Guía Técnica de Fórmula 1 VAVEL || Capítulo 5: la gasolina
Mecánicos en un repostaje de gasolina || motorpasionf1.com

La temporada 2014 de Fórmula 1 se ha caracterizado desde su comienzo por los numerosos cambios en el reglamento técnico. Entre cambios en los motores de los monoplazas, en los frenos, y en los morros, encontramos también otro aspecto que los equipos han tenido que empezar a tener en cuenta en esta temporada y en el que hablaremos en este capítulo de la Guía Técnica de Fórmula 1 VAVEL: la gasolina.

HISTORIA DEL COMBUSTIBLE EN LA FÓRMULA 1

Antes de 1989, el Reglamento Técnico de la Fórmula 1 permitía utilizar cualquier tipo de combustibles en los monoplazas de Fórmula 1, así que los equipos tenían libertad para elegir el tipo de carburante que le funcionase mejor y le hiciese quedar por delante de los demás equipos. Algunos equipos incluso llegaron a usar carburantes de avión, reactores y cohetes lo que hacía que en varias sesiones de clasificación, algunos motores Honda de 6 cilindros y BMW de 4 cilindros llegaran a utilizar combustibles con tal poder de detonación que, tras terminar las tandas, fueron desarmados y depurados de inmediato para evitar su destrucción. El carburante resultaba tan abrasivo que literalmente deshacía los elementos internos del motor. La parte de buena de estos combustibles era que proporcionaban a motores de 1500 cc más de 1200 caballos de potencia, girando a más de 18000 rpm para que el monoplaza se desplazase a más de 330 kilómetros por hora.

Sin embargo los vapores que producía la combustión resultaban muy tóxicos tanto para quienes manipulaban las mezclas como para los espectadores por lo que que en 1989, coincidiendo con el cambio de los motores turbo por los motores atmosféricos, la FIA también decidió reglamentar el carburante.

GASOLINA COMERCIAL VS GASOLINA DE UN FÓRMULA 1

Aunque parezca extraño, la gasolina comercial es muy parecida a la gasolina que usa un Fórmula 1. De hecho, la diferencia es tan sólo de un 1% entre la composición química de ambas, pero ese 1% proporciona al motor del Fórmula 1 una potencia que acabaría con los motores de los coches de calle a los pocos minutos.

Como se puede ver en el siguiente gráfico, la gasolina comercial y la gasolina de un Fórmula 1 poseen los mismos componentes, la diferencia está en la proporción de cada uno de ellos en la mezcla:

Parafínicos: poseen una resistencia a la detonación inferior no demasiado elevada. Tienen una resistencia a la detonación inferior a la necesaria para un correcto funcionamiento de los motores

Naftalénicos: tienen un poder antidetonante más elevado que los parafínicos con el mismo número de átomos de carbono. Su concentración varía mucho de un petróleo bruto a otro, y su importancia está ligada a la relativa facilidad con que es posible transformarlos en aromáticos.

Aromáticos: se caracterizan por su elevado peso específico y por un poder antidetonante bastante elevado. Se encuentran en el petróleo bruto en cantidadeslimitadas, salvo algún tipo que los contiene en mayor proporción.

Aditivos: compuestos que tienen propiedades detergentes, lubricantes o que inhiben la formación de sólidos gomosos en la gasolina. Sirven para disminuir la corrosión de las piezas del motor, mejorar el octanaje y mejorar el consumo.

La principal diferencia entre el combustible de uso comercial, es que es el mismo para una gran variedad de automóviles, lo que implica una gran variedad de motores con los que el combustible debe funcionar a la perfección. Sin embargo, el combustible de un Fórmula 1 es único para el tipo de motor que use el monoplaza y por eso la mezcla posee proporciones diferentes al combustible comercial ya que son otro tipo de prestaciones las que se desean.

En el siguiente vídeo (en inglés) podemos observar cómo funciona un monoplaza de Fórmula 1 con combustible comercial, y vemos que aunque hay una diferencia de rendimiento, el monoplaza funciona sin ningún tipo de problema:

La Fórmula 1 destaca por su igualdad, al menos en la normativa, pero al hablar de carburantes tenemos que hacer una excepción, ya que no todos los equipos usan el mismo proveedor de combustible. Es por esto que aquel proveedor cuya gasolina sea más ligera, rinda una mayor distancia sin sacrificar la potencia y su consumo sea menor que los de la competencia, habrá ganado la batalla a los demás proveedores.

