10 jugadores ofensivos a seguir en la temporada 2020 de la NFL
Lamar Jackson, QB de los Ravens, fue el MVP de la campaña 2019. / Foto: Baltimore Ravens

El deporte de las tacleadas no sería nada sin gente que las reciba. Los jugadores de ofensiva son quienes, a través de anotaciones, acarreos inverosímiles, recepciones espectaculares y pases precisos de largo yardaje, hacen que los aficionados nos emocionemos todos los domingos y uno que otro día de entresemana.

Hoy más que nunca, el fútbol americano se basa en el ataque, y, aunque los quarterbacks siguen siendo las estrellas del emparrillado, cada vez es mayor la importancia que toman atletas que se desempeñan en otras posiciones de ataque. Todo parece indicar que esta campaña no será la excepción, y es por ello que la siguiente lista presenta a 10 jugadores ofensivos a los que no debes  perder de vista en la temporada 2020 de la NFL.

10. Tua Tagovailoa. QB, Miami Dolphins

Foto: Miami Dolphins
Foto: Miami Dolphins

En otras circunstancias, este jugador ocuparía un puesto más alto en la lista. Sin embargo, el novato proveniente de Alabama tuvo varias y severas lesiones en su última temporada de fútbol americano colegial. Aun así, Tagovailoa se presenta como el futuro de los Miami Dolphins, una franquicia a la que le urge un cambio drástico en sus resultados.

Durante su primera temporada en la NFL, Tua tendrá de compañeros a Ryan Fitzpatrick y Josh Rosen, por lo que, probablemente, no arranque como titular desde la semana 1 (aunque lo ha hecho en las últimas prácticas). Pero el joven mariscal de campo estará bien mentorado y, con el paso de los partidos, podríamos verlo llamando las señales en el sur de la Florida este mismo año.

9. Russell Wilson. QB, Seattle Seahawks

En 2019, Wilson tuvo otra temporada con números de probowler. Con 4,110 yardas, 33 touchdowns y sólo 5 intercepciones, el nacido en Ohio se posicionó como uno de los mejores quarterbacks de la Liga, y fue seleccionado para el Tazón de los Profesionales por séptima ocasión en sus ocho años de carrera.

Para esta temporada, el producto de Wisconsin contará con un cuerpo de receptores sin grandes súper estrellas, pero plagado de armas consistentes a las que se une el veterano ala cerrada Greg Olsen. Si la línea ofensiva puede evitar que golpeen tanto a su mariscal de campo (la asignatura pendiente de Seattle en los últimos años), Russell Wilson puede conducir a los Seahawks en altos vuelos.

8. Kenny Golladay. WR, Detroit Lions

Desde la partida de Calvin Johnson en 2016, Detroit ha visto pasar una gran cantidad de receptores abiertos sin que alguno pueda acercarse a las marcas impuestas por el número 81. Si bien la huella que dejó ‘Megatron’ en la Ciudad Motor es imborrable, hoy los aficionados de los Lions ven con ilusión los aportes de Kenny Golladay a la ofensiva de su equipo.

2019 fue el tercer año de Golladay en la NFL, y, en él, consiguió 1,190 yardas y 11 recepciones de anotación (líder de la Liga en este rubro). El egresado de Northern Illinois se ha convertido en el blanco que tanto le hacía falta a Matthew Stafford, y, aunque no se espera mucho de los Detroit Lions esta temporada, sí se pronostica que la dupla Stafford – Golladay será una de las más explosivas en 2020.

7. Travis Kelce. TE, Kansas City Chiefs

Foto: Kansas City Chiefs
Foto: Kansas City Chiefs

Cuando tienes a Tyreek Hill y Sammy Watkins como compañeros, es difícil convertirse en el líder receptor de tu equipo. No obstante, Travis Kelce logró la hazaña en la temporada anterior, en la que fue el único tight end que entró al top 5 de jugadores con más yardas por recepción (1,229).

El objetivo favorito de Patrick Mahomes también cooperó con 5 touchdowns, y probó su valía en situaciones de yardaje corto, medio y largo. Por todo lo anterior, si alguien tuviera que elegir un ala cerrada para su equipo, la elección sencilla sería Kelce, quien busca repetir campeonato de Super Bowl con los Kansas City Chiefs.

6. Michael Thomas. WR, New Orleans Saints

En 2019, Michael Thomas fue, con diferencia, el líder de la NFL en yardas por recepción (1,725). Thomas y su equipo eran de los favoritos para representar a la Conferencia Nacional en el Super Bowl LIV, pero se vieron sorprendidos por los Minnesota Vikings en la ronda de comodines.

Para esta temporada, el egresado de Ohio State busca ser llamado al Tazón de los Profesionales por cuarta ocasión consecutiva, sin olvidar el ansiado campeonato. Drew Brees renovó con New Orleans por dos años más, y no hay duda de que confiará en Michael Thomas para brindarle a los Saints su segundo anillo de Super Bowl.

