De la mano de Ramón y Cavegol
El equipo que saltó a la cancha en la goleada al Bicho (Foto: Olé).

El título número 30. Inolvidable por donde se lo mire. River Plate, tras dos subcampeonatos en el 2001 (ambos perdidos sobre el final, primero contra San Lorenzo y luego, ante Racing), llegaba a la treintena de vueltas olímpicas en el Profesionalismo en el fútbol argentino. Un verdadero equipazo, con jugadores consagrados y juveniles que empezaban a mostrar sus dotes de cracks. Un equipo con el sello de Ramón Díaz, que volvía al Millonario para ser campeón, y así se despidió tras la última fecha del campeonato con coronación.

El 12 de mayo de 2002, por la 18° fecha del Clausura ´02, River derrotaba 5-1 Argentinos Juniors en el Monumental. La Banda tenía que ganar para consagrarse, mientras acechaba Gimnasia LP desde abajo. El Bicho, ya descendido a la B Nacional, ganaba 1-0, con gol de Leonardo Pisculichi, el mismo que hoy juega en River. Pero rápidamente, el dueño de casa revirtió la historia y llegó el festival de goles: Cuchu Cambiasso, Chori Domínguez y triplete del Torito Cavenaghi, para redondear el 5-1 final y la fiesta en Núñez. River campeón.

Un campeón de punta a punta. En números, en 19 partidos jugados, obtuvo 43 puntos, fruto de 13 victorias, cuatro empates y sólo dos derrotas. 39 goles a favor y sólo 13 en contra (mejor ataque y mejor defensa del certamen). Fernando Cavenaghi, el máximo artillero del campeonato, con 15 tantos. Fue apogeo del Torito y de varios chicos, entre ellos Germán Lux, Martín Demichelis, Andrés D´Alessandro (que está en su segunda etapa en el Millo) y Alejandro Domínguez, entre otros. Comandados por experimentados como el Burrito Ortega, el Chacho Coudet y Cuchu Cambiasso.

Hubo dos partidos que fueron claves en éste título: la goleada 3-0 a Boca en La Bombonera, un día de lluvia torrencial (goles de Cambiasso, Coudet y la vaselina de Ricardo Rojas), y el triunfo agónico ante Racing en el Monumental, en el cual el arquero Ángel Comizzo fue expulsado, Ramón ya no tenía más cambios, atajó Demichelis en un tiro libre para la Academia, que pegó en la barrera y en la contra, Nelson Cuevas marcó el gol del triunfo, que fue determinante.

Tras el título, antes del Mundial de Corea-Japón, se despidió Ramón Díaz, que curiosamente vivió un episodio similar en su último regreso, en 2014: River derrotaba a Argentinos, también sentenciado al descenso (2-0 en La Paternal) y posteriormente se consagró campeón del Final ´14, en la antesala de otra Copa del Mundo (en Brasil), y partida como ganador por sus discrepancias con la dirigencia de Rodolfo D´Onofrio, como en 2002, cuando el mandamás era José María Aguilar. De todos modos, nada empañó ese título, el número 30, hace 14 años.

VAVEL Logo