Irina Begu se llevó el
premio mayor de Palermo
Irina Begu. Foto @LadiesOpenPA

La rumana Irina Begu, de 31 años, obtuvo el título sobre tierra batida del torneo WTA 250 de PalermoItalia, tras derrotar en la final a la representante local Lucia Bronzetti por doble 6-2, después de una hora y 33 minutos.

Begu, 45 del ranking, despachó a Bronzetti, esperanza italiana, para asegurarse el quinto título individual de su carrera en ocasión de la 33° edición del Palermo Ladies Open.

Irina Begu. Foto @LadiesOpenPA
Irina Begu. Foto @LadiesOpenPA

Begu se impuso generalmente en los primeros rallies largos, rompiendo a Bronzetti tres veces seguidas para liderar 5-1. Bronzetti mantuvo el servicio para 5-2, pero un revés en la línea sentenció en blanco el último game para Begu, quien se hizo claramente con el primer set 6-2.

En la manga final, Begu tomó ventaja 3-0. Bronzetti recuperó un quiebre y se acercó 3-2, pero la campeona respondió, ganó los últimos tres juegos, cerrando con su segundo ace para el doble 6-2. Convirtió seis, de sus doce puntos de quiebres.

Quinta corona

El torneo de Palermo fue dotado con un premio total de 203.024 euros.

Irina Begu fue premiada con un cheque de 26.770 euros y 280 puntos para el ranking, mientras que Bronzetti recibió 15.922 euros y 180 puntos, que le sirven de estímulo por llegar a su primera instancia suprema.

La representante de Rumania sumó el quinto título del circuito, después de los de Tashkent (2012), Seúl (2015), Florianópolis (2016) y Bucarest (2017). También jugó finales en Budapest y Marbella (ambas en 2011), Moscú (2014) y Cleveland (2021).

El año pasado, la campeona de Palermo fue la estadounidense Danielle Collins, quien había vencido 6-4 6-2 a la rumana Elena Gabriela Ruse.

 Lucia Bronzetti. Foto @LadiesOpenPA
Lucia Bronzetti. Foto @LadiesOpenPA

En dobles

La húngara Anna Bondar y la belga Kimberley Zimmermann, cabezas de serie número tres, derrotaron a la rusa Amina Anshba y húngara Panna Udvardy por 6-3 6-2 para llevarse el título de dobles, tras una final que duró 72 minutos.

Las campeonas perdieron el servicio una vez, en contrapartida convirtieron cinco de sus diez puntos de quiebres.

 

VAVEL Logo