Un siglo de pasión

Un siglo de pasión

A ti, América, sólo hay que darte las gracias.

fernanda-gonzalez
Fernanda González

Americanista, déjame decirte algo... Es 12 de octubre, hoy cumples cien años. Eres afortunado porque eres parte de la historia del club más grande de México, del más ganador, más querido, más odiado, más polémico; simplemente, del más importante.

Al América lo amas o lo odias, te llenas de orgullo al verlo ganar o te inunda el coraje, todo o nada. Así son las cosas en Coapa, no existen medias tintas. Cien años después de la fusión de los equipos Récord y Colón y de que Pedro ‘Cheto’ Quintanilla propuso el nombre del equipo por el descubrimiento del “nuevo mundo”, sólo queda decir gracias.

"El América representa todo. Mi vida, un sentimiento, mi familia", cuánta razón tiene el 'Maestro' Reinoso al referirse al club como "todo". No hay institución que, por muy grande que se quiera nombrar, provoque lo que el de Coapa. No existe sensación que se asimile al escuchar el grito de gol de un Estadio Azteca lleno y nadie puede negar que cada aspecto relacionado con América es único.

Tú, aficionado azulcrema, que estuviste cuando el equipo sufrió sequías de títulos y cambios en el banquillo porque los resultados no llegaban, puedes explicar el significado de "en las buenas y en las malas"; has sufrido burlas en las derrotas, pero la revancha siempre ha llegado.

Jornada a jornada, en el Coloso de Santa Úrsula se observan familias enteras vestidas de amarillo, amor y amistades nacen en las tribunas. Fuera del estadio, el americanismo no desaparece; es un estilo de vida.

Después de conseguir el onceavo título, David Faitelson preguntaba: “¿De qué estás hecho, América?”. Bueno, espero responderle… América está hecho de los 37 títulos oficiales, de los 192 goles de Luis Roberto Alves, de los 711 partidos de Cristóbal Ortega, de la determinación de Zelada para detener el penal de Cisneros, de la intensidad de las ‘Águilas Africanas’ de Leo Beenhakker, de la 'Cuauhteminha', de los festejos del 'Piojo', de la presión que implica jugar en una institución donde la playera pesa, de las remontadas cuando todo parece perdido, de la afición que nunca deja de alentar; América es esto y mucho más.

VAVEL Logo