¿Cuál es el panorama tras la suspensión del Indian Wells?
Celebración de un partido de Indian Wells. Foto: Snow_yvr.

El pasado domingo 8 de marzo tras declararse la emergencia por la aparición de un caso de coronavirus por el Departamento de Salud Pública del Condado de Riverside la organización del primer Master 1000 (Premier Mandatory para las chicas) hacía público que el torneo de Indian Wells quedaba suspendido. Jugadores tanto de la WTA como de la ATP mostraban su disconformidad ante tal noticia, algunos alegaban que se habían enterado por redes sociales como era el caso de Kirsten Flipkens, la jugadora belga pedía que al menos se hubiese realizado una reunión de urgencia con los jugadores y jugadoras del torneo para notificar la decisión. La rumana Sorana Cirstea y el argentino Diego Schwartzman fueron otros de los jugadores que se pronunciaron declarando que también se habrían enterado a través de las redes sociales. Otros jugadores como fue el caso de John Millman, quien acababa de llegar de haber disputado las eliminatorias con Australia para las Finales de la Copa Davis, se enteraba al llegar a California que el torneo acababa de ser suspendido y que por lo tanto los entrenamientos que tenía programado con un jugador cabeza de serie habían sido suspendidos. Al tratarse de un jugador que no era cabeza de serie, Millman no podría reservar pistas de entrenamiento pues estaban destinadas a jugadores que lo fuesen o bien fuesen ex-campeones.

Antes de hacer pública la suspensión del torneo, los organizadores junto a la ATP habían tomado medidas cautelares para evitar el contagio entre las que destacan el hecho de que los jugadores no podrían tener ningún tipo de contacto ni con los fans, ya que quedaba totalmente prohibido lanzar al público cualquier tipo de prenda o toalla y a su vez no podían aceptar bolígrafos y pelotas de tenis para firmar autógrafos, ni con los recogepelotas pues éstos no podían coger la toalla de los jugadores y debían usar guantes. Incluso se llegó a barajar la posibilidad de jugar el torneo sin espectadores según un tweet publicado por Christopher Clarey, periodista del New York Times. En cuanto a las entradas, el torneo ha comunicado que podrán ser reembolsadas, o si lo prefieren, los usuarios podrán canjearlas por entradas para el próximo año. 

La cancelación del Indian Wells supone el primer gran torneo de la temporada que decide ser cancelado pero no ha sido el único, previamente se habían cancelado hasta cuatro torneos más todos localizados en territorio asiático (los torneos de Anning en China y los de Seúl, Busán y Gwangju en Corea del Sur). De momento la ATP y la WTA considera que los jugadores no se han presentado al torneo de Indian Wells por lo que éstos perderán automáticamente los puntos al no haberse disputado los partidos. Pero puede que no sea la única suspensión que veamos en tierras norteamericanas, pues en Florida se han detectado hasta 13 infectados y ya han muerto dos personas, llegando incluso a cancelarse el festival de música electrónica Ultra Music Festival lo que deja en una situación bastante comprometida al segundo Master 1000 de la temporada. Los organizadores del Miami Open emitieron un comunicado bastante conciso en el que dejaban clara su intención de realizarlo a la vez que declaraban la seguridad de los jugadores, espectadores y del personal es una prioridad principal en el torneo.

La siguiente fecha que hay que apuntar en el calendario es el 12 de abril pues es el día en el que se da el pistoletazo de salida a la gira en tierra batida y no es en otro sitio que en Montecarlo, zona limítrofe con el norte de Italia uno de los focos con mayores afectados de Europa. Con el torneo de Montecarlo aún en el aire quedaría en duda si el resto de torneos que deben disputarse sobre tierra batida en Barcelona, Madrid y Roma (la antesala del segundo Grand Slam de la temporada) podrán desarrollarse con total normalidad. 

Las organizaciones ya han empezado a barajar las posibles alternativas. Por un lado, se está pensando en una reestructura del calendario lo que significaría que si la gira asiática quedase suspendida, los torneos que hayan sido previamente cancelados se moverían a esas fechas de forma que se reduzca el número de torneos suspendidos. Si se llevase a cabo significaría que torneos como el Indian Wells o el Miami Open se jugarían tras el US Open en sustitución de los torneos de Pekín y Shangái. Por otro lado, está el hecho de que se puedan jugar algunos torneos a puerta cerrada como ha pasado recientemente en la región de Cerdeña, donde se disputaron sin apenas gente en las gradas las eliminatorias de la Copa Davis que enfrentaba al equipo italiano al compuesto por los jugadores de Corea del Sur. Tras su primer partido Fabio Fognini declaraba “no fue difícil concentrarse, pero fue un poco extraño jugar frente a 100 personas”. Este escenario podría darse en las gradas españolas también pues es la medida es la adoptada por lo pronto en los torneos que se jugarán en territorio español según un comunicado publicado por la Real Federación Española de Tenis.

Por lo pronto, el Conde Godó ha decidido cancelar la presentación del torneo que debería haberse celebrado el pasado martes 11 de marzo y el Mutua Madrid Open se encuentra analizando su situación. Habrá que seguir pendiente para saber cómo se desarrollará la gira.

VAVEL Logo