Cal Crutchlow, Honda y la RC213
Cal Crutchlow / Foto: @calcrutchlow

Para Cal Crutchlow, esta no está siendo una de las mejores temporadas en MotoGP, con solo dos podios en 15 carreras el británico acumula una de sus peores temporadas en la categoría reina. A pesar de ello, el del LCR Honda garantiza la máxima lealtad a la marca y al equipo, a pesar de los rumores que le colocaban más cerca de la despedida. Sin embargo, para seguir formando parte del proyecto, Crutchlow pide a la escudería trabajar en una moto adaptada para todos los pilotos y no solo para Marc Márquez. Pero desde la compañía japonesa aseguran de que con el nuevo cuadro recubierto de carbono la conducción sea más fácil.

 

Cal Crutchlow exige una Honda más estable bajo frenado para mejorar su estilo de conducción y reducir la elevación de la rueda trasera. Cuando la rueda trasera sube, se hace más difícil entrar en una curva y el freno del motor no juega su papel en el mejor de los casos. Unas sensaciones similares a las encontradas por Jorge Lorenzo. Pero nada que pueda empujarlo a cerrar su carrera a fines del próximo año. "Quiero seguir porque quiero demostrar que tengo la velocidad, que todavía puedo ganar. Quizás ahora no me vaya genial, así que tengo que prolongarlo (su contrato). Si estoy contento con lo que he conseguido y tengo la velocidad, entonces pararé. Si no tengo esa velocidad, entonces quizás tenga que demostrar otra vez que puedo hacerlo".

 

Según el piloto de Coventry, la potencia del nuevo propulsor ha afectado directamente al freno motor electrónico que emplea la RC213V, condicionando la estabilidad de la moto en deceleraciones fuertes: "El año pasado éramos capaces de frenar más tarde y de mantener la velocidad en el paso por curva, ahora todavía podemos frenar hasta el fondo, pero no podemos mantener esa velocidad".

 

El piloto del equipo LCR ha admitido que ya ha hablado sobre un nuevo acuerdo con Honda. Todo debe decidirse dentro de las primeras carreras de 2020. "Si sigo quiero hacerlo con el LCR Honda" ha asegurado Cal Crutchlow. A pesar de que la moto actual es difícil de domesticar. La moto es tan resistente y física de conducir que no te puedes imaginar.

"Necesitamos redescubrir las fortalezas del prototipo 2018, la capacidad de frenar más enérgicamente sin perder seguridad en la rueda trasera. En Valencia y Jerez, cuando pruebe la versión 2020, tendrá ideas más claras. Creo que el paquete completo estará a finales de año, así que entenderemos un poco más. Suponiendo que en febrero las cartas sobre la mesa no cambien como hace un año" afirmaba el británico esperanzado en encontrar una solución a sus problemas.

VAVEL Logo