Takeo Yokoyama, gerente técnico de HRC
Takeo Yakoyama / Foto: MotoGP

El ingeniero de HRC se unió a Honda en 1996, comenzando en el departamento de producción de chasis, diseñando el chasis para la CBR600 y otras motos.

En 2004 empezó con el diseño de chasis para la RS250 GP y las MotoGP. Se convirtió en director técnico de HRC en 2013 y gerente técnico en 2018.

En cuanto a las MotoGP, Takeo Yokoyama comenta que comparando la 2018 y la 2019, toda la mejora de potencia viene dada a que si miras la culata de 2018 y la comparas con la culata de este año, la diferencia no es enorme. Pero hay cientos de otros pequeños detalles. 

Explia que para la temporada 2019 junto a Marc Márquez, en lo que tuvieron que trabajar es en la velocidad, en la cuarta, quinta y sexta marcha, una vez que el agarre de los neumáticos ya no es el límite y una vez que el control de tracción y el control del caballito ya no son el límite.

En cuanto a los neumáticos declara que los Michelin son un poco más delicados pero que el potencial es alto siempre y cuando se configuran adecuadamente. De esta manera, como todos los equipos, trabajan para estudiar el carácter de los neumáticos, el control, la electrónica y demás. Tratando de obtener la mejor optimización.

"Nuestro enfoque principal para 2019 era obtener más caballos de fuerza, especialmente caballos de fuerza de gama alta, lo que significa que no cambiamos tanto la geometría del chasis. El centro de gravedad, la distribución del peso y todas estas características fueron muy similares entre las motos de 2018 y 2019. Básicamente, la moto no cambió mucho, pero es cierto que el carácter del chasis sí cambió. Por supuesto, parte de la razón es la rigidez en la parte delantera, pero no creo que esta sea la única respuesta". Explica a motor sport magazine

En relación con el chasis, Takeo Yokoyama declara "En invierno intentamos cambiar la rigidez de la parte delantera, trasera y central del chasis, porque eso es lo que siempre hacemos: adaptar la moto de acuerdo con lo que nos pide el piloto. Entonces, comparando la rigidez de nuestro último chasis 2019 con el chasis de 2018, no es el mismo, es bastante diferente". Sobre el número de chasis que utilizaron dice que Marc quizás usó cuatro chasis diferentes durante la temporada. Y en cuanto a Cal usa un chasis un poco diferente y ha probado más opciones que Marc.

El cree que las motos cada vez son más difíciles de controlar porque la electrónica aumenta,  cada año aumentan  la potencia y el par, por lo que se vuelve más difícil controlar el comportamiento de la moto. Aunque de todas formas la Honda nunca ha sido fácil de controlar. 

En cuanto a las prioridades de desarrollo para 2020, Takeo Yokoyama confirma que no dejaran de trabajar en el motor para mejorar la combustión y la fricción, así que seguirán como siempre. Al mismo tiempo, quieren mejorar la moto debido a que sacrificaron muchas cosas por la potencia de gama alta.

VAVEL Logo