Jorge Martin: “Es el mismo reto ganar con una Ducati o una Honda”
Jorge Martin con la Panigale V4 S / Foto: motogp.com

Jorge Martín, campeón de Moto3 en 2018, debutará este año en MotoGP de la mano del equipo Pramac Racing (Ducati). Esta última semana ha podido entrenar con una Panigale V4 S, que aun que no es la misma que la de MotoGP, le ha servido para un primer contacto con Ducati. En esta entrevista, Martín ha asegurado que ahora solamente le queda un sueño por cumplir: ser campeón de MotoGP. 

Jorge está preparado para este nuevo reto: aún no he probado una MotoGP, pero voy a una categoría en la que hay 16-17 campeones del mundo y vengo de Moto2 donde había dos o tres. El nivel va a ser mucho mayor, por supuesto, va a ser mucho más exigente, pero creo que la pelea, el tú a tú en Moto2 y Moto3, me ha forjado bien y llego preparado, sobre todo, para las batallas. Esta nueva generación venimos preparados para este tipo de carreras. Estoy preparado en ese sentido.”

Su propio estilo: no tengo un estilo parecido a nadie. Creo que estoy haciendo mi estilo porque soy un piloto fino conduciendo, pero también soy agresivo cuando lo necesito. Me adapto un poco a todas las condiciones. Freno muy fuerte y este aspecto me viene muy bien con la Ducati. También abro gas muy bien. Quizá me falta un poco ese paso por curva de Lorenzo, pero soy fino pilotando.

Pensar en un podio en su primer año: Viendo lo que ha hecho Brad (Binder) o Álex Márquez, creo que se puede. Hay que trabajar bien. El objetivo principal es ser el 'rookie' del año. Me veo más centrado en un objetivo 'top 10' a final de año, en la general, más que en un podio porque creo que la regularidad es muy importante en MotoGP, como hemos visto este año, pero está claro que subir al podio en alguna ocasión sería algo increíble. 

Retos (o no) de ganar un título con una Ducati:  Es el mismo reto ganar un título con una Ducati, con una Suzuki o con una Honda. Al final, hay tanta igualdad ahora mismo que un día una moto va mejor; otro día otra moto va mejor. Hay que adaptarse. El reto y la dificultad son exactamente iguales. Pero creo que con Ducati hay más pasión y si algún día llego a ganar el Mundial con Ducati, la felicidad que tendremos, y esa emoción que sentiremos, eso marca la diferencia respecto a otras marcas.

motogp.com
motogp.com

Contrato de dos años con Ducati: Está claro que en toda mi carrera he firmado contratos de dos años y no iba a ser menos ahora. Además, en el salto a MotoGP no puedes jugártela, o yo al menos no quiero jugármela a un año porque te puedes lesionar, puedes tener problemas con la moto o la adaptación. Entonces, dos años me dan esa tranquilidad: el primer año no tener la presión de hacerlo bien sí o sí. Lógicamente, tengo que hacerlo bien, pero no tienes esa presión de que si no te vas a casa. Será más aprender, entender bien las cosas para el segundo año ya empezar a pelear por podios constantemente.

No se arrepiente: No, no me arrepiento nada. Creo que los valores que va a haber en Ducati y la forma de trabajo de un equipo italiano se adaptan mucho a más a mi estilo a la hora de trabajar. Ducati fue la mejor marca en 2020 -ganó el Mundial de constructores-, así que estoy convencido de que he hecho la mejor elección.

Amigos en MotoGP: Al final, cuando vamos en bici o entrenamos no hablamos nunca de motos. Sí lo hacemos de motocross o entrenamientos, pero no entramos en temas de pilotaje, cómo hacer esta curva o la otra. No es algo que hablemos y creo que es mejor así. Cada uno hace su trabajo y lo hace lo mejor que puede. En la pista se queda todo.

A por su último sueño por cumplir: Los sueños se van cumpliendo en cadena: el primero, llegar al Mundial; luego, hacer un podio, el primer Mundial... En Moto3 cumplí todos. En Moto2 me he quedado con la espinita de llevarme ese Mundial, porque creo que era de los pilotos más fuertes y de no haber sido por el coronavirus, alguna rueda defectuosa o problemas con el cambio, seguramente habría peleado por él. Es algo que pido desde pequeño: ser campeón del mundo. Ya lo he conseguido una vez y está claro que mi sueño es ser campeón de MotoGP. Ahora mismo está más cerca porque el paso a MotoGP es algo que muy poca gente puede conseguir. Hemos visto pilotos que se han quedado estancados en Moto2 durante muchos años. Yo he conseguido dar el paso, que ya es importante. Ahora, ganar a todos estos campeones del mundo será lo más complicado, pero, al final, es mi objetivo de mi vida y espero algún día conseguirlo.

VAVEL Logo