En inoperante juego, Puebla derrota al Atlas
(Foto: Club Puebla)

En un partido horrible, Puebla le ganó 1 gol a 0 al Atlas, con la solitaria anotación del ‘Polaco’ Menéndez a los 32 minutos. Antes hubo poco, después del gol casi nada, más que mucho antifutbol de la visita, feo juego de ambos, y el público se encendió con gritos en contra de Nicolás Vikonis.

Desde el comienzo del partido, Atlas tomó la iniciativa del juego, se adueñó de la posesión del esférico, pero no logró inquietar la defensa poblana, salvo un par de aproximaciones por el costado derecho de Mauricio Cuero, pero el colombiano falló en sus centros o en la conducción de balón.

Hasta el minuto 15, el propio Cuero logró mandar un buen centro a la cabeza de Jeraldino, qué vio ahogado su grito de gol, por una extraña atajada de Vikonis. Por su parte, Puebla se tomó todo el tiempo necesario para enfriar el juego y mantener el cero en su portería.

Por increíble que parezca, Puebla anotó primero, tras jugada colectiva por banda derecha que finalizó con un centro por la línea final de Osvaldo Martínez para que el ‘Polaco’ Menéndez rematara con la nuca, con un movimiento poco ortodoxo. Así la visita se adelantó al minuto 32, sin mucho esfuerzo logró anotar.

Hasta el minuto 36, Atlas volvió a tocar la puerta rival, nuevamente un centro a profundidad de Cuero, para el más pequeño; Luciano Acosta, quién remató apenas encima del marco poblano. Después nada. Ninguno de los equipos logró generar una llegada con peligro de gol. Así terminó el primer tiempo, con la ventaja para la visita.

Tras el comienzo del segundo tiempo, el partido se moría, aburrimiento y poca propuesta de ambos equipos. Hasta que al minuto 59, el árbitro Adonaí Escobedo detuvo el encuentro por el famoso grito homofóbico de la afición rojinegra al portero visitante.

Al 61’, Puebla se quedó con uno menos, tras la doble amonestación de su capitán Pablo González. Al 62’ se volvió a suspender el juego por gritos ofensivos. Pero los equipos se fueron a sus bancas por más tiempo, casi 5 minutos. Luego de la reanudación del juego, volvió lo mismo, un Atlas con el balón, pero sin ideas.

Ya en el 89’, Puebla pudo incrementar su ventaja con un tiro libre cobrado por Daniel Arreola, pero el manotazo salvador de Camilo Vargas, lo mandó a tiro de esquina. Se agregaron 10 minutos más, pero los Zorros no lograron inquietar el arco de Puebla, que cada que podían perdían más tiempo. Así se acabó el juego con victoria camotera.

VAVEL Logo