Hamilton: "He dado todo lo que tenía, ha sido duro"

El piloto británico ha conseguido la pole en el Gran Premio de Gran Bretaña, la sexta que consigue en este circuito, seguido de Vettel y Räikkönen, que no han podido arrebatarle la primera posición al piloto local.

Lewis Hamilton ha conseguido la pole en el Gran Premio de Gran Bretaña, la sexta consecutiva en este circuito, además también suma cinco victorias en Silverstone, cuatro de ellas consecutivas, por lo que tratará de subir al podio por sexta vez en una carrera especial para el piloto británico.

Hamilton se bajaba de su W09, se apoyaba en su monoplaza mientras miraba a los aficionados y se quitaba el casco, visiblemente emocionado. "Estos chicos son los mejores", comenzaba diciendo mirando a la grada del circuito, repleta de banderas inglesas y pancartas apoyando al ídolo local. "He dado todo lo que tenía, ha sido tan duro. Estaba tan cerca el Ferrari en esta Q3", explicó. Y es que Vettel pudo quitarle la pole de no ser por la última vuelta, en la que el alemán cometió algunos errores que le hicieron tener que conformarse con la segunda posición y, además, Räikkönen venía muy rápido y podría haberle arrebatado la pole, aunque finalmente terminó tercero. 

1:25.892 fue el tiempo que marcó Hamilton, Vettel terminó por detrás a tan solo 44 milésimas del británico, aunque aseguraba que no recuerda cuál ha sido la diferencia entre esa vuelta que le ha dado la pole y la anterior. "Quizá en la curva número 13", decía emocionado. Y, por último, ha vuelto a agradecer a los aficionados el apoyo: "Estaba rezando poder hacerlo para dedicároslo a vosotros, es increíble vuestro apoyo, y sin vosotros no lo hubiera podido hacer".

Silverstone siempre ha sido un circuito en el que Mercedes ha dominado, y aunque Ferrari encaraba el fin de semana con cierta ventaja sobre los de Brackley, el británico ya venía avisando desde los entrenamientos libres, ya que lideró los primeros y los terceros. Además, Mercedes ha introducido una nueva bomba de combustible para evitar los problemas que tuvieron en el Gran Premio de Austria que dejaron fuera a sus dos pilotos en una momento crucial en la lucha por el campeonato.