Leyendas rojinegras: José Delgado
Jose "Pepe" Delgado | Foto: zorrosatlas.com

Leyendas rojinegras: José Delgado

José "Pepe" Delgado, formó parte de aquella gran generación de futbolistas conocida como los niños catedráticos, además es uno de los pocos jugadores que permaneció toda su carrera en el mismo club.

gabriel_urrea
Gabriel Urrea Sánchez

Páginas de historia se han escrito en los textos del Atlas, miles de jugadores han jugado para la institución. Más de algunos, merecedores de capítulos que relaten sus historias de hazaña en los escritos de los amigos del balón, mientras que otros ni siquiera deberían ser mencionados. Alguno de aquellos que podrían ser merecedores de esos capítulos, compartía la profesión con su hermano, portaba el número 11 y su posición era delantero centro. Su nombre, José Delgado.

Pepe Delgado, como lo conocían la mayoría, militó en las filas de los zorros desde 1965 hasta 1979.

A principio de los 60's, el proyecto a futuro de la institución rojinegra consistía en jugar solo con jugadores surgidos de las fuerzas básicas que hayan pasado por todo el proceso de formación y debutarlos antes de los 18 años. El mayor de los hermanos Delgado, fue el prototipo de esa primera generación de jóvenes promesas. Bajo las órdenes del entrenador argentino Javier Novello, a la edad de 17 años, el atacante hacía su presentación en el torneo de Copa, cuando enfrentaban al Tampico Madero. Cuatro goles marcó esa noche, el debut soñado.

Poco tiempo necesitó el Atlas para probar los aciertos por parte de su directiva. En su primera temporada (65-66) estuvieron a solo un partido de coronarse. El Atlas se encontraba empatado en puntos con el América a falta de una fecha por jugarse. Sin embargo los rojinegros perdieron en su visita al Atlante, mientras que el cuadro de Copa ganó su partido en el puerto jarocho. A pesar de el subcampeonato, el atrevimiento de los jugadores y el estilo de juego que mostraron a lo largo del campeonato maravilló a propios y extraños, de manera que se les denominó como los niños catedráticos

Al año siguiente, el equipo se reivindicaría ganando el título copero (66-67) y daba razón al sobrenombre que se les dio. Jugadores de la talla de José Luis 'Pillo' Herrera y Guillermo 'Pititos' Torres destacaban en el plantel, sin embargo, ninguno acaparó los reflectores como José Delgado, figura y goleador de aquel equipo.

Sin embargo, la directiva se olvidó de aquello que les dio buenos resultados y el nivel de juego bajó para la temporada (67-68). Empezaron a despedir y contratar jugadores que iban y venían, pero la solución nunca llegó. La única constante en las filas rojinegras de aquellos años de sufrimiento y desesperación, es ahora uno de los ídolos para la afición rojinegra. 

A pesar de haber vivido dos descensos (70-71, 77-78), Pepe Delgado jamás dejó a los zorros y ascendió con ellos en ambas ocasiones. En una década donde el club vivió sus peores épocas, era él quien mostraba ese amor por la camiseta y alentaba a sus compañeros a hacer lo mismo.

En el último partido de la temporada 79-80, Delgado colgó los botines como futbolista, pero permaneció en la institución como entrenador de fuerzas básicas. Cuando era requerido y el equipo estaba en apuros, fungía como bombero en la dirección técnica del primer plantel, más nunca se le dio la oportunidad de armar uno.

Alguna vez comentó en una entrevista: "Una vez me tocó iniciar, pero para armar el equipo más bien son los directivos los que hacen las contrataciones, me acuerdo que en ese tiempo jugaba un lateral, el "Turbo" Muñoz, a mí me interesaba que viniera, pero me dijeron que qué bueno que me interesaba pero nunca ni siquiera hicieron el intento de comprarlo".

Durante 35 años permaneció en la institución, siendo su época de futbolista, la más recordada. Un aficionado a los zorros, un histórico del club, José Delgado, es una leyenda rojinegra.

VAVEL Logo