Plácido debut de Juan Martín del Potro
Del Potro se impuso con mucha comodidad y sin pasar apuros. Imagen: Zimbio

Partido de primera ronda en el Abierto de Australia para el argentino Juan Martín del Potro, que esta semana se volvía a colocar como top ten mundial y que parte como duodécimo cabeza de serie. Se veía las caras con el prometedor jugador norteamericano, Frances Tiafoe, número 81 del ranking ATP. En la temporada pasada se enfrentaron en una ocasión y la victoria fue para "delpo" que tuvo que luchar para imponerse en la muerte súbita del set definitivo. Lo que hacía presagiar un peleado partido y en uno de los mas atractivos de los de primera ronda. 

Del Potro aprovechó mejor sus oportunidades

Aunque al inicio del partido el argentino concedió una bola de break, este fue disipando sus dudas y empezó a imponer su ley y su mayor experiencia en los momentos clave. En el sexto juego sacando su rival y en su única oportunidad de rotura, el de Tandil se hizo con la ventaja que sería definitiva en la primera manga. Después de la rotura y jugando mas suelto con su potente golpe de drive, consiguió cerrar en 35 minutos por seis juegos a tres.

En el segundo set, en el primer juego, Juan Martín volvió a romper el saque de Tiafoe en blanco. El argentino iba embalado para hacerse con el segundo set. No cedió ni una sola bola de break en toda la manga. Este set fue el mas luchado por los dos y se vieron los mejores putos del partido. Con mucha tranquilidad, Del Potro se hizo con el set por seis juegos a cuatro en 52 minutos.

'La Torre de Tandil' sentenció

Ya en el que sería el set definitivo, el norteamericano sufría para mantener su saque, por contra su rival seguía firme y a la espera de tomar ventaja. La resistencia de Tiafoe se rompió en el quinto juego, delpo dio el golpe definitivo y se puso con ventaja de cuatro juegos a dos. Ventaja que mantendría sin sobresaltos hasta el final del partido, el cual cerró con otra rotura y se llevó el set por seis juegos a tres. En la segunda ronda le espera el ruso Karen Kachanov, en lo que promete ser un gran partido.

VAVEL Logo