Cómodo triunfo de
Vikings ante unos desconocidos Falcons

Dalvin Cook se escapa de Keanu Neal y anota el touchdown (Imagen: Vikings.com)

Cómodo triunfo de Vikings ante unos desconocidos Falcons

Minnesota Vikings no tuvo piedad y superaron a los Falcons de principio a fin. Dalvin Cook acumuló 111 yardas y anoto dos touchdowns.

guille-ehraije
Guillermo Ehraije

Minnesota Vikings venció 28-12 a los Atlanta Falcons en el U.S. Bank Stadium y comenzó con el pie derecho la temporada 100 de la NFL. Basado en su juego defensivo y una gran tarde de Dalvin Cook, el equipo de Mike Zimmer sacó diferencias desde el arranque y manejó a placer el desarrollo del juego.

La actuación de los Falcons fue preocupante y dejó muchos interrogantes hacia el futuro. El equipo de Dan Quinn fue un espejo de aquél que terminó la temporada 2018.

Deberá mejorar mucho en cada línea para ser el equipo contendiente que se esperaba. La defensiva nunca pudo frenar el ataque terrestre y en pocas ocasiones pudo presionar a Kirk Cousins. Por otro lado, la ofensiva lució estática y sin ideas. Matt Ryan terminó con dos intercepciones y Devonta Freeman con un balón suelto.

Primer tiempo

Adam Thielen festeja el primer touchdown del juego (Imagen: Vikings.com)
Adam Thielen festeja el primer touchdown del juego (Imagen: Vikings.com)

El juego no podía comenzar mejor para el local. Tras un tres & fuera, la defensiva logró bloquear la patada de despeje de Matt Bosher y los Vikings iban a comenzar la primera serie en la yarda 21 de Atlanta. Kirk Cousins conectó con Adam Thielen, quien aprovechó un tackle fallido de su defensivo y marcó el touchdown.

El desarrollo del partido se le iba a poner cuesta arriba a los Falcons. Matt Ryan intentó buscar a Julio Jones y Anthony Harris lograría interceptar el pase. Dalvin Cook aprovechó la situación y avanzó el balón 40 yardas en dos acarreos para dejar el partido 14-0.

Dalvin Cook se destacó con 11 yardas y 2 touchdowns (Vikings.com)
Dalvin Cook se destacó con 11 yardas y 2 touchdowns (Vikings.com)

El corredor tuvo un gran partido y fue indetenible para la defensiva de los Falcons. Terminó el juego con 21 acarreos para 111 yardas y 2 anotaciones.

La línea ofensiva de Atlanta fue totalmente renovada y ante Vikings era una prueba de fuego. No obstante, su nivel estuvo muy por debajo de lo esperado y Matt Ryan lo sintió. El quarterback fue presionado en varias ocasiones y sufrió cuatro capturas. Además, el juego terrestre estuvo ausente a pesar que Devonta Freeman arrancaba la temporada alejado de las lesiones.

Matt Ryan fue capturado en 4 ocasiones (Vikings.com)
Matt Ryan fue capturado en 4 ocasiones (Vikings.com)

El segundo cuarto arrancó con los Falcons en la ofensiva. Las variantes comenzaron a aparecer y Matty Ice logró mover el balón a su gusto. Un pase preciso a Ridley permitió mover cadenas y superar la mitad del campo por primera vez en el partido. No obstante, una nueva perdida de balón volvió a condenar al equipo. Freeman fue detenido en línea de golpeo por Trae Waynes, soltó el balón y Anthony Harris recuperó el ovoide.

Los Vikings volvieron a la ofensiva y apelaron a su receta más efectiva. El juego terrestre fue un problema sin solución por Dan Quinn y gracias a esa vía llegaría la tercera anotación del local. Alexander Mattison llevó el balón hasta la yarda 1 y luego Kirk Cousins logró la anotación. El corredor novato fue un gran complemento para Dalvin Cook y terminó el juego con 49 yardas en 9 acarreos.

Segundo tiempo

Austin Hooper se convirtió en un arma predilecta de Ryan y con dos recepciones consecutivas avanzó al medio campo. Un castigo por interferencia de pase le permitió a Atlanta tener  1ra & goal en la yarda 3 pero Matt Ryan se equivocó y fue interceptado por segunda vez. Anthony Harris se quedó con el ovoide, que no tenía un destino claro, y le permitió a los Vikings arrancar desde su propia yarda 20.

El local iba a cerrar el juego sobre el cierre del tercer cuarto. Kirk Cousins encontró a Stefon Diggs y se escapó hasta la yarda 38 rival. Además, un castigo a De'Vondre Campbell dejó al equipo cerca de zona roja. Dalvin Cook volvió a aparecer en escena y con dos acarreos suyos dejó el juego 28 a 0.

El partido entró definido al último cuarto. Atlanta descontó gracias a Calvin Ridley, quien le ganó la espalda de Trae Waynes y se quedó con un bonito pase de Ryan. El receptor acumuló 64 yardas totales y junto a Hooper fueron los más destacados del ataque.

Julio Jones fue bien custodiado por la defensiva de Vikings (Imagen: Vikings.com)
Julio Jones fue bien custodiado por la defensiva de Vikings (Imagen: Vikings.com)

La defensiva de Vikings bajó los brazos hacia el final y los Falcons maquillaron el resultado. Calvin Ridley se escapó hasta la yarda y Ryan encontró a Julio Jones para lograr la anotación. “Jet Jones” tuvo una floja actuación y su equipo lo sintió. La marca de Xavier Rhodes fue excelente y lo neutralizó en gran parte del juego.

Minnesota logró una victoria muy importante y lo hizo con un gran juego en equipo. La defensiva maniató a Matt Ryan y compañía, mientras que el juego terrestre fue demasiado para una defensiva que no reacciona a pesar que recuperó algunas piezas importantes.

La próxima semana, los Vikings deberán visitar a Lambeau Field para enfrentar a los Green Bay Packers en un duelo divisional. Por su parte, los Falcons recibirán a los Eagles en Sunday Night Football    

VAVEL Logo