Super Bowl.

Chiefs-Eagles, Mauricio Jiménez

Los Chiefs se quedaron a un paso de la Super Bowl con un error de su defensiva. La franquicia de Kansas City parece haber aprendido de sus errores y han reforzado el equipo en el lado defensivo, comenzando con la contratación de un nuevo coordinador defensivo Steve Spagnuolo, ganador del Super Bowl XLII con los Giants. Con él llegan figuras como Tyrann Mathieu y Frank Clark. Eso sí, tendrán que tomarse la revancha contra los Patriots si quieren llegar a la Super Bowl.

En la NFC hay varios candidatos fuertes, pero el equipo mejor estructurado desde la front office, staff técnico y roster; es decir en todos los niveles, son los Philadelphia Eagles. Tanto en defensa como en ataque son un equipo muy equilibrado y con grandes figuras, si Carson Wentz se mantiene sano pueden dar la gran sorpresa llegando a su segundo Super Bowl en tres años.

VAVEL Logo