Anuario VAVEL 2016. Fernando Verdasco: luces y muchas sombras
Fotomontaje: Adrián Cobo - VAVEL

Muchos esperaban después de ver la gran pretemporada que hizo Fernando Verdasco que acabará de nuevo cerca de los diez mejores jugadores del mundo, sin embargo la irregularidad mostrada durante prácticamente toda la temporada ha empañado las grandes y épicas victorias conseguidas en esta temporada.

La pretemporada de Fernando se repartió entre Madrid e India, donde disputó la Champions Tennis League. Su equipo no consiguió ganar la copa pero el realizó muy buenas actuaciones y fue de los más destacados. Posteriormente decidió comenzar su temporada oficial en el ATP 250 de Doha, ciudad donde vive durante gran parte del año y donde se siente muy cómodo. Arrancó con una dura victoria ante Malek Jaziri y posteriormente ya tendría que jugar con uno de los grandes, ni más ni menos que Novak Djokovic. Verdasco realizó un buen partido pero no pudo inquietar al serbio en ningún momento del partido. La semana siguiente disputó una exhibición en Adelaida, el World Tennis Challenge. Allí cayó ante Lleyton Hewitt y consiguió una gran victoria ante el croata Marin Cilic, aunque nuevamente su equipo no fue capaz de ganar la copa.

Arranque de temporada muy ilusionante

Con esta preparación se presentó en el Open de Australia, allí le esperaba Rafael Nadal en la primera ronda y tras completar uno de los partidos del año en el circuito, consiguió batirle en más de 5 horas de juego. Esta dureza de partido le lastraría en el siguiente enfrentamiento ante Dudi Sela, quien le eliminaría en cuatro sets ante la sorpresa de todo el mundo. Después de su gran victoria decidió participar en “la gira dorada” sobre tierra batida del mes de febrero. Empezó en el torneo de Quito pero durante los días previos sufrió problemas físicos que le lastraron y fue duda hasta última hora para disputar su primer partido ante Renzo Olivo, terminó perdiendo y las siguientes semanas no pudo participar debido a dicha lesión. Su vuelta se produjo en el Master 1000 de Indian Wells donde gano a Peter Polansky y a Martin Klizan para después sufrir la venganza de Australia por parte de Rafael Nadal en un partido extraño. La siguiente semana jugó en el Master 1000 de Miami donde gano a Gilles Müller y a Jeremy Chardy para posteriormente caer en uno de los partidos más duros del año ante Horacio Zeballos, partido donde no faltó la polémica con el espectáculo de los calambres del jugador argentino.

Verdasco tras ganar a Nadal. Foto: Zimbio
Verdasco tras ganar a Nadal. Foto: Zimbio

Bucarest, un oasis en el desierto

Verdasco comenzó la gira de tierra batida en el torneo de Houston, lugar donde fue campeón en el 2014. Allí gano a Carlos Berlocq y cayó ante Marcos Baghdatis. La semana siguiente disputó el Master 1000 de Montecarlo, en este torneo se vería un muy buen juego por parte del madrileño, quien ganó a Federico Delbonis y después cayó ante David Goffin en un partido que llegó a sacar para ganar. Este gran tenis hizo que la semana siguiente participara en Bucarest y ganara el título mostrando un gran tenis con una gran victoria en la final ante Lucas Pouille. Su siguiente partido fue en el Master 1000 de Madrid, su torneo favorito por ser el de su casa. Sin embargo este año no hubo una de esas victorias a las que nos tenía acostumbrados y cayó ante Richard Gasquet en segunda ronda. Su temporada continuó en el torneo de Niza, donde tuvo una actuación muy desafortunada para acabar perdiendo frente al argentino Diego Schwartzman. Con estos resultados se presentó en Roland Garros donde completó uno de los partidos de la temporada frente a Kei Nishikori, a quién estuvo a punto de remontar dos sets a cero en un épico partido.

Sorprendente victoria ante Wawrinka en Queens

La temporada de Verdasco llegaría a la hierba y en  torneo de Queens ganó a Stanislas Wawrinka en la primera ronda, en un partido muy serio por parte del tenista español. Después caería ante Bernard Tomic. Misma ronda en la que caería ante Kevin Anderson en Nottingham. Con la gran victoria ante el suizo llegó muy motivado a Wimbledon, sin embargo de nuevo Tomic frenó las aspiraciones de Verdasco en un partido decidido en  5 sets.

Verdasco disputando Wimbledon. Foto: Zimbio
Verdasco disputando Wimbledon. Foto: Zimbio

Final de temporada muy decepcionante con demasiadas derrotas

El resto de la temporada de Fernando Verdasco fue muy decepcionante, exceptuando el torneo de Bastad donde fue finalista y realizó un gran tenis. También en los torneos de Atlanta, Winston Salem, Tokio o París Bercy protagonizó buenas actuaciones. En Atlanta cayó ante Nick Kyrgios en cuartos de final en un partido muy disputado. En Winston Salem cayó en cuartos ante Viktor Troicki después de estar dos veces saque arriba en el tercer set. En Tokio jugó un gran partido en segunda ronda ante Marin Cilic, aunque se le escaparía el partido en un mal último juego. En Paris también se vio un gran juego que hizo que estuviera muy cerca de ganar a Andy Murray, aunque como en el caso de Cilic se le acabó escapando.

Sin embargo en los torneo de Los Cabos, US Open, Shanghái, Estocolmo, Basilea o San Petersburgo caería en todos ellos en la primera ronda. Mientras que en el Master 1000 de Cincinnati tan solo pudo ganar un partido para acabar cayendo ante Marin Cilic.

2016 no ha sido su mejor año debido a sus impredecibles actuaciones, tan pronto buenas como malas han hecho que finalice la temporada en la posición número 42 del ranking y que no pudiera disputar los Juegos Olímpicos debido a su baja clasificación ATP. Deberá ser más regular en 2017 si quiere recuperar el nivel y el territorio perdido hace tantos años.

Verdasco decpecionado en pista. Foto: Zimbio
Verdasco decpecionado en pista. Foto: Zimbio
VAVEL Logo