Monarcas Morelia
Monarcas Morelia
Football Team
Soccer

Monarcas Morelia

1965 Morelia


Monarcas Morelia es un equipo de fútbol de México con sede en la ciudad de Morelia en el estado de Michoacán. La historia de Monarcas Morelia es como la de muchos clubes del futbol mexicano: inicio desde abajo, forjado con personas que amaban este deporte y buscaban hacer historia. En este texto, se contará la historia completa del club de forma concreta.

Todo comienza en 1924, cuando se bautizó al equipo de Morelia como ‘Oro’ para disputar partidos en ese entonces la era amateur, siendo el cancha de juego el llano ‘Campo Morelia, ubicado en las cercanías de la ciudad michoacana. Años después cambió a ‘Oro Morelia’ y así se mantuvo hasta 1950, cuando un 4 de junio se crea un patronato para inscribir al club en la Segunda División. Ahí también se decidió que se cambiará el nombre a ‘Club Deportivo Morelia’. En aquella primera temporada 1950-51, el conjunto michoacano jugó con equipos como Pachuca, Querétaro, Toluca, entre otros. Su primer juego fue el 25 de febrero de 1951 goleando 5-1 a los ‘Tuzos’ del Pachuca, partido llevado a cabo en el Estadio Morelia.

EL PRIMER TÍTULO

El primer trofeo en la era profesional llegó en el año de 1956. En aquella temporada, los canarios se hicieron campeones en el torneo de Copa de la segunda división, venciendo en penales al Laguna.

LLEGA EL ASCENSO AL MÁXIMO CIRCUITO

El Puebla dejó vacante un lugar en la Primera División para la temporada 1956-57, lo que permitió un doble ascenso. Estoy lo aprovecho Morelia, donde quedando subcampeón de la categoría le fue suficiente para subir. Fue así cuando en la 1957-58, el cuadro moreliano hizo su debut en el máximo circuito, jugando ante América en el entonces Distrito Federal, con empate a un gol. Así es como se escribían las primeras letras de este equipo en la máxima categoría del futbol mexicano. En 1958 también jugaron su primer duelo internacional ante el Independiente de Avellaneda.

EL ARRIBO AL VENUSTIANO CARRANZA

Muy conocido es Morelia por sus coloridos partidos en el estadio Venustiano Carranza, ubicado en esa ciudad. Pero sus inicios jugando en ese inmueble se dieron en 1965 cuando Jorge Díaz, nuevo dueño del club, los llevó a jugar a ese estadio que justamente acababa ser construido.

EL PRIMER DESCENSO

El día que menos quisiera recordar un aficionado es cuando el equipo de sus amores descendió. Tristemente Morelia lo vivió en 1968, cuando solo acumuló 17 puntos en la temporada, quedando sentenciado a bajar a la Segunda. A partir de ahí vendrían situaciones adversas para los ‘canarios’.

Para 1971, Morelia enfrentaba una deuda económica y una desafiliación por un altercado en un juego ante el Zamora, pero llegarían 'salvadores' encabezados por Julio Herrera. Pero este tema se volvería a repetir 3 años después, cuando el club estuvo nuevamente en peligro de desaparecer pero 33 empresarios, destacando don Nicardo Ortiz, tomaron las riendas y surgió un nuevo nombre que fue ‘Club Atlético Morelia S.A. de C.V.

EL RESURGIR

El 26 de julio de 1981, Atlético Morelia lograba el ansiado ascenso de la mano de Diego Malta en la dirección técnica. Todo se definió en una final ante el Tapatío, donde desde los once pasos Horacio Rocha los llevó nuevamente a la primera división, siendo ese día inolvidable para todos y trascendental hasta hoy.

De vuelta a la máxima categoría, el primer juego del torneo fue contra Atlante, siendo derrota para los morelianos de 1-0. La historia sería de mucha lucha y garra temporada a temporada, buscando mantener la categoría bajo la dirección técnica de Antonio la ‘Tota’ Carbajal. Esto a su vez, logró que diera a luz un inmueble maravilloso en el futbol mexicano: el Estadio Morelos.

El gobernador de ese momento decidió que era momento de que la ciudad tuviera un estadio de primera, donde la creciente afición al Atlético Morelia pudiera asistir a ver comodamente a los 'canarios'. 35,000 personas inundaron el Morelos para ver debutar a su equipo ante el América un 9 de abril de 1989. Juan Ángel Bustos escribió su nombre con letras de oro al anotar los 2 goles le dieron el triunfo a los rojiamarillos.

