En Toronto las estrellas brillaron por su ausencia

Indiana Pacers venció a Toronto Raptors por 100-90 en el primer juego de la serie. Paul George fue la gran figura con 33 puntos, 4 rebotes y 6 asistencias, acompañado de una gran defensa. Por el lado de los canadienses, el argentino Luis Scola jugó 14 minutos con 4 puntos, 6 rebotes y 1 asistencia en sus estadísticas.

En Toronto las estrellas brillaron por su ausencia
Foto: NBA
Toronto Raptors
90 100
Indiana Pacers

Nuevamente Toronto arranca con el pie izquierdo los playoffs, como cada vez que los disputó, nunca pudo ganar el partido inicial con una foja de 0-8. Indiana se llevó un triunfo esperanzador en una serie donde Toronto aún corre como favorito.

En el comienzo del partido, Dwane Casey movió las piezas respecto a la temporada regular, poniendo a el rookie Norman Powell como escolta y relegando a DeMar DeRozan en la posición de alero para emparejarlo con Paul George. El cambio de posición no le vino nada bien a DeRozan, ya que 'PG' pudo borrarlo del partido con una defensa casi perfecta.

Sin un Kyle Lowry encendido y con un DeRozan absolutamente dominado, Jonas Valanciunas sacó a relucir sus virtudes en la pintura, dominando todos los rebotes defensivos de su equipo y liderando la ofensiva de su equipo, para que estos finalizaran el primer corto con ventaja de cinco puntos (24-19). El lituano finalizó el primer cuarto con 8 puntos y 9 recuperos.

Iniciado el segundo período, Raptors y Pacers les dieron minutos a sus suplentes, donde Toronto pudo aprovechar gracias a los buenos pasajes de Cory Joseph, Bismack Biyombo y Patrick Patterson. No obstante, Indiana cerró la primera mitad con unos inspirados Monta Ellis y Rodney Stuckey, para ir al descanso largo con desventaja de apenas dos puntos (45-43).

PAUL GEORGE FUE LA CLAVE

En el inicio de las acciones, Paul George tomó el mando por completo. El alero estrella de Indiana anotó nada menos que 16 puntos con 6 anotaciones en 7 intentos, anulando nuevamente a DeRozan y a quien se le ponga en frente con una defensa de alto vuelo. Mientras en Toronto, las estrella brillaban por su ausencia y los suplentes dieron la cara con algunas apariciones positivas de, por ejemplo, DeMarre Carroll. El local terminó el tercer período con un flojo nivel y con desventaja de dos puntos (69-67).

En el cuarto final, los Raptors no pudieron hacer pie en el marcador. Paul George siguió encendido, haciendo desaparecer a las estrellas y anotando a placer ante un desconocido Toronto que no demostraba en absoluto su nivel de Temporada regular. Luego de un pasaje final con ventajas de 5, 6, 8 y hasta diez puntos, Indiana sentenció la historia con un contundente 100-90 que lo tranquiliza y le prohibe a Toronto aprovechar la ventaja de local.

Raptors y Pacers jugarán el segundo partido este lunes a las 20:00hs.