Atlas se lleva el Clásico Tapatío de Leyendas
(Foto: Gustavo Gómez / VAVEL)

Las leyendas del fútbol tapatío se hicieron presentes la noche del sábado en el Monumental Estadio Jalisco, recordando épocas de 80’s, 90’ y del nuevo milenio. Los Rojinegros del Atlas y las Chivas de Guadalajara se reencontraron una vez más, en el tan popular ‘Clásico Tapatío’, donde figuras hicieron vibrar y recordar grandes momentos a los aficionados.

Los más ovacionados y abucheados, de acuerdo a la camiseta que vestían, fueron el ‘Bofo’ Bautista, Reynoso, Benjamín Galindo y Ramón Ramírez, por el lado del Rebaño Sagrado. Mientras que de los Rojinegros fueron Daniel Osorno, Robert de Pinho, Matías Vuoso y Leandro Cufré.

Como tradicional juego dominical de veteranos, el partido mostró destellos de calidad técnica, poca o nula velocidad, y hasta momentos graciosos como caídas o tiros lamentables. Pero la calidad, de sobra de algunos exjugadores, hicieron que más de uno se pusiera de pie o aplaudirá la jugada.

Al principio, el partido estuvo parejo, midiendo fuerzas y controlando el partido, de a poco el conjunto rojinegro fue ganando terreno y control en medio campo, el partido se moría del aburrimiento, hasta que una jugada, dónde Roberto Solano pateó al ‘Venado’ Medina, lo que generó un pequeño conato de bronca, con empujones, reclamos y jaloneos. Solano fue amonestado.

Los minutos avanzaron sin mucho peligro, pero los acercamientos de Atlas a la portería rival aumentaban, así como las jugadas a balón parado, y precisamente un tiro libre poco antes de concluir el primer tiempo abrió el marcador, cuando Sergio Amaury Ponce cobró magistralmente para incrustar el balón en el ángulo de la meta de Sedano.

Ya en la parte complementaria, Atlas, con la ventaja a su favor, se resguardó en el fondo y buscó controlar el partido con balón, además de que el ataque de Chivas mejoró con nuevos elementos en la cancha, como la entrada del ‘Maestro’ Galindo.

Sin embargo, Atlas volvió a marcar con un gol de Robert de Pinho, quien dentro del área, con una media vuelta, hizo el segundo del juego, provocando la locura en las gradas.

Al final, Chivas tuvo en sus manos la posibilidad de marcar, pero entre débiles disparos y caídas no lograron anotar, sólo un tiro al poste fue lo que se acercó al gol.

Con esto concluyó el partido, saliendo victorioso el conjunto rojinegro, 2 goles a 0. Los jugadores, llenos de júbilo, se entregaron a la gente, dando autógrafos, fotos y saludos. 

VAVEL Logo