LA LLEGADA DE TV AZTECA

Nos vamos a 1996 para recordar el momento en que Grupo Salinas decide hacerse dueño del Atlético Morelia, haciendo las negociaciones con Nicardo Ortiz. Así nacía una nueva etapa para el club que se fortalecía con este nuevo proyecto. Sin embargo, vino un cambio que no sería del agrado para muchos aficionados de antaño.

En 1999, el año final del siglo XX, se decidió cambiar el nombre de Atlético Morelia a Monarcas Morelia, en honor al escudo de armas de la antigua Valladolid (hoy Morelia) en el que se aprecian tres reyes con un cetro en sus manos. La modificación causó polémica y molestia entre muchos de los hinchas, donde algunos dicidieron dejar de seguir al equipo, porque creían que este cambio mataba con la tradición del club, a pesar de que los colores permanecían.

Ya en el plano deportivo, Monarcas tomaba poco a poco protagonismo llegando a Liguillas, con jugadores de un nivel importante y que daban la ilusión de hacer historia. Justamente, un año después llegó la gloria.

EL PRIMER TÍTULO

En el torneo Invierno 2000, el equipo ingresó por la vía del repechaje a la ‘fiesta grande’. Monarcas dejaría en el camino al Irapuato para estar en esa Liguilla. En 4tos, vencieron al Pachuca; en semis fueron más que Santos y se instalaron en la final contra Toluca donde en una dramática tanda de penales, de la mano de jugadores como Alex Fernandez, Angel Comizzo, Carlos Pavon, Antonio Noriega, Darío Franco y muchos otros, alzarían el primer campeonato para el club. La ciudad de Morelia se volvió una locura, cuentan. Las calles se inundaron de rojo y amarillo, viviendo por fin un sueño que se veía lejano.

A partir de ahí vinieron participaciones en Copa Libertadores, en la CONCACHAMPIONS y destacados torneos de Liga donde llegaron a la final del Apertura 2002 nuevamente ante los ‘Diablos Rojos’ quienes salieron esta vez campeones. Vinieron varios subcampeonatos, ante Pachuca y Toluca en el torneo de CONCACAF y una gran participación en la Copa Libertadores. En 2003 otro titulo se le fue de las manos, ahora a manos de Monterrey donde a pesar de cerrar en casa, no pudo revertir el resultado de 3-1 en la ida.

AÑOS GRISES

A partir de 2005, excepto el torneo clausura de ese año cuando terminaron como lideres en la tabla y fueron eliminados en semifinales por Tecos, Morelia comenzó a tener campañas pobres en resultados, dejando aquellos años de gloria con Liguillas y protagonismo. Hubo una gran cantidad de refuerzos fallidos, con un desfile de técnicos que no lograban dar el salto.

Fue hasta el 2009 con el regreso de Tomás Boy al banquillo que resurgía la ilusión de ser competitivos. En 2011, volvieron a una final donde se midió a Pumas pero nuevamente, obtuvieron el subcampeonato.

Ya para 2013, la final de Copa MX llegó al Estadio Morelos para disputar el trofeo de apertura. Los rojiamarillos que contaban con Mancilla, Montero, Vilar, Aldo Leao jugaron ante Atlas, donde en una emocionante tanda de penales y bajo una lluvia intensa, los dirigidos por Carlos Bustos se coronaron campeones.

TENTANDO AL DESCENSO

Una mala gestión directiva provocó que en 2014 y 2015 Monarcas sumará pocos puntos que lo hundieron en la tabla porcentual. Esto obligó a traer jugadores de experiencia para evitar el descenso, librando la primera quema en 2016 donde Dorados terminó perdiendo la categoría. Al siguiente año, el sufrimiento fue mucho mayor. Tuvieron que definir su permanencia hasta la jornada 17, con un gol dramático de Raúl Ruidíaz al 92 en cancha de Monterrey, que a la postre mandó al Ascenso y desaparición Jaguares de Chiapas.

Cabe destacar que en el Apertura 2016 y Clausura 2017 el peruano Ruidíaz terminó como campeón de goleo, lo que lo convirtió como el primero en la historia del club.

CONSOLIDANDO LA PLAZA

Un sinfín de rumores pusieron a Monarcas en otros estados debido a la incertidumbre que existió por parte de Grupo Salinas. Sin embargo, se mantuvo y se le regresó una solidez financiera y futbolística al club.

A inicios de este 2020, Álvaro Dávila dejó la presidencia del club tras poco más de 20 años en el puesto. Mauricio Lanz llegó en su lugar pero ahora Director General. Actualmente el equipo se ha mantenido como un invitado frecuente a la ‘fiesta grande’ y trabaja para volver nuevamente a una final y levantar por segunda vez en su historia un campeonato de Liga.

Esta biografía fue realizada por Alberto Zepeda.

//