Previa Yamaha GP de Argentina: soluciones contra la inestabilidad
Fotomontaje: Laura Salas - VAVEL

Yamaha quiere olvidar el pasado y aunque empezaron los primeros días de temporada con mal pie, parece que han encontrado el buen camino. Valentino Rossi y Maverick Viñales llegaron preocupados con la preparación de sus M1 de cara a este año, con una configuración que no se acababa de adaptar a sus pilotajes.

A pesar de todo, los dos pilotos pudieron encontrar una solución a tiempo para la carrera de Qatar, salvando la primer prueba de la temporada con una tercera posición del italiano. Poco a poco se va solucionando la inestabilidad.

Valentino Rossi, en plenas condiciones físicas

Lo dejó muy claro en Qatar. Está en las mejores condiciones para seguir con su carrera deportiva y ha demostrado seguir siendo rápido en la pista. Su renovación llegó el primer día de la temporada, el pasado mes de marzo, sorprendiendo un poco a toda persona del paddock al revelarse que firmaba con Yamaha por dos años más, hasta 2020. El italiano se siente contento con sus sensaciones sobre la moto y espera poder seguir siendo competitivo a la largo de los 19 trazados que visitarán este año.

Rossi consiguió en el circuito de Losail subirse al primer podio de la temporada. Con hasta ocho pilotos luchando por la tercera posición del podio el veterano supo imponerse de la mejor manera posible, mostrando todo el potencial que sigue guardándose dentro.

Fue, también, el primer respiro para la marca nipona después de una pretemporada más que complicada. Parecen haber encontrado la solución a los problemas de electrónica que tan alejados les dejaban de Honda y Ducati, escuderías que han centrado su trabajo en el setting durante el invierno. 

Valentino Rossi, tercer clasificado en Qatar / Foto: Lucas ADSC - VAVEL
Valentino Rossi, tercer clasificado en Qatar / Foto: Lucas ADSC - VAVEL

"Necesitamos gente para tratar de sacar el máximo provecho en estas áreas, que es donde Yamaha puede haberse equivocado. Vamos a ir a pistas donde seremos inferiores y tendremos que trabajar duro, pero espero y creo que con la moto de 2018 donde suframos, lo haremos menos", comentaba Valentino Rossi para luego declarar que habían vuelto a recuperar las cosas positivas de su M1, aunque manteniendo esos pequeños errores a revolver a lo largo de estos meses.

Contento y satisfecho con su actuación en el desierto de Qatar, Il Dottore llega las tierras argentinas de Río Hondo para seguir exponiendo su magnífica condición física y dejando claro que su objetivo sigue siendo ganar carreras y mantenerse en el podio. Dice ser temprano para hablar de luchar por el décimo título de su carrera deportiva, pero todos sabemos que Valentino Rossi lo luchará hasta el final de la mejor manera posible: con espectáculo.

Maverick Viñales, un paso por detrás

La primera carrera de la temporada no fue el comienzo esperado para el español. Con un cambio radical de un año a otro, Maverick Viñales ha pasado de ganarlo todo a no entrar en el podio este año en Qatar. Durante los entrenamientos y las clasificaciones, cuando se vio obligado a pasar por la Q1, el ritmo del de Roses estuvo muy por debajo de sus compañeros de escudería, Valentino Rossi y Johann Zarco. Especialmente del francés, quien dio una gran lección de control durante prácticamente toda la carrera en la que dominó hasta que sus neumáticos se lo permitieron.

Viñales salió desde la duodécima posición de salida y, aunque se retrasó dos puestos en las primeras vueltas, pudo remontar hasta la sexta posición a la que llegó con mejores tiempos que la cabeza de carrera dominada por Andrea Dovizioso y Marc Márquez.

Según el propio piloto le habrían faltado cinco vueltas para llegara a las primeras posiciones. El español, que había pronunciado su frustración con los problemas de su M1, declaró haberse sentido con muy buenas sensaciones. Un positivismo que había dejado atrás hacía mucho tiempo, pero por fin volvía a disfrutar encima de su Yamaha.

Viñales llega motivado para el GP Argentina / Foto: Lucas ADSC
Viñales llega motivado para el GP Argentina / Foto: Lucas ADSC

Maverick Viñales avisa a los rivales de su retorno. El #25 llega a Argentina con ganas de volver a demostrar su competitividad y la fuerza que le llevó a ganar hace tan sólo un año en Termas de Río Hondo, donde dejó claro el dominio que la marca nipona se había ganado durante la pretemporada de 2017.

Para esta temporada llega con una moto, según el mismo piloto, "muy parecida a la del pasado año, pero mejorada". Se adapta mejor a su pilotaje y parece haber encontrado una solución eficaz gracias al cambio en el step up que realizaron el sábado del Gran Premio de Qatar.

Los datos del GP Argentina 2017

El equipo Movistar Yamaha firmó hace una temporada en el circuito de Termas de Río Hondo un dominio extraordinario durante toda la carrera. Con el fallo de Marc Márquez, que le dejaría fuera de la competición, Maverick Viñales y Valentino Rossi cogieron las riendas de la prueba. Acabó ganando el español, consiguiendo su segunda victoria consecutiva, pero muy cerca entró el italiano, avisándole que podría ganarle en cualquier momento. 

Para las satélite las cosas tampoco fueron mal. Johann Zarco entró en quinta posición después de haber sorprendido a todos en Losail cuando dominó las primeras vueltas como rookie antes de irse al suelo. La ambición se veía venir y no tardaría en llegar al podio. Jonas Folger fue sexto, firmando su mejor posición en la segunda carrera en la categoría reina.

VAVEL Logo