El jugador africano que no ha despuntado en Pachuca
Fotografía: vancouversouthsiders

El jugador africano que no ha despuntado en Pachuca

Hace 22 años en un pueblito de Gambia, daba sus primeras patadas cierto niño con destreza para el futbol. Kekuta Manneh, habilidoso, pero inconstante futbolista que migró a Pachuca con un montón de ilusiones que se están convirtiendo en frustraciones tanto para afición, jugador e institución.

hector-pe
Hèctor Gómez

Pachuca que se distingue por seguir innovando en la Liga MX, ya trajeron a un asiático y ahora cuenta en sus filas con africano llamado Kekuta Manneh. Un jugador ágil, veloz y muy desequilibrante proveniente de la MLS, con apenas 22 añitos, joven que le ha costado adaptarse a nuestra liga, nuestra cultura, nuestro país.

¿Sabían que? Se le reconoció la gran temporada que tuvo en 2013 al representar a la Conferencia Oeste dentro del equipo de la MLS y fue el mejor jugador de la Jornada 33 ese mismo año. El buen Kekuta es un jugador proveniente de Bakau, Gambia, un país de África Occidental. Llegó a los Estados Unidos en 2013 para Vancouver Whitecaps. Tras tres años establecido, en 2016 decidió adquirir la nacionalidad estadounidense. Si todo sale bien, hasta la mexicana puede conseguir, es musulmán, un religión difícil de profesar en nuestras tierras. Está la creencia de que ha seguido los decretos islámicos al pie de la letra en base al Ramadán.

Si bien ni Gambia ni E.U.A. irá al mundial, Kekuta se declinó y confesó querer jugar para los Estados Unidos. En 2016 al mismo tiempo de adquirir su gentilicio, Bruce Arena lo convocó al seleccionado norteamericano. En el FIFA 18 aparece con ni más ni menos que 94 en ritmo, que lo posiciona como uno de los 20 más rápidos. Puede trabajar de mediocampista y extremo por izquierda. Posee un drible y ritmo bastante discreto.

Suena a un gran refuerzo, sin embargo los resultados no han acompañado con la expectativa creada por este jugador, una de las causas son los malos resultados y lo difícil que debe ser cambiar a otra nación, que hablan otro idioma, tener 22 años, y tener que acostumbrarte a una de las culturas más peculiares del orbe. Pachuca tendría que darle al menos un par de torneos más para explotar lo que seguramente detonará en el futuro.

VAVEL Logo