El francés que está quedando a deber

Desde que llegó Jérémy Ménez a Coapa, no ha sido el jugador determinante que espera la afición.

El francés que está quedando a deber
Foto: Carlos Ruiz | VAVEL

América necesitaba un jugador de renombre y para el Clausura 2018, el elemento que necesitaba llegó desde Turquía con el cartel de estrella. Es cierto que apenas está llegando a su 100%, pero aún así, a este tipo de jugadores se les exige desde el día uno y Jérémy no ha dado todo lo que se espera de él. Su calidad no está en duda, pero en el poco tiempo que lleva en el América, sólo deja destellos de su calidad.

Hace unos días, el francés sufrió una lesión que lo dejaría fuera de las canchas de 2 a 3 semanas. Toda la afición americanista espera que después de su lesión se pueda desempeñar de mejor manera en la cancha y que sea un jugador importante. 

Hay que resaltar que cuando Jérémy quiere acelerar es muy complicado de parar; tiene una conducción perfecta, lleva el balón pegado al pie dando muestra de su calidad, tiene una visión que muy pocos jugadores de la Liga MX poseen. Es un gran jugador, de eso no hay duda, pero su paso por el Antalyaspor parece haberle afectado más que beneficiado, se podría decir que estuvo prácticamente parado, y esto a cualquier jugador le afecta, sin embargo, Ménez es un jugador diferente y en cuanto tome su nivel, puede ser ese jugador diferente que toda la liga espera. 

Jérémy ha disputado 9 juegos con las Águilas, 6 como titular aportando al equipo con dos goles (uno desde los once pasos). Tiene 59 balones recuperados, 339 contactos con el balón, un 76.2% de efectividad en los pases así como 208 pases completados, también ha dado 2 asistencias. Tiene solo 4 remates a portería y una distancia de 51.7 km recorridos en el torneo con un promedio de 8.6 km por partido, números bastante pobres para un jugador de la calidad del galo. Se sigue esperando mucho más de Jérémy Ménez, América necesita que su jugador estrella llegue en plena forma para el cierre del torneo y la liguilla.

En un club como el América se tiene que pelear por todos los títulos que disputes y Ménez es consciente de ello y quiere ganarlo todo; ser el líder del equipo más grande del país, el que más exigencia tiene.

La afición está ilusionada con la escuadra y más con el francés, fue ese fichaje “bomba” que todos querían, y tiene que demostrar toda la calidad que tiene, que es ese jugador diferente que viene a darle un salto de calidad al equipo.