Diamond League Lausana: Suecia reina en el salto con pértiga
Fotomontaje: Silvia Rueda Lozano

Durante la rueda de prensa de hace unos días, Sam Kendricks apareció en la conferencia de Mondo Duplantis para hacerle algunas preguntas. Ambos entraron en un debate sobre por qué son dos de los atletas más demandados en este momento: es porque le dan a la audiencia un gran espectáculo. "¿Divertirnos es malo para el deporte?", le preguntó Sam al sueco. Mondo supuso que se refería al hecho de que ahora tienen "demasiada atención" sobre ellos y el americano enfatizó de nuevo que Athletissima, una de las competiciones más antiguas e importantes, estaba prestando toda la atención al salto con pértiga esta temporada. "Yo era un saltador d de pértiga antes de caminar. Ver reuniones como la de Lausana que sólo tienen salto con pértiga, es muy chulo", concluyó Mondo.

Es un hecho que el salto con pértiga está de nuevo en el punto de mira hoy en día. El deporte de atletismo es esa especie de de montaña rusa que, dependiendo del atleta, el foco está puesto en una prueba u otra. Cuando Carl Lewis estaba en la arena, la atención de los medios se centraba en el salto de longitud, o cuando Usain Bolt estaba en la pista, la atención se centraba en los 100 metros. El salto con pértiga está subiendo y bajando durante las temporadas - el último momento cumbre quizás fue cuando Isinbayéva y Lavillenie estaban en el mejor momento de sus carreras - pero, esta temporada, es innegable que el salto con pértiga está de nuevo en la cima. Y esto sólo gracias a saltadores como Duplantis, Kendricks o Bengtsson.

El pasado 2 de septiembre, el Athletissima sacó del estadio de Lausana a la Place de L'Europe un evento de doble salto con pértiga que resultó ser uno de los más importantes de la temporada (o incluso de estos últimos años). Mujeres y hombres saltaron durante un evento completo de tres horas dando al público de la plaza y a todo el mundo una gran competición.

El evento femenino de salto con pértiga terminó primero con la ex medallista de bronce europea, Angélica Bengtsson, ganando la competición. La saltadora sueca fue la única atleta que pudo pasar la barra establecida en 4.72. En ese momento, Bengtsson estaba compitiendo contra la plusmarquista nacional sueca Michaela Meijer y la doble medallista europea, Holly Bradshaw. Meijer estaba dudando demasiado en sus intentos esa tarde. Bradshaw, por su parte, que fue la última atleta en comenzar la competición, pasó la barra en el primer intento las dos primeras alturas, pero 4.72 fue suficiente para ella.

El pasillo fue todo para Bengtsson, que decidió subir la barra hasta 4,84, un centímetro más para batir el récord nacional sueco y devolver el título a sus posesiones.  Sin embargo, los tres intentos de Angelica Bengtsson fracasaron. La sueca corrió con demasiada fuerza y no conseguió el momento adecuado para saltar, quedándose corta. Aun así, Bengtsson se coronó como la campeona del evento de Athletissima.

Angelica Bengtsson at Lausanne | Photo: Laurent Gillieron
Angelica Bengtsson en Lausana|Foto: Laurent Gillieron

Al mismo tiempo que las mujeres competían, los hombres hacían lo mismo en su colchoneta. Los hombres de salto con pértiga duraron más tiempo que las mujeres, algo que se esperaba ya que hasta el 5.72, ninguno de los nueve atletas se retiró. La competición para ellos comenzó a las 5.32, con el francés Thibaut Collet fallando el primer salto del evento. Sin embargo, el joven atleta estableció un nuevo récord de salto esa tarde al saltar 5.62. En 5.52, el italiano Claudio Stecchi, el campeón olímpico Thiago Braz y Renaud Lavillenie aparecieron en el pasillo. El francés y antiguo plusmarquista mundial hacía su primera aparición de la temporada después de su operación de pulgar y, en la prueba, aguantó hasta 5,82, como Thiago Braz.

Como el brasileño y el francés fueron eliminados, la competición estaba de nuevo en manos de Kendricks y Duplantis.  

Durante toda la competición, sólo Kendricks tuvo un intento fallido. Empezó en 5.32, y, en 5.62, parecía que iba a tener problemas el resto del evento, pero, en el segundo intentodejó bastante espacio.

Sam Kendricks at Lausanne | Photo: Instagram sebboue
Sam Kendricks en Lausana |Foto: Instagram sebboue

Por otro lado, a la misma altura, Duplantis comenzó su competición con su habitual vuelo sobre la barra. Sin embargo, el joven prodigio es transparente, y su cara le decía al público que no estaba cómodo con su actuación. Todo el mundo sabe que el sueco es un perfeccionista en lo que hace, así que decidió reservarse para las alturas más altas. En el salto de 5,82, Mondo Duplantis robó un "wow" a la multitud: el atleta estaba volando de nuevo.

Una vez que Sam y Mondo estuvieron solos, el espectáculo comenzó. 5.87, 5.92 y 5.97 fue como dar un paseo para ellos. Sin presión, sólo diversión. Y cuando el listón se fijó en 6.02, la emoción se añadió a la competición. Ambos pasaron la barra: Kendricks lleno de felicidad y Duplantis gritó aliviado. Estaban estableciendo un nuevo récord de la temporada. Como en Doha pero más alto, ambos se divertían como niños pero, al mismo tiempo, competían y se desafiaban mutuamente.

6.07 fue la medida decisiva para terminar la competición. El doble campeón mundial Sam Kendricks nunca había llegado tan alto. Lo intentó, pero tres veces terminó en la cima de la pértiga y no pudo pasar la barra. Sin embargo, el campeón europeo, Mondo Duplantis, estaba que se salía. Estableció un nuevo récord personal y un nuevo récord de la Liga Diamante al pasar la barra en el primer intento. No podía creer que el listón se había quedado allí arriba. Se levantó del sofá y lo miró con incredulidad. Una vez más, Armand Duplantis fue coronado como el ganador de la prueba.

El evento de hombres de salto con pértiga terminó con él intentando de nuevo su objetivo para esta temporada. Después de romper el récord mundial dos veces en la temporada a pista cubierta este año, el Mondo Duplantis ha intentado en cada reunión al aire libre saltar más alto que Sergey Bubka hizo hace más de veinte años. Así que puso la barra a 6.15, un centímetro más que el logro de Bubka al aire libre, y lo intentó una vez. Sin embargo, la noche había caído en Lausana y estaba demasiado oscuro para tratar de romper otro récord mundial, así que Mondo Duplantis decidió terminar allí.

Es un hecho que el salto con pértiga está viviendo su mejor momento. El evento femenino cuenta con atletas como Angelica Bengtsson, Michaela Meijer, o Holly Bradshaw para dar una gran competición al público. Pero el salto masculino sabe que su buen momento va a durar un tiempo con Sam Kendricks en la cima y la carrera de Mondo Duplantis empezando en la cima también. Disfruten los vuelos, damas y caballeros. El salto con pértiga va a estar en el punto de mira durante mucho tiempo.

VAVEL Logo