La pizarra de Flores: individualidades sí, equipo no
La pizarra de Flores: individualidades sí, equipo no

En las últimas dos décadas, Vélez puso su sello indeleble en la historia grande del fútbol argentino al conquistar las Copas Libertadores e Intercontinental de 1994, así como la conquistas de la Supercopa, la Recopa y la Interamericana. Después no volvió a ser protagonista en certámenes coperos, pero sí en los torneos de Primera División.

No obstante, quedó lejana aquella última alegría en el Inicial 2012 y en este Torneo de Transición, el elenco del Turu Flores finalizó 11°, con 25 puntos, a 16 del campeón, Racing. Algo sumamente extraño para lo que se acostumbraba del Fortín.

A continuación, el análisis línea por línea del equipo de Liniers:

Arqueros

Sebastián Sosa atajó los 19 encuentros del campeonato, recibiendo 22 goles en su valla. Lo curioso es que en los primeros cuatro partidos sólo había sido vencido una vez (en la victoria 2-1 ante Arsenal), pero después la floja respuesta de la defensa lo expuso, sobre todo ante Boca (1-3) y Estudiantes (2-3), aunque también tuvo responsabilidad en la caída frente al colista Quilmes (1-2) y la peor derrota del campeonato, frente a Godoy Cruz en el Amalfitani (1-4).

El guardameta uruguayo, sin embargo, se convirtió en un líder del equipo y reflejo a seguir para los jóvenes arqueros canteranos que esperan su chance, como Alan Aguerre o Gonzalo Yordan.

Fútbol.uy

Defensa

El Fortín cuenta con una línea de fondo realmente formidable, con tres verdaderos referentes como Emiliano Papa, Fabián Cubero y Sebastián Domínguez, más algún juvenil ocupando la vacante en la zaga central como Facundo Cardozo (12 PJ), Matías Pérez Acuña (11 PJ) y en menor medida Fausto Grillo (4 PJ) y Emiliano Amor (2 PJ).

La mixtura de experiencia y juventud no resultó, al menos en este campeonato, le faltó solidez sobre todo porque de los 22 goles recibidos en el certamen, 15 fueron de jugada, lo que evidenció la permanente pérdida de pelota en la salida y quedar mal parados en los contragolpes del rival.

La defensa aportó dos goles; uno de Cubero y otro de Desábato, aunque éste último también convirtió pero en contra en la derrota ante San Lorenzo (0-2) en la última fecha.

Mediocampo

Esta línea fue una de las más regulares, con jugadores de buena técnica como Lucas Romero, Leandro Rolón, Leandro Desábato y Ariel Cabral, más la entrada de Yamil Asad para oxigenar el medio y la parte ofensiva de Jorge Correa, que tan sólo pudo jugar nueve partidos y su ausencia se notó.

El contar con jugadores jóvenes le dio frescura al medio, donde se origina el juego y donde se auxilia en la marca a la defensa y los volantes ayudan a los hombres de punta a encontrar espacios. Hubo cuatro goles de los mediocampistas: uno de Romero, uno de Correa, uno de Brian Ferreira y el restante de Rolón.

En caso que Vélez venda a Romero, se perderá el eje del medio y su destreza para recuperar que resultaron vitales para el equipo, Sin embargo, detrás de él hay una camada de juvelies que piden un lugar (Sebastián Martelli, Tiago Flores, Lucio Compagnucci).

Delanteros

Los goles a favor del Fortín (21) se resumen en un solo nombre, que le aportó más al equipo que el equipo a él: Lucas Pratto, uno de los delanteros más rendidores del fútbol argentino, que con 11 conquistas fue uno de los máximos artilleros del Transición. El Oso mostró su mejor versión en las primeras fechas (por ejemplo, en el 4-0 a Independiente donde metió doblete), pero a lo largo del campeonato siguió aportando su cuota de gol, y ahora emigró a Atlético Mineiro de Brasil.

El jugador que llegó para reemplazar a Mauro Zárate no estuvo en su mejor versión: Milton Caraglio, que jugó los 19 partidos y sólo convirtió en dos oportunidades, a Tigre (1-0) y River (1-1). Poco para un delantero que tuvo mucho rodaje, pero que tendrá revancha el año que viene de mejorar su performance.

Asimismo, aportó un tanto Ramiro Cáseres, un atacante siempre rendidor que espera tener una chance en el Vélez 2015.

Goal

En Liniers aún no saben si jugarán la Copa Libertadores 2015 (para eso, deberán vencer a Boca en el polémico desempate), pero la imagen dejada el torneo pasado no fue la mejor, a tal punto que tuvo que dejar el cargo José Flores, un ídolo de la institución. Ahora, con Miguel Ángel Russo al frente, con esta base, habrá que perfeccionar a los chicos y combinarlos con los experimentados para dejar en el olvido el Torneo de Transición.

Además te puede interesar:

+ Vélez Sarsfield 2014: dejar atrás un año complicado

+ Torneo Final 2014: sexto puesto no merecido

+ Torneo de Transición 2014: defectos en la campaña

+ Pasado pisado, dejando atrás las Flores

+ Entrevista. Lucas Romero en VAVEL: "Vélez está obligado a pelear campeonatos"

VAVEL Logo