Cafetaleros de Chiapas
Cafetaleros de Chiapas
Football Team
Soccer

Cafetaleros de Chiapas

2019 Tuxtla Gutiérrez


Cafetaleros de Chiapas es un equipo de fútbol mexicano. Para los chiapanecos no es un secreto la rivalidad que existe entre los tuxtlecos - ciudadanos de la ciudad de Tuxtla Gutiérrez, Chiapas - y los huacaleros - como se les dice en Chiapas a los habitantes de Tapachula - y desde esa rivalidad, el día que un equipo de fútbol llegó a la “Perla del Soconusco”, la afición trató de mostrar su grandeza.

Debido a problemas financieros, en 2015 Estudiantes de Altamira vendió la franquicia a una sociedad de empresarios chiapanecos con apoyos de gobierno, así nacieron los Cafetaleros de Tapachula.

La recepción fue increíble y su afición llegó a ser una de las mayores del Ascenso MX, llegando a llenar entre el 70% y el 80% la capacidad de su estadio, el Olímpico de Tapachula. 

En su debut durante el Apertura 2015, el equipo llegó a liguilla, quedando eliminados en cuartos de final ante los Bravos de Juárez (actualmente equipo de primera división); en el Clausura 2016 repitieron la hazaña, y nuevamente se quedaron en cuartos de final.

Foto: Cafetaleros de Tapachula.
Foto: Cafetaleros de Tapachula.

El club del cafetal llegó a tener figuras interesantes dentro de sus filas, como Julio “la momia” Gómez, que brilló con la selección mexicana sub-17 y sub-20 (aunque se quedó en promesa), llegó en 2015 al equipo huacalero pero no pudo brillar; y Mauro Camoranesi, mítico ex futbolista argentino que dirigió al equipo entre 2016 y 2017, aunque tampoco fue capaz de llenar las expectativas.

Pero vendrían tiempos oscuros, no solo para el equipo, que peleaba por no ser último en la clasificación y no logró clasificar a Copa MX ni liguilla; tras una mala gestión, y después de una dura batalla por no descender contra Monarcas de Morelia, en 2017 Chiapas F.C., mejor conocidos como jaguares, no sólo descendió, desapareció. Dejando a los chiapanecos sin fútbol de primera; aunque esto transformó al equipo aromático en el emblema futbolístico del estado de Chiapas.

Campeones sin ascenso

Foto: Quadratín Guerrero.
Foto: Quadratín Guerrero.

La temporada siguiente, el club se encargó de revivir la esperanza chiapaneca, y en el clausura 2018 clasificaron a liguilla gracias a que alcanzaron in extremis el último boleto disponible, una vez dentro de la eliminatoria se encargaron de llegar a la final y ganar el torneo.

Jugadores como Christian “el hobbit” Bermúdez, Edgar Barcenas (hoy en el Real Oviedo de la segunda división española), Leonardo Ramos (actualmente juega en el Club León), se ganaron el respeto de los aficionados y aumentaban las posibilidades de obtener el preciado cupo para ascender.

Como campeones se enfrentaron a Alebrijes de Oaxaca (campeones del apertura 2017) por el boleto para convertirse en equipo oficial de la primera división, pero fue una esperanza vana; a pesar de lo mucho que se le dijo a la afición que el equipo no cumplía las “reglas” para ser un equipo de la máxima categoría, se esperaba que tras ganar se les diera la oportunidad de tener nuevamente un equipo en la Liga MX y parecía que podía ser así... Al final, después de ganar al equipo oaxaqueño (con un marcador global de 6-3), el club chiapaneco tuvo que conformarse con una compensación económica - que fue de apenas poco más que 6 millones de dólares - y continuar jugando en la división de plata. 

Cafetaleros de Chiapas

La desilusión fue un golpe mortal para la afición, que de la noche a la mañana disminuyó, mientras, los resultados del equipo no ayudaron para nada a reavivar la llama, fue un año gris, y esto llevó a los propietarios a buscar el cambio de sede. 

En 2019 la ciudad de Tapachula perdió su preciado equipo de fútbol para dárselo nada más y nada menos que a sus eternos rivales, los tuxtlecos. Con esto el fútbol regresaría a la capital chiapaneca, que a pesar de tener el Tuxtla FC (equipo de tercera división), no estaban satisfechos.

Originalmente se buscó el movimiento de sede para jugar en el Estadio Zoque, que cumplía con la certificación par jugar en primera, aunque también se buscaba un cambio de aires después de la desilusión de no ascender; el apertura 2019, torneo en que Cafetaleros - ahora de Chiapas - llegó a la capital del estado, la Federación Mexicana de Fútbol decidió que todos los equipos podrían ascender (aunque no permitieron que acabará el torneo antes de avisar que en realidad ya no existiría el ascenso), lo cual representó el golpe más doloroso para la afición huacalera. 

Foto: Cafetaleros de Chiapas.
Foto: Cafetaleros de Chiapas.

El regreso del balompié a la capital fue ilusionante, con el equipo venían viejos conocidos como el “hobbit” Bermúdez o Franco Arizala, y quién más avivaba su ilusión: Salvador Cabañas, ídolo de los extintos jaguares, aunque en esta ocasión formando parte del cuerpo directivo. 

Por desgracia la temporada no estuvo a la altura de las expectativas, quedando fuera de liguilla (en octavo lugar, pero esa temporada solo clasificaron los siete mejores) y cayendo eliminados contra Morelia apenas iniciada la fase eliminatoria de la Copa MX (Monarcas remontó un 4-1).

Para el clausura 2020 perdieron muchas figuras clave. Antes del parón por la contingencia sanitaria, el equipo iba en último lugar de la tabla general sin puntos.

Actualidad

La cuarentena - que congeló todo - y la decisión de la federación de cancelar los ascensos, han provocado que el futuro del equipo sea incierto, al momento de escribir esta publicación, y a menos de un año de llegar a Tuxtla Gutiérrez, ya hay rumores de su desaparición; por ahora no queda más que esperar que podamos seguir disfrutando del fútbol en Chiapas. 

//