Anuario VAVEL 2017. Svetlana Kuznetsova: las lesiones, su gran hándicap este año
Fotomontaje: Diego Blanco - VAVEL

Svetlana Kuznetsova, curtida en mil batallas y siempre en una segunda línea para optar a los grandes premios. La rusa no encontró su mejor versión tanto deportiva, como física, teniendo que decir adiós a la temporada antes de tiempo, una temporada en la que tampoco ha podido sumar un nuevo título a sus vitrinas, tras años y años cosechando grandes triunfos en todo tipo de circunstancias.

Sveta cuajó una gran temporada hasta que llegó la gira norteamericana de cemento donde apenas pudo cosechar buenas actuaciones, y se vio totalmente mermada por una lesión en la muñeca izquierda que no le permitió terminar el año de la mejor manera posible teniendo, incluso que renunciar al último torneo del año, que precisamente se disputa en su país, en Moscow donde el año pasado logró la gran machada de acceder a las WTA Finals de Singapur tras coronarse en casa.

Kuznetsova se ha mostrado muy fiable en los Grand Slams, llegando en todos ellos excepto el US Open, influenciado por su lesión de muñeca izquierda. Quizá, esta fiabilidad de la rusa en los grandes escenarios ha sido la clave para que la rusa se haya mantenido entre las 12 mejores raquetas del mundo, cabe destacar que el año pasado, la que fuera campeona del US Open en 2004, acabó como número nueve del mundo. La irregularidad y las lesiones, dejaron a Kuznetsova fuera del top ten este año.

Comienzo de año irregular, pero fructífero

Svetlana Kuznetsova tuvo un inicio de año muy irregular para ser ella. La que fuera número dos del mundo, arrancó su particular viaje en este 2017 en Brisbane, la campeona de dos "majors" no pasó de los cuartos de final en Queensland y Sydney, donde defendía corona y acto seguido, se quedó a las puertas de los cuartos de final en el Open de Australia, donde cedió ante su compatriota Anasatasia Pavlyuchenkova en dos mangas. Un par de semanas más tarde, en San Petersburgo tampoco pudo revertir la mala dinámica que traía de Australia y cayó en cuartos de final ante Yulia Putintseva.

Sin embargo, los malos resultados se vieron empañados por una fabulosa actuación en Indian Wells, donde superó a jugadoras del nivel de Karolina Pliskova, Caroline García o la propia Anastasia Pavliuchenkova para acceder a la primera final del año donde terminó cayendo con Elena Vesnina en tres mangas, sin lugar a dudas, uno de los partidos de la temporada en lo que a WTA se refiere. Una semana después, en el WTA Premier Mandatory de Miami, la rusa acusó el cansancio y cayó en octavos de final ante Venus Williams.

Sveta cumple sobre polvo de ladrillo y pasto

Kuznetsova volvió a recuperar la sonrisa con la llegada de la tierra batida al circuito WTA. La rusa no pudo hacer buen papel  en el particular torneo de arcilla indoor de Stuttgart, pero más tarde, Svetlana logró asentarse en la temporada de tierra batida europea. La rusa cumplió con creces en Madrid, donde cayó en semifinales ante Kiki Mladenovic, aunque días más tarde cayó con Daria Gavrilova e en el WTA Premier 5 de Roma. La temporada de tierra pudo ser mejor pero cumplió con lo que debía hacer y Kuznetsova cerró la primera mitad de la temporada con una segunda ronda en Roland Garros, donde cedió ante una inspirada Caroline Wozniacki.

En hierba todo fue mejor para una Svetlana que sabía que debía reaccionar ya. La rusa llegó a los cuartos de final en el WTA de Eastbourne y repitió resultando unas semanas más tarde en Wimbledon, donde cedió en dos mangas ante la futura campeona del torneo, Garbiñe Muguruza.

El verano negro de Kuznetsova

La rusa comenzó su triste y pobre gira norteamericana de cemento en Toronto donde no pasó de su debut ante CiCi Bellis, una de las grandes revelaciones de la temporada. Una semana más tarde, Kuznetsova, caía con todas la de la ley ante una inmensa Garbiñe Muguruza. La rusa perdió, pero parecía que algo cambiaba e iba a llegar con todas las opciones del mundo al último Grand Slam. Sin embargo, Kuznetsova no pudo ante Kurumi Nara en la segunda ronda del US Open y saltaban las primeras alarmas de lesión en torno a la rusa. Se veía a una Svetlana sin esa chispa que le caracteriza y tras este decepcionante resultado en el Abierto de los Estados Unidos, Sveta, no volvió a sumar triunfos en los dos partidos que iba a disputar hasta final de año en la gira asiática.

Tras derrotas en Beijing y Wuhan ante Arruaberrena y Cornet respectivamente, Kuznetsova anunció que se bajaba del torneo de Moscow debido a una lesión de muñeca que la había acompañado durante las últimas semanas. Año mejorable para la rusa pero en definitiva, sigue cumpliendo y sigue un año más, entre las mejores del mundo.

VAVEL Logo