LA REGLAMENTACIÓN DE LA GASOLINA EN LA FÓRMULA 1

El actual reglamento de la Fórmula 1 exige que la gasolina sea revisada durante todo el fin de semana de un gran premio. Es por ello que cada proveedor debe llevar antes de los primeros entrenamientos libres una muestra de gasolina ante la Comisión Técnica de la FIA presente en el circuito. Allí se le asignará a la muestra una huella química que deberá coincidir en todas las evaluaciones que se realicen antes y después de la carrera. Solo la gasolina aprobada por la FIA puede ser suministrada a los equipos. Las constantes evaluaciones se efectúan para garantizar el correcto porcentaje de compuestos químicos, densidad, conductividad y además para cerciorarse de que no esté presente en la mezcla alguna sustancia súper detonante que pueda otorgar una ventaja ilegal.

Cada proveedor lleva su propio remolque laboratorio, pero el combustible se traslada sellado en contenedores especiales para evitar contaminarse. Es decir, la gasolina viaja en barriles precintados que solo se abren para iniciar los procesos de mezclado y preparación del combustible para todo el fin de semana de un gran premio. El proceso es dinámico, de ahí que las mezclas no suelen ser iguales de una carrera a otra. En circuitos lentos el combustible es menos detonante para preservar la vida útil del motor. Por el contrario, en pistas rápidas se suele experimentar con los elementos químicos más singulares para así obtener el combustible más ligero, volátil y eficiente posible.

Además, este año la FIA, en su ímpetu por hacer una Fórmula 1 más ecológica, ha fijado en 100 kilogramos el máximo de combustible que un monoplaza puede gastar en una carrera, por lo que los ingenieros y los proveedores tienen el reto de hacer un combustible que proporcione una gran cantidad de potencia al monoplaza y además que no se consuma en poco tiempo. Como dato para poder hacernos una idea de la dificultad de este reto: un Fórmula 1 gasta 45 litros de combustible cada 100 kilometros, y cada litro de combustible cuesta 8€.

EL DEPÓSITO DE GASOLINA

Los depósitos de gasolina de los monoplazas de Fórmula 1 están ubicados en el monocasco, entre la espalda del piloto y el motor por lo que deben cumplir unas estrictas normas de la FIA.

Está fabricado en un tejido de Kevlar recubierto de goma resistente a disparos de bala por lo que es fuerte gracias a la goma y flexible gracias al kevlar. En su interior hay una serie de compartimentos y el sistema para bombear el combustible hacia el motor.

El sistema de compartimentos es necesario porque cuando el depósito no está lleno el combustible tiende a moverse en su interior en todas las direcciones por las fuertes aceleraciones, frenadas y pasos por curva de los Fórmula 1. Estos movimientos del combustible crearían dos problemas: por un lado, el peso del combustible en movimiento alteraría el equilibrio del coche, y por el otro, esos movimientos dejarían en determinados momentos en vacío a la bomba de combustible, que no podría bombearla al motor. Por eso son necesarios los compartimentos, con pequeñas puertas que sólo dejan pasar el combustible en una dirección.

¿QUE ES EL OCTANAJE DE UN COMBUSTIBLE?

Para terminar este nuevo capítulo de la Guía Técnica de Fórmula 1 VAVEL, vamos a explicar que es el octanaje de un combustible. Según la definición: "El número de octano, a veces denominado octanaje, es una escala que mide la capacidad antidetonante del carburante cuando se comprime dentro del cilindro de un motor".

Esto quiere decir, que un combustible con octanaje 98, aguanta más tiempo la compresión que un combustible con octanaje 95, por lo que el combustible con octanaje 98 tardará más en detonar, pero lo hará más comprimido y con mayor fuerza por lo que proporcionará más potencia a su motor que el combustible con octanaje 95.

En los próximos capítulos de la Guía Técnica de Fórmula 1 VAVEL, explicaremos como funciona el novedoso sistema de frenado electrónico, el 'brake by wire' y haremos un repaso de los avances tecnológicos que más impacto han tenido sobre el rendimiento de los monoplazas de Fórmula 1.

Fotografías: pinger.pl || motorpasionf1.com || formula1.autobild.es || formulaf1.es || scarbsf1.wordpress.com || blog.isaacalonzo.com

VAVEL Logo