De Minaur, la estrella de la noche en Brisbane
Foto: Zimbio

Alex De Minaur siempre ha sido considerado una de las mayores esperanzas del tenis mundial de cara al futuro, pero es en Australia donde más demuestra todo su potencial. Ya lo hizo la pasada campaña tanto en Sydney como en Melbourne, y este año, ya se ha cargado en Brisbane a Steve Johnson y Milos Raonic. Alex ha demostrado saber jugar con la presión de ser el local, ha sabido utilizar bien el apoyo del público, y sobretodo, está explotando su tenis a niveles muy altos, mucho más que lo demostrado anteriormente en el circuito junior o en sus primeras apariciones a nivel Challenger.

Milos Raonic regresaba en el día de hoy a las pistas. El canadiense disputó su último partido en el mes de octubre, en el ATP 500 de Tokyo ante Yuichi Sugita, partido que apenas duró un juego. El de Podgorica parece recuperado fisicamente pero se le ha visto falto de ritmo y con muchos problemas a la hora de aguantar el ritmo del australiano. Sin embargo, Raonic ha ejecutado bien el golpe de revés, su mayor temor debido a que su reciente operación fue en la muñeca izquierda. 

Superioridad australiana de principio a fin

Alex de Minaur fue muy superior a Milos Raonic desde el primer punto del choque. El australiano se mostró muy activo y consistente desde el fondo de la pista, al contrario que Milos que a medida que avanzaba el partido, fue bajando sus prestaciones al servicio. El joven jugador local rompió el servicio de su rival en el tercer juego del encuentro, a partir de ahí, todo salió a pedir de boca para el actual número 208.

El australiano impuso su ritmo en el fondo de pista y tras 44 minutos de primer parcial, De Minaur ya se había adelantado en el marcador llevándose el gato al agua en el primer capítulo por 6-4. Milos Raonic buscaba en el segundo set que el "aussie" bajara el nivel mostrado en el set inicial, sin embargo, continuo e incluso mejoró su nivel en la pista.

En el segundo set, Alex fue todavía más superior a un Raonic al que le pudo la exigencia del partido y apenas se opuso a la mejor versión de De Minaur y tras ir doble break abajo, el canadiense logró romper el servicio de su rival para maquillar el resultado y otorgar el pase a la siguiente ronda a la gran esperanza local por un doble 6-4 en una hora y 34 minutos de partido. Alex De Minaur sigue en una nube, y buscará el próximo viernes las semifinales ante otro "Next Gen", Michael Mmoh que superó en una maratón a Mischa Zverev en la segunda ronda.

VAVEL Logo