Roland Ratzenberger, el piloto que “vivió su sueño”
Roland Ratzenberg, Gran Premio de San Marino de 1994./ Foto: The Cahier Archive

El Gran Premio de San Marino de 1994 reside en la mente de muchos aficionados y profesionales del mundo del motor como uno de los fines de semana más trágicos. En los entrenamientos clasificatorios del viernes, el Jordan de Rubens Barrichello golpeó un piano, propiciando que saliese despedido en la Variante Bassa cuando circulaba a 225 km/h. El bólido se estrelló contra una barrera de neumáticos secundado por varios vuelcos hasta que el coche detuvo.

Barrichello quedó inconsciente mientras la lengua le bloqueaba el conducto aéreo. El antiguo médico de la Fórmula 1, Sid Watkins, salvó su vida. El equipo médico del circuito lo trató hasta que fue trasladado al Hospital Sancta Maggiore en Bolonia. Al día siguiente, volvió al circuito con la nariz fracturada y una escayola sobre su hombro derecho, acabando con su fin de semana de gran premio.

La segunda sesión de clasificación, celebrada el sábado, deparó un amargo y agrio acontecimiento. Roland Ratzenberger se fue largo y se salió en la chicane Acque Minerali, dañando el alerón delantero de su monoplaza.

En la siguiente vuelta, su vuelta lanzada de clasificación, pasados cerca de 20 minutos de la sesión, la afrontó con el objetivo de calificar para carrera junto a su compañero David Brabham, hijo del tricampeón del mundo de Fórmula 1. Al aproximarse a la curva Villeneuve, se desprendió el alerón delantero de su monoplaza cuando pilotaba a una velocidad superior a los 300 km/h, impactando contra una barrera. Ratzenberger falleció al instante a causa de una fractura en la base del cráneo.

El monoplaza del austríaco recorrió más de 200 metros desde su impacto hasta el lugar donde se detuvo. A pesar de que el monoplaza acabó bastante entero para lo que fue el golpe, no sirvió para que el piloto pudiese salir con vida.

El finlandés J.J. Lehto, piloto de Benetton-Ford, se negó a seguir participando en la sesión, secundado por su compañero de equipo Michael Schumacher y el brasileño Ayrton Senna, entre otros. Alessandro Benetton, propietario del equipo homónimo, manifestó su intención de no alinear sus monoplazas en la parrilla de salida del domingo. No obstante, el italiano cambió su postura.

Uno de los pilotos más afectados fue Ayrton Senna. El gran premio comenzó con el gravísimo accidente de Barrichello, manteniéndose su amigo Senna muy cerca de él en el hospital. El día siguiente, el fatal desenlace de Ratzenberger provocó que Senna perdiese la motivación y su mirada se tornase distraída. Sid Watkins, el antiguo médico del gran circo, dijo que “Ayrton se vino abajo y comenzó a llorar sobre mi hombro”.

Uno de los fines de semana más trágicos de gran premio terminó el día siguiente con el accidente de Senna en la curva Tamburello y su posterior muerte, conmocionando al mundo del deporte. El brasileño ha sido el último piloto de Fórmula 1 en fallecer en un circuito.

¿Por qué no se detuvo el Gran Premio de San Marino?

La polémica surgió como un torrente en el ambiente de la Fórmula 1 y, en particular, sobre los organizadores del Autódromo Enzo e Dino Ferrari. La autopsia del piloto austríaco confirmó que este murió de forma instantánea. La legislación italiana, el circuito está en territorio italiano, establece que, cuando una persona fallece durante el transcurso de una actividad deportiva, esta debe ser suspendida inmediatamente. Además, el lugar de los hechos debe ser clausurado para realizar las investigaciones necesarias.

Los organizadores del Gran Circo actuaron de forma incorrecta e ilegal. No obstante, las informaciones que llegaban de ese entonces, como una que reflejaba 'El País', establecían que el piloto falleció en el Hospital Sancta Maggiore en Bolonia.

Por otro lado, si esta ley se hubiese cumplido, el fin de semana se habría terminado. Por lo tanto, no se habría proseguido la sesión de clasificación ni se habría disputado la carrera. En esta última, falleció Ayrton Senna, cuya autopsia también determinó que había falleció instantáneamente. El pero llega desde los médicos del hospital donde atendieron al brasileño, el mismo que lo hizo con el Ratzenberger, que aseguraban que Senna llegó al hospital respirando todavía.

La velocidad corría por su sangre

Roland Ratzenberger nació el 4 de julio de 1960 en Salzburgo, Austria, en el seno de una familia humilde. El austríaco comenzó su carrera en fórmulas en la Fórmula Ford alemana en 1983. El piloto se consagró en esta categoría coronándose campeón en Austria y Europa Central, pero solo pudo ser segundo en la nación de Schumacher. Uno de sus hitos fue alcanzar el podio en el Brands Hatch Formula Ford Festival.

El siguiente año, retornó al festival para llevarse el triunfo. En 1987, comenzó su andadura en la Fórmula 3 británica, pero tan solo pudo alcanzar un duodécimo puesto en la clasificación general; resultado que repitió la siguiente temporada.

En 1987, no solo compitió en monoplazas, también decidió aventurarse en el Campeonato Mundial de Turismos (WTCC) con el equipo Schnitzer. Demostrando su adaptabilidad a distintos vehículos, consiguió tres podios (dos segundos puestos) a bordo de un BMW M3. El austríaco ya no pudo continuar en la categoría porque desapareció ese año, que se reestructuró en 2005.

