Konta mantiene vivas las esperanzas locales en Wimbledon
Johanna Konta en acción durante su partido de hoy en Wimbledon. Foto: gettyimages.es

Konta mantiene vivas las esperanzas locales en Wimbledon

La británica estará en los cuartos de final de Wimbledon por segunda ocasión en su carrera después de deshacerse de la checa Petra Kvitova, bicampeona en 2011 y 2014, en tres sets. En una auténtica batalla, la decimooctava mejor jugadora del mundo remontó por 4-6 6-2 y 6-4 en dos horas y 24 minutos de juego y mañana se las verá con otra checa, Barbora Strykova, por un puesto en semis. 

manugarci
Manuel García

El tenis británico sigue vivo en Wimbledon. Su última esperanza en el cuadro femenino para emular a Virginia Wade, última campeona local en el año 1976, no es otra que Johanna Konta, la número uno local, que ha reafirmado su candidatura a hacer algo importante en este Grand Slam al acceder a los cuartos de final por segunda ocasión en su carrera. Y eso que hoy tenía una auténtica prueba de fuego enfrente. Nada más y nada menos que la vencedora de este torneo en los años 2011 y 2014, la checa Petra Kvitova, a la que ha remontado un set para ganar por 4-6 6-2 y 6-4 en casi dos horas y media de juego. 

40 golpes ganadores para Kvitova pero también 33 errores no forzados. Konta, que salvó ocho de las diez bolas de rotura que afrontó, se quedó en 22 y 21, respectivamente

El encuentro prometía y no defraudó en absoluto. Ambas jugadoras disponen de un perfil similar, siendo extremadamente importante el uso que puedan hacer del primer servicio. Tal como hiciese en los choques anteriores, Kvitova presionó constantemente el segundo saque de Konta. La checa, que no ha parado de insistir que aún no estaba del todo recuperada de su lesión en el antebrazo izquierdo, buscaba acortar los puntos al máximo por temor a que su brazo no se resintiese. Sin embargo, las dos primeras bolas de 'break' las tuvo Konta, con un apetecible 15-40 con empate a cuatro juegos. La reacción de Kvitova fue digna de su categoría. Cuatro primeros saques y resuelto el problema. Pasado ese primer momento de apuro, la número seis del mundo olió sangre y aprovechó los segundos saques de su rival para lograr el 'break' y poner el 6-4 en el marcador de este primer set. 

Konta se hace fuerte en el tramo decisivo

Por segundo partido consecutivo, Konta se veía obligada a remontar un marcador adverso en esta edición de Wimbledon. Y una vez más, la número uno británica se mostró implacable en el aspecto mental. En el primer juego del segundo set, Kvitova sufrió una pequeña desconexión entregando su servicio en blanco (1-0). Pero lo que no sabía la checa es que, a partir de ese momento, el partido iba a cambiar de manera radical a favor de Konta. Ésta, apoyada siempre en su primer servicio, consolidó su ventaja con uñas y dientes en un segundo juego de más de diez minutos de duración. La gestión de los momentos decisivos fue la tumba para Kvitova que, decepcionada, volvió a ceder su servicio viéndose ya con el segundo parcial prácticamente perdido (3-0). 

No sólo el aspecto mental iba a favor de Konta. También lo hacía el tema físico. Para Kvitova había sido vital sacar todos sus encuentros anteriores en sólo dos sets, pero hoy era la primera vez que podía irse a un tercero, lo que iba a ser un examen crucial para su delicado antebrazo. Con una ventaja muy tranquilizadora, Konta remató la faena y con un 6-2 envió el partido al tercer y definitivo set. 

La británica se veía con mejores sensaciones. Su primer servicio funcionaba y sus piernas iban a más velocidad que las de su rival. Con un gran resto de revés cruzado que cayó en la línea, la tenista local daba otro golpe al partido situándose 2-1 por delante. Kvitova cada vez se veía más agotada y, como consecuencia de ello, su toma de decisiones ya no era tan efectiva como antes. En los momentos decisivos, la checa se hundió y pasó de poder empatar el encuentro a verse 4-1 y doble 'break' en contra. Sólo al final y con todo ya perdido, Kvitova pudo soñar con una remontada épica, pero solamente le dio para recuperar uno de los 'breaks'. En su segunda ocasión y sin dar demasiadas oportunidades, Konta puso fin al choque apuntillando a su rival por un definitivo 6-4

Esta Johanna Konta recuerda cada vez más a la tenista que hace dos años llegó a ser la número cuatro del mundo gracias, entre otras cosas, a las semifinales que registró en el All England Club. Mañana luchará ante la también checa Barbora Strykova por repetir dicho resultado y mantener vivas las esperanzas locales en su torneo. 

 

VAVEL Logo