Comienza la escasez de Pumas bicampeones
(Foto: ESPN)

El Parejita dejó de ser futbolista oficialmente esta semana. El ahora ex-jugador, fue pieza clave para el bicampeonato de Pumas conseguido en el Clausura y Apertura 2004.

J. Luis López se une a una lista de jugadores que, en su momento con el equipo universitario, fueron las estrellas que consiguieron los campeonatos más recordados por la afición de Pumas. Jugadores como Ailton Da Silva, Bruno Marioni y Francisco Fonseca pusieron punto final a sus carreras en situaciones complicadas, sin ser titulares, peleando el descenso o incluso con dificultades para alcanzar un equipo en donde jugar.

Algunos otros como lo son Leandro Augusto, Jaime Lozano y Sergio Bernal, lograron retirarse portando la playera de la UNAM. El experimentado guardameta fue, posiblemente, el único que se retiró por la puerta grande. L. AugustoJimmy Lozano no terminaron de la mejor manera con el equipo auriazul, saliendo de la institución por la poca actividad que tuvieron en sus últimos años.

Dos de las piezas más importantes de aquel equipo, Joaquín Beltrán y Joaquín del Olmo decidieron continuar en el mundo del fútbol, ahora, como parte del cuerpo técnico; Beltrán con Querétaro y del Olmo con los mismos Pumas pero sin obtener los resultados positivos que se esperaban.

Pero no todo es despedidas al fútbol, Gerardo Galindo, Fernando Espinosa e Ismael Íñiguez tratan de regresar al máximo circuito del fútbol mexicano en equipos del Ascenso MX. Israel Castro, líder en el mediocampo, cambio de playera dos veces, la primera para Cruz Azul y la segunda para Chivas, actual equipo de Castro. Gonzalo Pineda es el único que se encuentra activo en el extranjero, estando en las filas del equipo estadounidense Seattle Sounders. No todo se ve bien para alguno de estos jugadores, el tiempo corre y la edad termina pidiendo cuentas al cuerpo, por lo que buscarán acabar de la mejor manera posible sus etapas como futbolistas.

En aquel Pumas bicampeón existían jóvenes promesas que pasaron la mayor parte de los torneos en la banca, alguno de esos nombres eran Efraín Velarde, Marco Antonio Palacios y su hermano Alejandro Palacios, no fueron titulares ni jugadores clave para la obtención de ambos títulos; pero con el paso del tiempo se convertirían en inamovibles en el esquema del equipo. El Chispa llegó a ser capitán del equipo y fue indispensable para los campeonatos del 2009 contra Pachuca y del 2011 contra Morelia, actualmente el jugador mexicano empezará una nueva aventura con León. Pikolín Palacios se hizo con la titularidad en la central, a pesar de que en diversas ocasiones fue criticado, sobre todo por su carácter un tanto agresivo, el defensa nunca dejó de ser uno de los jugadores más regulares en la alineación.

Alejandro Pikolín Palacios y Darío Verón son los únicos dos jugadores que aún son parte del equipo de la UNAM desde aquellos, ya lejanos, torneos del 2004. El portero Palacios tomó la titularidad desde el momento del retiro de Sergio Bernal, ese puesto apenas fue puesto en peligro gracias a una fuerte lesión, lo que le dio la oportunidad a Alfredo Saldívar de pelear un puesto bajo los tres palos. Por su parte, Verón es ya un jugador histórico del club, actualmente es el capitán de los dirigidos por Guillermo Vázquez y el máximo líder en la defensa y del equipo en general.

Hugo Sánchez, director técnico en aquella época, después de salir de Pumas, el considerado mejor jugador mexicano de la historia, logró llegar a la dirección técnica del equipo español Almería en el 2008 e incluso dirigió a la Selección Mexicana, con ambas escuadras solo consiguió fracasos, siendo con el equipo de la máxima casa de estudios en México, donde obtuvo sus mejores resultados.

Ya son más de 10 años desde aquellas finales contra Chivas y Monterrey. Poco a poco, jugadores que regalaron alegrías a sus seguidores en Ciudad Universitaria empiezan a decir adiós al mundo del fútbol. Es responsabilidad de las nuevas generaciones regresar la mística y la grandeza que identifica a Pumas, y que hace de este equipo ser uno de los llamados Cuatro Grandes.

VAVEL Logo