Wozniacki y su exquisitez se meten en cuartos de final
La mirada de concentración de Caroline Wozniacki | Foto: Aus Open

La vida es como una ruleta. Melborune es un torneo que siempre se suele adaptar bien a Caroline Wozniacki y es que por casualidades de la vida, el destino ha querido que Australia haya vuelto a ser el lugar donde la danesa alcanzase nuevamente unos cuartos de final de Grand Slam en Australia

Buscando más casualidades, justamente hace seis años, en 2012, y en este mismo escenario, fue la última vez que Wozniacki fue segunda cabeza de serie en un Grand Slam, como en este presente Open de Australia. Los astros estaban alineados para que la danesa llegase a la antepenúltima ronda del primer Grand Slam del año. Los astros no fallaron.

Un enfrentamiento que no se daba desde hace cuatro años

En 2014, esa fue la última vez que Wozniacki y Rybarikova se vieron las caras, precisamente en otro Grand Slam, esta vez en Estados Unidos, sobre Flushing Meadows. Allí, Wozniacki se benefició de la retirada de la eslovaca en primera ronda. Meses antes, en Cincinnati, la de Odense venció, como sucedería también un año antes en Tokyo. En 2009, se produjo el primer enfrentamiento. Rybarikova doblegó a la ex número uno del mundo en el torneo de Pattaya City.

Wozniacki se sobrepone a sus ligeras dudas iniciales y aniquila a la eslovacaCon algo de retraso se inició el duelo, pues el choque entre Carla Suárez, con triunfo final de la jugadora española, hizo que Wozniacki y Rybarikova saltasen más tarde de lo esperado a pista. Ya en ella y con el partido en juego, Wozniacki salió con ligeras dudas en su juego. Esa incertidumbre la supo aprovechar Rybarikova para dar un primer zarpazo. Sin embargo, en un siguiente juego maratoniano en donde la eslovaca no disfrutó de oportunidades para confirmar el juego, Wozniacki, en el quinto envite, recuperó la ventaja perdida.

Caroline Wozniacki | Foto: Aus Open

A partir de ahí, la danesa fue un torbellino sobre la Rod Laver Arena. La de Odense se desató y además de recuperar la desventaja, volvió a tomar la iniciativa minutos después para dejar encarrilando un primer set que posteriormente acabaría cerrando en su siguiente turno de servicio por el marcador de 6-3.

En el segundo set no hubo historia ninguna. Wozniacki, con unos niveles de confianza a la altura del techo de la pista Rod Laver, aniquiló a la eslovaca en un segundo set en donde sólo la permitió hacer cinco puntos al servicio, quebrando su saque en blanco en dos ocasiones y dejando perlas como un fabuloso "willy" que levantó del asiento a los presentes en la pista de mas importancia del complejo australiano a la par que una sonrisa en la danesa.

El momento del "willy" de Wozniacki | Foto: zimbio

Pasados tres minutos de la hora de partido, la segunda favorita del Open de Australia, Caroline Wozniacki batía en dos mangas a la eslovaca Magdalena Rybarikova, favorita Nº19, por el marcador de 6-3 y 6-0 para citarse en los cuartos de final de Australia seis años después. Allí chocará con Carla Suárez en lo que se espera un duelo trepidante por ser una de las cuatro mejores del primer Grand Slam del año.

VAVEL Logo