Marc Márquez: "Ahora toca sentir la moto, pilotarla"
Marc Márquez atendiendo a los medios de comunicación. Fuentes: boxrepsol

Si algo era seguro en la celebración del gran premio del Autodromo Internacional do Algarve, era la esperada vuelta de Marc Márquez a los circuitos. Tras estar nueves meses retirado de la competición debido a la caída sufrida en el circuito de Jerez, pasados 275 días, tres operaciones y duros meses de trabajo físico, a las 11 de la mañana Marc se montaba en su Honda RC213V y comenzaba así su primera toma de contacto en la FP1 con el asfalto del circuito.

Si todos los aficionados creían que Marc saldría a por la primera toma de contacto, nada eso, tras la salida a pista, y la realización de seis vueltas, se posicionó sexto y a 61 milésimas del mejor tiempo, que para entonces lo encabezada Bagnaia. Tras la vuelta a box, Marc realizó un cambio de neumáticos y acabó la primera tanda de libres tercero, después de haberse colocado primero con el mejor tiempo, pero el cuál le fue arrebatado por Viñales en pocas milésimas.

Para la segunda tanda de libres, el tiempo se mantuvo soleado y se pudo observar a un Marc más fuerte y confiado, el cuál no dudo en regalar alguna que otra salvada y más de un parcial en rojo. A falta de veintisiete minutos y posicionado en la decimocuarta posición, entro en box y tras afrontar algunos cambios volvió a pista.  Cuando la bandera a cuadros bombardeó la pista, Marc acabó en la sexta posición. 

En definitiva un Marc que ha vuelto con ansias y muchas ganas, y sobre todo, marcando territorio, lo ha querido dejar claro en las declaraciones que horas más tarde ha ofrecido a los medios "A pesar de verme cerca de los primeros, estoy en la misma tónica de ayer. No descarto nada y lo que venga, bienvenido será. Las sensaciones han sido buenas pero ahora toca sentir la moto, pilotarla".

En cuanto a su estado físico dice que los médicos le han avisado "me he sentido bien. A nivel muscular estoy bien, pero ya me han avisado de que a lo largo del fin de semana iré a menos físicamente. Mañana es cuando llegarán las agujetas y veremos hasta dónde puedo llegar el fin de semana".

También tiene claro que su nivel de fuerza irá a menos porque no está al 100% y que de cara a la clasificación sufrirá, ya que con gomas nuevas es cuando ha encontrado más problemas.

A pesar de la confianza que mantiene sobre las opciones de cara a circuito se mantiene muy insistente en que en las curvas de izquierda va bien pero que en las de derecha le cuesta algo más, pero no quiere marear al equipo "técnicamente tenemos margen de mejora, pero no es lo prioritario. No quiero confundir al equipo con cambios o modificaciones de setup. Toca pilotar, sentir la moto".

Un Marc muy emocionado, como si por primera vez hubiera vuelto a boxes tras salir a rodar cuenta que "cuando he entrado al box me he reído porque les he dicho a los del equipo que es más fácil pilotar esta moto que la de calle que probé en días anteriores. Y claro, también me sale la sonrisa porque estoy aquí y estoy feliz".

VAVEL Logo