Rafael Nadal: "Nunca me tomo un partido como una revancha"

El español logró superar en un partido muy difícil al croata Cilic, remontarle un set inicial en el que el juego del balcánico rozó la perfección, pero Nadal encontró soluciones para igualar el partido

Rafael Nadal: "Nunca me tomo un partido como una revancha"
Nadal celebrando la victoria de anoche |Foto. Zimbio

Gran victoria la de esta pasada madrugada de Rafael Nadal frente al croata Marin Cilic tras remontar un primer set en el que fue dominado de principio a fin y que cedió por 2-6, el manacorí conseguiría igualar el partido en cuanto a nivel gracias a su lucha y esperó el momento en el que Cilic bajara ese nivel estratosférico que mostró durante el primer set, para imponerse en los dos siguientes sets por 6-4 y 6-4. Esta noche se medirá frente al ruso Karen Khachanov por un puesto en la final del Masters 1000 de Toronto.

“El partido empezó con mucha dificultad, la dinámica fue mala para mí e increíblemente buena para él, así que sabía que el comienzo del segundo set sería decisivo. Con el 2-1 él tuvo un par de fallos, los primeros que cometía en todo el partido, así que aproveché para romper. Ahí estuvo el momento clave”, el español reconocía el gran nivel que había estado mostrando el croata durante el inicio del duelo.

El español también tuvo tiempo para deshacerse en elogios hacia el tenis agresivo de su rival, considerándolo un jugador muy difícil de batir cuando está bien. “Esta temporada está jugando un tenis fantástico. Recuerdo decirle a mi equipo antes de Wimbledon que Marin era uno de los grandes favoritos, él ama ese torneo, pero nadie podía esperar la derrota ante Pella. Lo respeto y sé lo bueno que es, su agresividad, es muy difícil pararle cuando juega a ese nivel. Pero es lo que tiene jugar a ese nivel, cuando el límite de riesgo tan alto habrá días que juegues muy bien y habrá otros días que cometas más errores”, reconocía.

En la cabeza de muchos aún estaba ese partido que disputó frente al croata en el Open de Australia de este año y que se saldó con derrota para el español, además de una lesión que le tuvo parado hasta la gira de tierra. Sin embargo, Nadal no mostraba interés en conseguir ninguna revancha. “No, nunca me tomo un partido como una revancha, nunca he creído en estas cosas. La celebración de hoy no tuvo nada que ver con lo sucedido en Australia. Ha sido un partido muy importante para mí, estar en semifinales es una gran noticia para este comienzo de gira en pistas duras. Ganar tres partidos en este primer Masters 1000 es muy importante. Marin ha jugado un primer set insuperable, pero he resistido jugando con la táctica adecuada. Intenté buscar mis soluciones, pero no fue fácil”, aclaraba el manacorí.

“Estoy en semifinales y eso es lo más importante. No he entrenado mucho en estas pistas antes de arrancar el torneo, así que todavía necesito un período de adaptación. Salir ahí fuera siempre es difícil, pero esto es un Masters 1000. Cuando los 20 mejores del mundo llegan aquí y tú estás en semifinales, siempre son buenas noticias. He ganado un par de partidos duros, ante grandes oponentes, veremos lo que pasa mañana. Karen está jugando muy bien, es peligroso, golpea muy duro. Necesitaré mantener esta agresividad y sacar muy bien. Es una oportunidad para seguir creciendo”, finalizaba el actual número uno del mundo.