Un fin de semana con Remy Gardner
motogp.com

Red Bull Motorsports colgó un video acompañando a Remy Gardner antes de viajar a Francia y durante el mismo Gran Premio. El piloto australiano acabó segundo en el GP de Le Mans en unas condiciones algo difÍcil ya que la pista no estaba completamente seca.

Antes de viajar a Francia, el piloto australiano se fue con su perro a la playa como hace a menudo para desconectar un poco de todo. Además de camino su taller, comentó que con esto del COVID-19 todo es bastante extraño ya que es diferente a lo que ha vivido; echa mucho de menos a los aficionados y verlos en la grada.

El jueves previo al Gran Premio tocó lo que hacen todos los pilotos cuando llegan a un circuito: un pequeño biefing con el equipo para preparar la jornada de viernes, ordenar y poner todo en su motorhome para tenerlo listo, además de sus declaraciones previas a la prensa.

El primer día fue tiempo para los primeros entrenamientos libres en los que tuvo algún que otro contratiempo a la hora de poner la moto perfecta para su estilo de pilotaje pero pese a eso, acabó segundo en la FP1 y cuarto en la FP2, clasificándose directamente para la Q2 del sábado.

Al día siguiente, los pilotos tuvieron que sufrir tras unas condiciones climáticas, típicas de Francia. Tanto la FP3 como la QP fue pasada por agua. Remy no se fue nada contento después del día de hoy ya que esperaba más. El piloto australiano cometió un error en su última vuelta y no pudo mejorar su tiempo. Acabó séptimo.

Remy explicó a los medios que él no tiene presión, simplemente se tiene que concentrar en su trabajo con los suyos y sobretodo con Aki Ajo el que alaba diciendo que es muy importante para él. "No estoy contento de la QP que he hecho por que podía estar en primera fila perfectamente, pero he cometido un error. La carrera es mañana y si las condiciones son las de hoy, será una carrera larga".

Race day. El día para Remy Gardner no empezó bien debido a que en el warm up tuvo un problema con la moto y lo dejó tirando en mitad del diluvio que caía en ese momento; esto no le impidió al australiano en hacer la carrera. A las 12:20, inicio de la carrera, la tensión se palpaba en el ambiente ya que dejó de llover, salió el sol pero pese a ello no se secó la pista al 100%. El australiano hizo una carrera de menos a más adelantando cuando se podía y no arriesgando más de la cuenta; finalmente acabó 2º por detrás de su compañero Raúl Fernández.

El piloto australiano se fue contento del GP de Francia ya que ese segundo puesto lo ponía líder de la clasificación general de Moto2. Además ver a su compañero de equipo ahí luchando con él, es un extra que le hace ir más rápido para poder batirlo en cada GP.

VAVEL Logo