América y el proceso de una complicada transición
(Foto: Agencias)

América y el proceso de una complicada transición

Los azulcremas marchan como lideres generales y dividen a sus seguidores por el estilo de juego que practican.

titino-azulcrema
Alejandro Alfaro

América se tomará un respiro este fin de semana tras la ausencia de fútbol en la Liga MX y a un encuentro de llegar a la mitad del torneo, se puede hacer un análisis preliminar de la transición que los azulcremas han experimentado en estas siete jornadas del Apertura 2014.

Los números señalan a un equipo que de cierta manera ha dominado el torneo hasta hoy; líder general con 16 puntos, mejor ofensiva con 13 goles a favor, tercera mejor defensiva con 5 goles recibidos, 5 partidos ganados, un empate y una derrota. Son números que sin lugar a duda cualquier equipo de la liga desearía tener.

Sin embargo, tras estos números hay una serie de variables que vale la pena señalar, ya que dentro de este América existen opiniones divididas en torneo al funcionamiento que los dirigidos por Antonio Mohamed han exhibido en sus siete encuentros de liga y dos de Concacaf Liga de Campeones.

Hasta el torneo pasado, América mantenía un dibujo táctico fijo; el 5-3-2 era el esquema predominante en los partidos de los azulcremas, teniendo en las incorporaciones al frente de Paul Aguilar y Miguel Layún una constante en su forma de atacar. Aunado a esto, el peso de la generación de juego recaía en lo que pudiera hacer Rubens Sambueza, que era el jugador que aportaba esa chispa de desequilibrio para su equipo.

Para el inicio de este torneo, América empezó a trabajar con un 4-4-2, sistema que es más común en los equipos del ‘Turco’, buscando llegar al área rival de manera más elaborada y buscando una mayor participación de sus volantes, lo cual le ha quitado un poco de responsabilidades ofensivas a Paul Aguilar y Miguel Layún. De igual manera, se ha tratado de que en la generación de volumen ofensivo participen más elementos y no solo Sambueza, esto se ha visto con la participación de Michael Arroyo, que constantemente trata de aparecer por el costado izquierdo.

A pesar de que este segundo parado le ha sido redituable a Mohamed, el equipo ha mostrado carencias puntuales que en los últimos dos partidos han relucido. Primeramente, la falta de profundidad por la banda derecha, ya que habitualmente se ha colocado a Osvaldo Martínez por ese sector, sin embargo, el paraguayo tiende a hacer recorridos hacia el centro, con lo cual América pierde peligrosidad por ese costado, sumado a que las llegadas de Paul Aguilar ya no son tan frecuentes debido a que su labor defensiva no le permite ir en todo momento al ataque.

La segunda área de oportunidad que ha salido a relucir en América es la falta de un delantero que pueda acompañar a Oribe Peralta. Ante la salida de Raúl Jiménez, se tomó la decisión de que fuera Luis Gabriel Rey el que hiciera pareja con Peralta en la delantera, sin embargo, el ‘Canguro’ no se ha mostrado como el complemento ideal para ese puesto, ya que sus características le impiden ser ese segundo delantero que en Coapa hoy en día se requiere.

Rey puede aportar en retención de balón y presencia en el área, pero no suele moverse a las espaldas de los defensores y difícilmente se bota hacia los costados para recibir el balón y buscar acompañarse; además de que ha exhibido falta de contundencia en el partido ante Comunicaciones y el más reciente frente a Pumas.

Por otra parte, Martín Zúñiga tiene condiciones muy interesantes, se mueve más que Rey, pero podría parecer prematuro el darle la responsabilidad de los goles en América. Será importante que se le den minutos frecuentemente para que su desarrollo y adaptación se completen lo antes posible.

Mohamed ha intentado utilizar a Luis Ángel ‘Quick’ Mendoza como segundo delantero cuando lo envía de cambio a la cancha, pero ha sido evidente que este jugador no se adapta a la posición, además de que el momento individual que vive no es de lo mejor y suele verse poco participativo en los minutos que se le dan.

En el medio campo, Mohamed no ha terminado de definir los encargados de jugar en la media de contención; Jesús Molina pareciera ser uno de los inamovibles, pero las lesiones le han complicado un poco el panorama. José Daniel ‘Chepe’ Guerrero y Moisés Velasco han sido los otros dos jugadores que han rolado ese puesto y ninguno de los dos se ha quedado como titular.

El sector defensivo es la línea que más variaciones suele tener, ya que en el mismo partido puede de línea de cuatro a línea de cinco, dependiendo del momento del partido o de la percepción inicial del encuentro que tenga Mohamed. Por lo regular, Juan Carlos ‘Topo’ Valenzuela ha sido el encargado de tomar ese rol de tercer central, acompañando a Paolo Goltz y Pablo Aguilar.

En el papel, podría parecer una virtud el hecho de que América domine las dos formaciones, ya que esto le permitiría adaptarse a las distintas posibilidades que se puedan presentar durante los partidos, pero en realidad los azulcremas han mostrado las carencias ya mencionadas y esta pausa que se ha dado a raíz de la Fecha FIFA parece ser el momento ideal de replantear y corregir las fallas que América ha tenido de cara la segunda mitad de la fase regular del Apertura 2014, en donde deberán optimizar su rendimiento para que puedan mantenerse como uno de los mejores equipos del certamen.

VAVEL Logo
CHAT