Del tintero a la Franja: Los Ingenuos
Foto: @DonKbitos

Del tintero a la Franja: Los Ingenuos

Imaginan, lloran y, muy de vez en cuando, ríen. Pero por encima de todo, creen. Es su actividad favorita.

miguelcaballero
Miguel Caballero

En los estadios de futbol se enfrentan dos clases de individuos, los cuales, a pesar de tener ciertas cosas en común, son completamente diferentes: los Confundidos y los Ingenuos. 

Los Confundidos se dividen en tres tipos: los que ordenan, los que dirigen y los que juegan.

Los que ordenan lo hacen desde un lugar lo más distante posible de cualquier ruido, consejo o reclamo. Hablan mucho, escuchan poco y, cuando conviene, aparecen (aunque sea para negarlo todo). Algunos de ellos, ordenan en serio; otros, sólo disimulan.

Los que juegan, aunque no tienen otra cosa más que hacer, a veces lo hacen bien y otras no tanto. Cabe aclarar, a pesar que a veces piensan y actúan como si así fuera, ninguno de ellos lo hace gratis. Y sí, también los hay de los que valen la pena.

Los que dirigen son los que más jodido lo tienen de los tres: dependen de los humores de los que ordenan y -por encima de todo- de los que juegan, para sobrevivir. Y aunque hay días que son tratados como héroes, saben que están destinados a ser los enemigos. 

Del otro lado, están los Ingenuos.

Los Ingenuos hacen muchas cosas: se pintan la cara de un color en específico; uno que habitualmente combina con el de la playera.

Los Ingenuos cantan sin cesar la misma canción, mientras ondean banderas y se amarran la bufanda al cuello.

Los Ingenuos se angustian, se deshacen los dedos a chasquidos y se comen las uñas. También murmuran y observan; y vuelven a murmurar.

Los Ingenuos imaginan, lloran y, muy de vez en cuando, ríen.

Pero por encima de todo, los Ingenuos creen. Es su actividad favorita.  

Creen y creen mucho. Creen en los que ordenan y –sobre todo- creen en los que juegan; y también, por inverosímil que parezca, creen que saben más que los que dirigen.

Los Ingenuos creen porque lo ignoran todo. O casi todo.

A diferencia de los otros, los Ingenuos saben lo más importante: que al estadio se va, única y exclusivamente, por la camiseta.

Nos leemos la siguiente semana. Y recuerden: la intención sólo la conoce el jugador.

VAVEL Logo