Thiem enseña sus credenciales
Thiem celebra su victoria. Foto: Roland Garros.

Dominic Thiem jugó un gran partido ante Gael Monfils y se llevó la victoria por 6-4, 6-4 y 6-2 en su choque de octavos de final. El austriaco jugó sin duda su mejor encuentro en lo que llevamos de torneo y se hizo con su primera victoria en sets corridos. El finalista de la pasada edición tuvo una primera semana poco convincente, en la que se había guardado bastantes fuerzas, pero finalmente se ha lucido y ha terminado con el último tenista francés que quedaba en el cuadro.

Monfils comenzó realmente mal el partido, perdiendo sus dos primeros servicios en blanco y cometiendo cuatro dobles faltas que le facilitaron las cosas a Thiem. El austriaco mantuvo la ventaja de cuatro juegos hasta el tramo final del set y mostró su mejor nivel en este inicio del partido, algo que todavía no se había visto en este torneo. Monfils vio que tenía el primer set perdido con el marcador de 5-1, empezó a arriesgar y la cosa le salió realmente bien, ya que recuperó una de las roturas y le metió presión. Thiem, sin embargo, no se puso nervioso y en el décimo juego, cuando sacaba para ganar el set, lo cerró sin problemas, con un juego en blanco.

El segundo parcial fue sin duda el más igualado de los tres. Monfils mostró su mejor imagen, dominando a Thiem con su derecha y con sus potentes golpes. El austriaco se agarró como pudo al parcial y mantuvo la igualdad en el marcador pese a no ser el mejor tenista sobre la pista. A medida que avanzó el set la cosa se empezó a equilibrar y gracias a eso Thiem contó con su primera bola de rotura en el noveno juego. Bola de rotura que aprovechó a las mil maravillas gracias a un error del tenista francés, que fue de más a menos claramente. Dominic sacó para ganar en el juego siguiente y cerró el segundo parcial de nuevo por 6-4.

Perder el segundo set ya dejó realmente tocado al francés que se centró más en entretener a la afición en el tercer set que en intentar remontar. Gael comenzó a hacer dejadas y Thiem le pilló la mayoría e incluso logró el golpe del partido con un espectacular tweener en carrera. El austriaco rompió en el tercer juego y ya terminó de encarrilar el partido. Dominic mantuvo su saque sin problemas y amplió la ventaja en el séptimo juego, rompiendo una vez más. Thiem sacó para ganar el partido en el octavo y no tuvo ni un problema para llevarse el choque y el pase a los cuartos de final.

Thiem finalmente ha mostrado todas sus cartas y su mejor nivel en este partido de cuarta ronda. Ha quedado claro que el austriaco se había guardado en la primera semana y ahora que ha llegado la segunda semana ha terminado de enseñar todos sus credenciales. Dominic ha sembrado dudas pero nunca ha dejado de ser un tenista a tener en cuenta para la victoria final este torneo. Por cuarto año consecutivo está entre los ocho mejores del segundo Grand Slam de la temporada. Con esta derrota de Monfils, Roland Garros 2019 se queda sin representación francesa.

VAVEL Logo