Un decepcionante 1988 le llevó a buscar un lugar en la Fórmula 3000 británica, alcanzando el tercer puesto en la general. Volvió a compaginar los turismos, compitiendo en un Brun Porsche 962 en las 24 Horas de Le Mans, en la categoría C, aunque se tuvo que retirar. Roland Ratzenberger siguió volviendo cada año hasta 1993, donde alcanzó su mejor posición final con una quinta posición en un Toyota 93 C-V, junto a Mauro Martini y Naoki Nagasaka.

En 1990, decidió comenzar a competir en Japón en el Campeonato de Prototipos Japoneses. Consiguió dos victorias, una en 1990 y otra en 1991. También, participó en el Campeonato Japonés de Turismos (JTCC) en un M3, finalizando ambas temporadas con una discreta séptima posición.

Decidió su vuelta a la F3000 en 1992 -pero en Japón-. Lo pasó ciertamente mal al principio ya que tuvo que lidiar con un chasis dos años antiguo. Cuando le actualizaron la montura a una de ese año, consiguió dos victorias en la Fórmula 3000 japonesa.

Roland Ratzenberger quedó en shock por la poca eficacia de los comisarios de carrera japoneses cuando un compañero de categoría, Anthony Reid, se golpeó gravemente perdiendo el casco en el impacto. Este hecho propició que un periodista japonés escribiese un artículo de opinión crítico por la deficiencia de la seguridad en los circuitos.

En dos años, solo pudo alcanzar la séptima posición en la general, aunque por delante de Eddie Irvine en 1992. El norirlandés debutó en la Fórmula 1 a finales de 1993 a bordo del equipo Jordan.

El día que cumplió su sueño

Nick Wirth y Max Mosley, antiguo presidente de la FIA, fundaron el equipo Simtek, motorizado por Ford. El equipo disponía de un presupuesto muy reducido que apenas le alcanzaba para fabricar más de dos chasis. A pesar de gozar de MTV como patrocinador principal, su aportación no era muy cuantiosa.

El Simtek S941 estaba diseñado para alojar la suspensión activa, pero la prohibición de llevar ayudas electrónicas de la FIA provocó que el coche fuese altamente inestable y difícil de conducir. A pesar de las ideas revolucionarias de su diseñador, Nick Wirth, el monoplaza todavía llevaba una caja de cambios manual.

Roland Ratzenberger consiguió el segundo asiento del equipo gracias a su patrocinador, Barbara MC, una agencia de cultura y deporte asentada en Mónaco, donde residía el piloto austríaco, aunque solo le llegaba para poder correr cinco carreras. No obstante, para convencer a Nick Wirth de que lo contratase realizó una prueba extrafalaria. Así lo recordaba Wirth: "No puedo imaginar demasiados jefes de equipo de F1 impresionados por alguien intentando demostrar sus habilidades en un Ford Fiesta alquilado, ¡pero me dejó aterrorizado!”

En la primera carrera en Brasil, no pudo calificarse por problemas mecánicos en la primera sesión. El sábado, una lluvia a destiempo acabó con todas las posibilidades de marcar un tiempo para poder calificarse. En el segundo gran premio, se desplazaron hasta Japón, en el circuito de Aida, siendo uno de los pocos que conocía el trazado. Consiguió clasificarse vigésimo sexto (última plaza) y acabó undécimo, cinco vueltas detrás del líder.

La tercera carrera fue en San Marino, donde se produjo el fatal desenlace del piloto austríaco. En su memoria, el equipo Simtek corrió el resto de la temporada con la frase “For Roland” adherida al monoplaza.

El protagonismo recayó en Senna y en su entierro. Por su parte, Max Mosley fue de los pocos que acudió al funeral de Roland. Mosley, abatido, respondía así: “Roland ha sido olvidado. Así que yo vine al funeral porque todos fueron al de Senna. Pensaba que era importante que alguien fuese”. Fue de los pocos que pudo leer el mensaje en su lápida: “Vivió su sueño”.

Palmarés del piloto

1985 1º Fórmula Ford austríaca.
1985 1º Fórmula Ford centroeuropea.
1985 2º Fórmula Ford germana.
1986 Ganador del festival Fórmula Ford 1600 - Brands Hatch.
1987 12º Fórmula 3 británica
1987 5º Euroseries F3 (1º & 2º Nürburgring).
1987 10º WTCC (2º Jarama y Dijon-Prenois).
1988 12º Fórmula 3 británica.
1988 3º Fórmula 3000 británica (1º Donington).
1989 3º Fórmula 3000 británica
1989 31º Sportscars C en Le Mans (4º Spa-Francorchamps).
1990 7º Campeonato de Turismos Japonés.
1990 9º Campeonato de Prototipos Japonés (1º Fuji).
1991 7º Campeonato de Turismos Japonés.
1991 15º Campeonato de Prototipos Japonés (1º Suzuka).
1992 9º 24 Horas de Le Mans.
1992 5º Fórmula 3000 japonesa (1º Suzuka).
1993 5º 24 Horas de Le Mans.
1993 12º Fórmula 300 japonesa.
1994 2 GPs en Fórmula 1 (11º GP Japón).

* Imágenes procedentes de The Cahier Archive, Roland Ratzenberg // Memorial Website, Sutton Images y Ayrton Senna.de.

VAVEL Logo