5. Derrick Henry. RB, Tennessee Titans

La historia de los Titans en 2019 fue, cuando menos curiosa. Después de un arranque no muy positivo, un cambio de mariscal de campo titular llevó a los de Tennessee a tener un cierre de campaña espectacular que los llevó hasta la Final de la Conferencia Americana. Si bien Ryan Tannehill tuvo mucho que ver en el gran cierre de temporada de su equipo, quien cargó con el mayor peso ofensivo fue, sin lugar a dudas, Derrick Henry.

Con 1,540, el corredor de cuarto año fue el líder en yardas por acarreo de toda la NFL, y sus 16 touchdowns por tierra también lo posicionaron en la cima de dicho rubro. Sabiendo la capacidad que tiene su 'caballito de batalla', no deberíamos sorprendernos de que Mike Vrabel base la ofensiva de su equipo en el juego terrestre, lo cual no haría otra cosa que incrementar el protagonismo de Henry en la Liga.

4. Christian McCaffrey. RB, Carolina Panthers

Foto: Carolina Panthers
Foto: Carolina Panthers

McCaffrey se ha convertido en todo un fenómeno en la NFL. En su tercera campaña como profesional, el producto de Stanford superó las 1,000 yardas tanto por tierra como por aire (2,392 en total), y combinó sus acarreos y recepciones para encontrarse dentro de las diagonales en 19 ocasiones.

Christian McCaffrey fue llamado al Pro Bowl por primera vez en 2019, y no hay razón para creer que este año será distinto. Es cierto que la NFC Sur es una división muy complicada, pero el oriundo de Colorado tiene todo el talento para convertirse en el as que lleve a los Carolina Panthers a dar una sorpresa.

3. Lamar Jackson. QB, Baltimore Ravens

Hay poco que decir sobre Lamar Jackson que no haya sido dicho ya. Durante la temporada 2019, el quarterback de segundo año fue líder en pases de anotación con 36, pero sus estadísticas más impresionantes llegaron por el juego terrestre, vía por la que consiguió 7 touchdowns y 1,206 yardas (sexta mayor cantidad en toda la Liga).

La NFL ha visto a muchos mariscales de campo, que son grandes lanzadores y otros que corren bien. Jackson hace un excelente trabajo en los dos campos, y seguro que el MVP de la temporada pasada llegará este año con sed de revancha, después de que los Titans eliminaran sorpresivamente a sus Baltimore Ravens en la ronda divisional.

2. Patrick Mahomes. QB, Kansas City Chiefs

Esta temporada baja tuvo muchas noticias importantes para la NFL. Una de las más sonoras fue el contrato de Patrick Mahomes, el cual lo une a los Kansas City Chiefs hasta 2030 por un total de $503 millones de dólares estadounidenses, haciéndolo el deportista mejor pagado de la historia. Claro que, cuando se cuenta con un jugador con tal capacidad, no puede culparse a la organización de Missouri por darle la cantidad mencionada.

Durante la campaña 2020, Mahomes tendrá que desquitar el dinero que va a recibir, y claro que tiene todas las cualidades para hacerlo. El Jugador Más Valioso del Super Bowl LIV no sólo tiene el talento necesario para seguir acumulando éxitos, sino que está rodeado por un equipo y staff de coacheo totalmente preparados para defender su trono.

1. Joe Borrow. QB, Cincinnati Bengals

Foto: Cincinnati Bengals
Foto: Cincinnati Bengals

Admitámoslo: a todos (o a la mayoría) nos gustan las historias de novatos que alcanzan el éxito tras su llegada a la NFL. Pues este año, el rookie a seguir tiene nombre propio, y ése es Joe Burrow.

El último ganador del Trofeo Heisman aterriza en la escena profesional con varios récords colegiales: más pases de anotación en una sola temporada (60); mejor rating de pasador en la historia de la FBS (202); mayor cantidad de touchdowns en un Juego de Campeonato Nacional desde la era del formato de playoffs (6); más yardas totales en un Juego de Campeonato Nacional desde la implementación del mismo formato (521); además, su universidad, LSU, en 2019, tuvo la mejor temporada en la historia de la FBS para un equipo en cuanto a puntos anotados (726).

Por si lo anterior fuera poco, Burrow fue el MVP Ofensivo del Juego de Campeonato Nacional en el que sus Tigers derrotaron a Clemson por marcador de 25 – 42, poniéndole broche de oro a una temporada que terminaron invictos.

De cara a la campaña 2020, Burrow tiene todo dispuesto para convertirse en el Novato del Año. Cierto es que los Cincinnati Bengals no aspiran a mucho en esta temporada, pero su nuevo mariscal de campo será la piedra angular a partir de la cual la franquicia de Ohio intentará renovarse por completo, y, ¿quién sabe? Tal vez, en unos años, Joe Burrow pueda convertirse en el hombre que lleve a los Bengals a la gloria largamente ansiada.

VAVEL Logo