Los 'palos' de Osaka fulminan a Kerber
Naomi Osaka apabulló a Kerber | Foto: US Open

Día muy desapacible el que se presentaba en la segunda jornada del US Open, con la amenaza de la lluvia muy presente y casi con la certeza de que el día se presentaba largo sobre las instalaciones de Flushing MeadowsCon el techo cubierto se disputó el segundo choque de la jornada en la pista Arthur Ashemomento en donde iba a hacer acto de presencia la que era la actual defensora del torneo, la alemana, y ex número uno del mundo, Angelique Kerber.

La tenista de Bremen iba a tener enfrente a la japonesa Naomi Osaka, una tenista que goza de un tenis potente y ofensivo, con temibles golpes que pueden dar auténticos quebraderos de cabeza, siempre y cuando esté enchufada y en sintonía con su raqueta. Un choque de mismas marcas deportivas, pues ambas visten de 'Adidas', muy vintage en esta edición del Grand Slam neoyorkino, y empuñan una raqueta 'Yonex'. Y por desgracia para Kerber, la alemana comprobó en sus propias carnes el daño que puede hacer Osaka.

Un vendaval llamado 'Naomi Osaka'

Kerber no llegaba al US Open con unos resultados muy halagüeños, pues sólo ha conseguido hacer una única final, y fue en Monterrey, torneo de categoría 'International', cifra muy baja para una tenista de su entidad. Osaka puede llegar a ser una jugadora francamente poderosa y muy dura de batir. Tiene un tenis tan brillante.

Kerber se vio desbordad en todo momento ante el tremendo poderío de Osaka | Foto: US Open

Pese a que la primera manga se inició igualada, era la jugadora nacida precisamente en la ciudad japonesa de Osaka quien mandaba en el partido y quien llevaba la batuta del partido. Se observaba una Kerber falta de carisma, falta de ánimo, muy apagada, acorde al día gris con el que se amaneció en Nueva York, como si no estuviera disfrutando del tenis.

En el octavo juego del primer set se producía la primera alarma de la contienda, y es que Osaka, haciendo gala de un tenis fabuloso, rompía el servicio de Kerber para después con el suyo propio, un golpe que hoy realizo francamente bien, cerrar el primer set y saltar así las alarmas.

La derecha de Osaka, contundente y temible | Foto: US Open

En el segundo set apenas hubo batalla. Kerber, con un set abajo y sin tener esa cabeza fría y esa capacidad de aferrarse a la pista, se vio totalmente arrollada y desarbolada por un aumento del tenis de su rival. Osaka no tuvo reparo en echar aún más sal en la herida abierta y hundir aún más a una Kerber que caminaba con la cabeza gacha y sin saber donde meterse, aunque bien es cierto que tampoco se vio muy decidida a querer remontar. El resultado final fue de 6-3 y 6-1 a favor de Osaka, que llegó a impactar la cifra de 22 golpes ganadores. Toca pensar para Kerber.

VAVEL Logo