El 2007: Guzmán y Benítez

Era la época de una chispeante escuadra nacional; la dirección de Hugo Sánchez, en aquél torneo, vivía una -sino la más- agradable época en su etapa como seleccionador. Tras vencer categóricamente a Brasil, el siguiente duelo sería determinante para las aspiraciones nacionales y, sobre todo, las de un novel Ecuador que aspiraba a más.   

El once de Ecuador presentaba demasiadas caras nuevas. La experiencia de Iván Hurtado –viejo conocido de nuestro fútbol-, Edwin o Carlos Tenorio, arropaban a los Segundo Castillo, Luis Antonio Valencia y –en especial- a un portero de delantero, letal, respetuoso y aguzado que, de no ser por una impresionante actuación de Oswaldo Sánchez, hubiese aniquilado, en más de una ocasión, la portería nacional.

"Yo traje a 'Chucho' Benítez después de ver por TV un juego de la Copa América 2007. Era una gran persona" declaró el ex técnico lagunero, Daniel Guzmán.

Así inicio el grandioso idilio entre ‘Chucho’ y el balompié nacional; independientemente a la prematura eliminación ecuatoriana en la fase de grupos, Benítez había llamado la atención del otrora orquestador lagunero y, para el Apertura 2007, el delantero se enfundaría con la playera ‘santista’.

“Me tiene muy triste, estoy impactado por la noticia. Cuando me entero por la mañana, es algo que no podía creer. Con ‘Chucho’ viví grandes momentos, desde que llegó a Santos hubo una gran química, hicimos una gran amistad  que todavía manteníamos, nos comunicábamos. La verdad, me deja un gran hueco, porque era una persona muy sencilla. Había una gran unión con su familia” declaró Guzmán.

La trayectoria de Benítez con el cuadro lagunero no pudo ser mejor; realizó la escalofriante cantidad de 51 anotaciones en sus dos etapas con la casaca del cuadro de la comarca; así, la extraordinaria trayectoria de ‘Chucho’ lo coloca como el sexto mejor goleador en la historia del Santos Laguna.

“Estoy a los pies de la familia, de lo que necesiten, ellos lo saben, cuando ellos requieran de mi persona, saben que estaré ahí, no solamente yo, sino de toda mi familia. Yo he pasado por situaciones complicadas, sé lo que se siente la pérdida de un familiar y con oraciones estaremos presentes apoyando a la familia de ‘Chucho’, que sigo sin entender lo que pasó, él era muy fuerte, todo un deportista” finalizó el estratega mexicano.

El legado de Benítez en el fútbol mexicano va más allá de la friolenta masacre a las redes rivales y su indudable profesionalidad; sin duda, lo mejor que Benítez ha dejado a nuestro balompié ha sido el incomparable cariño y recuerdo por cada una de las personas que conoció.

Descanse en paz, Christian ‘Chucho’ Benítez.

      

Fuentes: Objetivo Estadio; Medio Tiempo.

VAVEL Logo